Ana Yancy Flores. 27 enero
El domingo 27 de enero, el Papa Francisco emprendió su regreso al Vaticano, tras participar en la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Panamá. Foto: Avianca
El domingo 27 de enero, el Papa Francisco emprendió su regreso al Vaticano, tras participar en la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Panamá. Foto: Avianca

Ni grandes atenciones ni fastuosas cenas. Fiel a su consigna de austeridad, el papa Francisco es un viajero que disfruta de la sencillez. No pide un asiento especial en los aviones o una silla más cómoda. Ni siquiera una cobija, según Lina Monsalve, jefa de cabina de la aerolínea Avianca, aerolínea que se encarga de llevarlo desde Panamá a Roma en un vuelo de 10 horas.

En setiembre del 2017 esta misma empresa transportó al Papa durante un vuelo de regreso de Cartagena de Indias, en Colombia, hacia Roma, trayecto durante el cual los miembros de la tripulación dieron fe de su sencillez.

Este domingo 27 de enero, al ser las 6:26 p. m. (5:26 p. m. hora de Costa Rica), Francisco se despidió de Centroamérica, tras participar durante cuatro días en la Jornada Mundial de la Juventud en Panamá.

En esta ocasión, tanto Monsalve como otros 10 miembros de la tripulación son los encargados de atenderlo en esta travesía que los hará llegar al mediodía del lunes en Italia.

El líder de la Iglesia católica recibe un menú que no escapa de lo normal: podrá escoger entre filete de corvina, solomillo de ternera o, bien, pechuga de pollo a la parilla y una barra de ensalada sencilla, pero variada en vegetales.

Queso, frutas frescas y un postres (tres leches y helado) también son parte de las opciones tras la cena, informó Avianca.

Para el lunes, un omelette, queso, jamón, ensalada de frutas y un parffait acompañarán su desayuno a bordo.

Estos son los tripulantes que atienden al Papa en su viaje entre Ciudad de Panamá y Roma. Foto cortesía de Avianca
Estos son los tripulantes que atienden al Papa en su viaje entre Ciudad de Panamá y Roma. Foto cortesía de Avianca

Se espera que el Papa llegue a eso de las 11:50 a. m. (hora de Roma) al aeropuerto de Ciampino, ubicado en el municipio italiano del mismo nombre, perteneciente a la provincia de Roma, y situado a unos 30 minutos del Vaticano.

Tras su llegada al Vaticano, el Papa se preparará para su próximo viaje hacia Abu Dabi, previsto para el próximo fin de semana, según la agencia de noticias AFP. Se trata del primer periplo que emprende un papa en la Península Arábiga.