Interés Humano

Aumento de contagios, hospitalizaciones y muertes por covid-19 ponen a Europa en jaque

Comisaria de Salud pide a los países de la Unión Europea que hagan ‘lo necesario’ para evitar un confinamiento generalizado

París. “El tiempo apremia” en Europa ante el aumento de contagios, ingresos en hospitales y muertes por coronavirus, una situación “muy preocupante” según la OMS, que considera indispensables las restricciones para alejar el fantasma de un nuevo confinamiento general.

Los puntos rojos en el mapa de Europa aumentan cada día, al igual que las malas noticias procedentes de países que incluso habían logrado doblegar la primera ola, como Alemania.

“El número de casos diarios aumenta, los ingresos en los hospitales también. La covid-19 es ya la quinta causa de muerte y se ha alcanzado el nivel de 1.000 muertos por día”, enumeró el director de la sección Europa en la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, este jueves.

“Aunque registramos dos o tres veces más de casos al día con respecto al pico de la curva de abril, vemos que el número de muertes representa un quinto” de las contabilizadas en el momento más duro de la pandemia, admitió el funcionario.

Estas cifras se explican, según la OMS, porque ahora se realizan muchos más tests que en abril y porque hay muchos casos de contagio entre pacientes más jóvenes y menos vulnerables.

Sin embargo, y basándose en proyecciones, la OMS advierte de que podría llegarse a un nivel de mortalidad “cuatro o cinco veces superior al de abril” si las restricciones se levantan de manera progresiva y prematura.

Evitar cuarentena generalizada

Este jueves, la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, pidió a los países de la Unión Europea (UE) que hagan “lo necesario” para evitar un confinamiento generalizado.

"El tiempo apremia y todo el mundo debe hacer lo necesario para evitar los devastadores efectos sociales, económicos y sanitarios de un confinamiento generalizado", dijo.

La posibilidad de un nuevo confinamiento total es algo que Europa no se puede permitir, según la OMS.

“No podemos mantener de forma duradera un confinamiento como el de marzo, que fue un parón. La presión y los daños colaterales en la gente fueron demasiado altos”, puntualizó Kluge.

Para ello, subrayó la importancia de las medidas que se están tomando en varios países europeos para frenar la transmisión.

“Son respuestas apropiadas y necesarias ante lo que nos están diciendo las cifras: la transmisión y el origen de las infecciones se produce en casas y en lugares públicos cerrados y entre las personas que no respetan las medidas de autoprotección”, manifestó.

Según cifras de la AFP basadas en fuentes oficiales, Europa ha registrado 6,8 millones de casos y más de 245.000 muertes por coronavirus.

En las últimas 24 horas, Alemania contabilizó 6.638 casos de coronavirus, un récord en este país desde que se declaró la pandemia. La información coincide con nuevas restricciones en el país destinadas a reducir los contagios.

En Londres, los nueve millones de habitantes de la ciudad no podrán reunirse con familiares y amigos en espacios cerrados a partir del sábado, anunció el jueves el gobierno, que puso a la capital en nivel de alerta "alto" contra el coronavirus.

Londres y otras siete pequeñas zonas de Inglaterra pasarán en la medianoche del viernes al nivel de alerta “alto”, anunció el jueves el ministro de Sanidad, Matt Hancock.

Este nivel, que implica la prohibición de encontrarse en lugares cerrados con familiares y amigos con quienes no se conviva, incluirá ya así a la mitad de los 56 millones de habitantes de Inglaterra.

País más castigado de Europa por el coronavirus, el Reino Unido tiene ya más de 43.000 muertes confirmadas por covid-19 y el número de contagios ha aumentado rápidamente en los últimos días hasta casi 20.000 diarios.

En París y las principales ciudades de Francia entrará en vigor el sábado al menos por un mes un toque de queda nocturno para reducir la velocidad vertiginosa de los contagios.

En España, donde el gobierno impuso la semana pasada el estado de alarma en Madrid, el ejecutivo central y las autoridades regionales libran una verdadera guerra de números ante el estupor de buena parte de la población.

El gobierno del presidente socialista Pedro Sánchez pone en duda los datos de contagios y decesos que suministra la Comunidad de Madrid, gobernada por los conservadores, quienes aseguran que las cifras mejoraron y deben levantarse las medidas de restricción.

Madrid llegó a registrar más de 700 casos por cada 100.000 habitantes.

En total, en el mundo, la pandemia ha provocado al menos 1,09 millones de muertos y más de 38,5 millones de contagios.

Polonia, por boca de su primer ministro, Mateusz Morawiecki, pidió este jueves a sus conciudadanos “quedarse en casa” y “teletrabajar”, como parte de una batería de medidas para cortar un fuerte rebrote de los casos de coronavirus.

“Tenemos que volver a las recomendaciones básicas que ya conocemos desde la primavera: quedarse en casa”, declaró Morawiecki mediante un discurso retransmitido vía video.

El primer ministro pidió igualmente “a todos los puedan trabajar a distancia”.

Polonia registró un récord de 8.099 casos de coronavirus en las últimas 24 horas.

Varsovia y otras importantes ciudades del país pasan a partir de ahora a “zona roja”, con lo que entrarán en vigor nuevas restricciones a partir del sábado.

Al otro lado del mundo, en China, origen del nuevo coronavirus, más de 10 millones de personas de la ciudad de Qingdao se sometieron a un test de covid-19 en cuatro días tras registrarse un pequeño foco de contagios.

Por ahora, se han contabilizado un total de 13 casos positivos de transmisión local, los primeros que aparecen desde mediados de agosto en China.