Interés Humano

Este es el plan de desconfinamiento que implementará Italia a partir del 4 de mayo

Escuelas permanecerán cerradas hasta setiembre; trabajadores del sector manufacturero y de la construcción pudieron reanudar este lunes sus actividades

Roma. El gobierno italiano presentó el programa para el desconfinamiento gradual del país a partir del 4 de mayo, tras un bloqueo de casi dos meses para frenar la propagación del coronavirus.

Los trabajadores del sector manufacturero y de la construcción pudieron reanudar este lunes sus actividades, mientras que otros sectores cumplirán un calendario específico entre mayo y junio.

Las escuelas permanecerán cerradas hasta setiembre, según decidió el gobierno junto con un grupo de expertos, los cuales advirtieron que en caso de que aumente de nuevo la curva de contagio del virus, que ha causado unas 27.000 muertes, se verán obligados de nuevo a imponer drásticas medidas.

"Si amas a Italia debes evitar el riesgo de propagar la infección: debes respetar la distancia de seguridad", aseguró el domingo por la noche el primer ministro, Giuseppe Conte, al recomendar el uso de mascarillas inclusive en reuniones con familiares.

"Los científicos y expertos nos dicen que al menos 1 de cada 4 contagios se registran en relaciones familiares", precisó.

La mascarilla será obligatoria en los medios de transporte público y su precio ha sido fijado en 50 centavos de euro por unidad. Además de las mascarillas quirúrgicas también se pueden usar mascarillas de tela hechas en casa con la condición de que cubran la nariz y la boca.

Los italianos podrán desplazarse para visitar a familiares que se encuentran en otras regiones, respetando las medidas de protección, sobre todo si se trata de ancianos.

Sin embargo, no podrán realizar fiestas ni reuniones familiares con más de 15 personas, las cuales están prohibidas.

Para desplazarse a otra región deben presentar una declaración que indique el lugar y el motivo de su viaje.

"Está prohibido mudarse a otras regiones, excepto por razones de trabajo, situaciones de necesidad o de salud", explicó.

Las personas con síntomas de coronavirus, entre ellos problemas respiratorios o fiebre por encima de 37,5 °C, deben quedarse en casa e informar de su estado al médico del servicio social.

Las misas siguen prohibidas, pero los funerales celebrados en un cementerio al aire libre y con un máximo de 15 personas, han sido autorizados.

Los parques y jardines públicos reabrirán sus puertas, pero no se podrán organizar actividades sociales. Los alcaldes pueden ordenar el cierre o limitar el acceso si se violan las reglas de distanciamiento social.

Se autorizó la actividad al aire libre, incluso lejos de casa, respetando una distancia de dos metros entre las personas para una actividad deportiva, y de al menos un metro si se trata de un paseo.

Los atletas profesionales que practican disciplinas individuales podrán volver a entrenar siempre y cuando respeten la distancia de seguridad y a puerta cerrada.

Para los deportes de equipo será necesario esperar hasta el 18 de mayo. Los equipos de fútbol pueden reanudar los entrenamientos, pero el destino del campeonato de fútbol italiano sigue siendo incierto.

Las tiendas y el comercio minorista podrán abrir a partir del 18 de mayo, el mismo día en que los museos y las exposiciones podrán abrir sus puertas al público.

Bares y restaurantes podrán funcionar pero solo para preparar comida para consumir en la propia casa o en los lugares de trabajo, aunque el gobierno espera que el 1.° de junio se puedan abrir cafeterías, restaurantes, peluquerías y centros de masajes.

"No queremos colas ni manifestaciones frente a bares y restaurantes", explicó Conte.

Los alumnos no volverán a las aulas de los colegios antes de septiembre. “Los riesgos de contagio en las escuelas es alto (...) La salud de nuestros hijos está en juego”, explicó el primer ministro. Sin embargo, los estudiantes de secundaria de último año podrán presentarse al tradicional examen de bachillerato oral en clase, y no a distancia como se pensaba.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.