AFP. 26 mayo
El obispo ortodoxo Theophylactos reabrió este martes 26 de mayo del 2020 la basílica de la Natividad en Belén, Cisjordania.
El obispo ortodoxo Theophylactos reabrió este martes 26 de mayo del 2020 la basílica de la Natividad en Belén, Cisjordania.

Belén, Cisjordania. La basílica de la Natividad de Belén, lugar de nacimiento de Jesús según la tradición cristiana, reabrió este martes tras estar cerrada más de dos meses a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus.

Un puñado de sacerdotes de diferentes confesiones cristianas observaron el martes por la mañana la apertura de la puerta del templo en esa ciudad de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel.

En una breve ceremonia, los eclesiásticos sostuvieron la llave del edificio antes de entrar para rezar, seguidos por algunos fieles.

La iglesia fue sido cerrada el 5 de marzo cuando se detectó un foco de contagio de covid-19 en Belén.

Fieles cristianos oraron en la basílica de la Natividad, en Belén Cisjordania, reabierta este martes 26 de mayo del 2020.
Fieles cristianos oraron en la basílica de la Natividad, en Belén Cisjordania, reabierta este martes 26 de mayo del 2020.

“La reapertura de la basílica de la Natividad da al mundo la esperanza de que esta pandemia llegue a su fin”, declaró Rola Maaya, ministro palestino de Turismo y Antigüedades.

“Esperamos que la iglesia seguirá acogiendo a millones de fieles, como antes del confinamiento, y les dará esperanza después del final de esta epidemia de covid-19”, agregó.

En un principio, solo 50 personas podrán ingresar al santuario al mismo tiempo y los visitantes deberán utilizar una mascarilla y respetar el distanciamiento físico, según un comunicado conjunto de las iglesias que controlan el lugar.

Besar o tocar las rocas, incluyendo las de la gruta donde los cristianos creen que nació Jesús, estará prohibido.

A principios de marzo, un grupo de turistas griegos, infectados por el virus, había visitado Belén y la basílica de la Natividad, lo cual creó un foco de infección en la ciudad y obligó a las autoridades de la basílica a desinfectar el sitio.

El gobierno palestino tomó medidas rápidas para evitar la propagación del virus.

Durante la apertura de la basílica, el sacerdote Imad Kamel declaró que era necesario “dar gracias a Dios por haber protegido a nuestra población de esta pandemia, que hizo enfermar a tantas personas en el mundo”.

El lunes, el gobierno palestino levantó el bloqueo de dos meses impuesto en Cisjordania para luchar contra la propagación del nuevo coronavirus, después de una disminución constante del número de nuevos casos de covid-19.

En Jerusalén, la iglesia del Santo Sepulcro, construida en el lugar donde Jesús fue crucificado y sepultado, según la tradición cristiana, se reabrió parcialmente durante estos últimos días, después de su cierre el 25 de marzo.

La puerta principal de la iglesia permanece cerrada para evitar el hacinamiento, pero grupos de fieles pueden entrar en coordinación con las autoridades religiosas que controlan el sitio, dijo un responsable de la iglesia.