Melanie Méndez. 5 enero
Una vista aérea tomada con un avión teledirigido muestra a los visitantes recorriendo coloridas estructuras, que representan a sitios icónicos alrededor del mundo, hechas de bloques de hielo. AP
Una vista aérea tomada con un avión teledirigido muestra a los visitantes recorriendo coloridas estructuras, que representan a sitios icónicos alrededor del mundo, hechas de bloques de hielo. AP

Todos los años, la época de invierno más fría en Harbin, Heilongjiang, China, se ilumina y vuelve a la vida con el Festival Internacional de Esculturas de Hielo y Nieve. Uno de los eventos turísticos más importantes del mundo desarrollado en bajas temperaturas.

La exposición está compuesta por tres parques temáticos: el Harbin Ice and Snow World, donde se celebran la mayoría de espectáculos y actividades y se encuentran iluminadas varias estructuras elaboradas con hielo; el Sun Island International Snow Sculpture Art Expo, un parque temático con esculturas de nieve y el Zhaolin Park Ice Lantern Fair, un parque temático con linternas de hielo.

Además, el festival cuenta con diversas actividades para entretener a los visitantes como un carnaval de hielo y nieve, competiciones internacionales de esculturas de hielo, toboganes, trineos, partidos de hockey, fútbol de hielo, patinaje de velocidad, esquí de fondo y competiciones de esquí alpino.

Pese al frío ambiente que se experimenta en estos meses en Harbin, este espectacular evento atrae cada año a millones de turistas. Para el 2018 se contabilizó la visita de más de 1,4 millones de personas.

Se espera que para este año las temperaturas máximas oscilen entre 12° y -4° grados Celsius y las mínimas estén entre -14° y -22° grados Celsius.

Este año el festival abarca una superficie de más de 600.000 metros cuadrados. AP
Este año el festival abarca una superficie de más de 600.000 metros cuadrados. AP
La inaguración del festival se llevó a cabo este 5 de enero y se mantendrá abierto al público hasta finales de febrero. AP
La inaguración del festival se llevó a cabo este 5 de enero y se mantendrá abierto al público hasta finales de febrero. AP

Tradicionalmente, el Festival Internacional de Esculturas de Hielo y Nieve está abierto desde el 24 de diciembre, pero su ceremonia de apertura oficial suele celebrarse el 5 de enero de cada año y permanece abierto hasta finales de febrero.

El festival se celebra desde 1963; sin embargo, se canceló por varios años durante la Revolución Cultural. Fue reanudado en 1985.

Momento especial

Este año el parque principal, el Harbin Ice and Snow World, llega a su vigésimo aniversario y, para celebrarlo, la organización del parque decidió volver a presentar algunas de las estructuras más exitosas de las últimas dos décadas.

También en esta edición las construcciones tienen forma de famosas edificaciones chinas, con protagonismo destacado de la arquitectura gótica y de una torre de hielo de 45 metros de altura –aproximadamente como un edificio de 15 plantas–.

El Festival Internacional de Hielo y Nieve de Harbin cuenta con diversas atracciones para los visitantes, como estos toboganes gigantes con vista la ciudad de hielo. AP
El Festival Internacional de Hielo y Nieve de Harbin cuenta con diversas atracciones para los visitantes, como estos toboganes gigantes con vista la ciudad de hielo. AP
Los visitantes caminan por estructuras hechas de bloques de hielo en el Festival Internacional de Hielo y Nieve de Harbin, celebrado en Harbin, en la provincia de Heilongjiang, noreste de China.
Los visitantes caminan por estructuras hechas de bloques de hielo en el Festival Internacional de Hielo y Nieve de Harbin, celebrado en Harbin, en la provincia de Heilongjiang, noreste de China.

La instalación del parque cubre más de 600.000 metros cuadrados y cuenta con treinta áreas interactivas. Este año destacan seis toboganes de hielo de 320 metros de largo, para los cuales se desarrolló una aplicación móvil que le permite a los visitantes saber cuánto falta para su turno.

La fase de construcción del parque duró 15 días, se utilizaron 110.000 metros cúbicos de hielo y otros 120.000 de nieve.