Interés Humano

Caso Debanhi: Fiscalía de Nuevo León remueve dos funcionarios por deficiencias en investigación

Autoridades advierten que procederán contra cualquier otro funcionario que haya sido omiso o incurriera en errores que repercutan en la investigación

Nuevo León. Por deficiencias en el proceso de búsqueda e investigación sobre la desaparición de Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, el fiscal general de Justicia de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero, removió de sus cargos a Rodolfo Salinas, fiscal Especializado en Desapariciones, y a Javier Caballero, fiscal Especializado en Antisecuestro.

El funcionario advirtió que se procederá contra cualquier otro funcionario que haya sido omiso o incurriera en errores que repercutan en la investigación. En conferencia de prensa, acompañado por el vicefiscal, Luis Enrique Orozco, y el padre de Debanhi, Mario Escobar, anunció que la fiscal Especializada en Feminicidios, Griselda Núñez, fungirá como vocera para este caso.

Guerrero precisó que se iniciarán carpetas de investigación contra empleados y dueños del motel Nueva Castilla, porque dijeron que el establecimiento no tenía cámaras de grabación, sólo de monitoreo, cuando no era así. Además, señaló que en el caso de Debanhi no se descarta ninguna línea de investigación, entre las que están la posible participación del crimen organizado o trata de personas.

En cuanto a los videos que entregó el motel, el fiscal y el vicefiscal admitieron que no se observa que Debanhi haya caído a la cisterna, sólo se le ve cuando camina dentro del terreno, rodea el restaurante y después camina en forma paralela a la barda que protege la propiedad por la acera que está junto a la carretera a Nuevo Laredo.

El fiscal comentó que el chofer que presuntamente abandonó a Debanhi fue entrevistado dos veces y, si es necesario, será llamado a declarar nuevamente ahora que la carpeta la tiene la Fiscalía Especializada en Feminicidios. Durante el acto, el coordinador del Servicio Médico Forense, Eduardo Villagómez Jaso, habló sobre la autopsia y afirmó que la joven falleció por contusión profunda de cráneo.

“Si la causa de la muerte fue contusión profunda de cráneo, ¿esto indicaría que cuando el cuerpo de Debanhi cae a la cisterna ya iba sin vida?”, se le cuestionó. A lo que Eduardo Villagómez respondió: “Bueno, la causa precisa de la muerte (es contusión profunda), (...) por el lugar y lo que encontramos, la muchacha cayó todavía viva, este… y tuvo todavía posibilidad de reaccionar”.

¿Tenía agua en los pulmones?, se preguntó. No, no, no, respondió. ¿Cómo es posible esto? Que si cayó viva no se ahogara, repreguntaron los periodistas; porque se paró; (...) la cantidad de agua en la cisterna (medía) 90 centímetros, replicó el funcionario. Agregó que hay muchas hipótesis que tendrán que ir cerrando con la prueba científica, “no podemos descartar nada”.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.