AFP. 2 junio
Pacientes sospechosos de padecer covid-19 internados en un hospital de Adén, Yemen, el 20 de mayo del 2020.
Pacientes sospechosos de padecer covid-19 internados en un hospital de Adén, Yemen, el 20 de mayo del 2020.

Riad. La ONU solo recaudó este martes la mitad de los $2.400 millones que quería conseguir para ayudar a Yemen, un país devastado por la guerra y que ahora enfrenta una catástrofe humanitaria por el coronavirus, en una conferencia de donantes organizada con Arabia Saudí.

“Un total de 1.350 millones de dólares de promesas de donaciones fue anunciada por parte de un amplio abanico de donantes para la respuesta humanitaria en Yemen, incluyendo la lucha contra la covid-19,” dijo a la prensa una vocera de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La conferencia de donantes coincidió con las advertencias de las organizaciones humanitarias de que la rápida propagación del coronavirus podría agravar aún más la terrible crisis humanitaria que han dejado seis años de guerra.

“Estamos en un carrera contrarreloj. Combatir la covid-19 más la emergencia humanitaria ya presente requiere una acción urgente”, destacó durante la conferencia telemática el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

“Las agencias calculan que necesitan 2.410 millones de dólares para ayudas esenciales de junio a diciembre, incluyendo los programas para combatir la covid-19”, precisó.

Desde marzo del 2015, Arabia Saudí lidera una intervención militar contra los rebeldes hutíes respaldados por Irán. No obstante, la coalición está acusada de la muerte de decenas de miles de civiles en los bombardeos.

La guerra ha dejado decenas de miles de muertos, la mayoría civiles, y según la ONU, que califica la situación de peor catástrofe humanitaria, en torno a 24 millones de yemeníes, más de dos tercios de la población, dependen de ayuda para sobrevivir.

Riad prometió donar $500 millones en ayuda, mientras que el Reino Unido, un importante proveedor de armas a Arabia Saudí, ofreció un nuevo paquete de ayuda para Yemen de 160 millones de libras ($200 millones).

Estados Unidos, otro importante suministrador de armas al reino, prometió $225 millones. Alemania se comprometió con $139 millones.

Según Mark Lowcock, subsecretario de la ONU para Asuntos Humanitarios, se requieren $2.400 millones para Yemen para finales de año, incluidos $180 millones para combatir la pandemia de covid-19.

Sequía de fondos

Jens Laerke, portavoz de la Agencia de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), advirtió de que las agencias de ayuda se dirigen hacia un “precipicio fiscal” debido a la falta de fondos que amenazan con cerrar más de 30 proyectos esenciales de la ONU en las próximas semanas.

"Exhortamos a los donantes a que se comprometan generosamente", dijo Laerke, y a aquellos que han prometido fondos "que paguen pronto porque la operación en Yemen está seriamente infradotada".

Milicianos tribales, aliados de los rebeldes hutíes, corearon lemas durante un mitin para reclutar más combatientes, en febrero del 2020, en la ciudad de Saná.
Milicianos tribales, aliados de los rebeldes hutíes, corearon lemas durante un mitin para reclutar más combatientes, en febrero del 2020, en la ciudad de Saná.

En una declaración conjunta, los responsables del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también dieron la voz de alarma.

Palo por coronavirus

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) advirtió de que Yemen se dirige a una “catástrofe” por la pandemia, pues sus infraestructuras no son lo bastante sólidas como para hacer frente al nuevo coronavirus.

La ONU indicó que la covid-19 prácticamente se ha extendido por la mayor parte del país, aunque el gobierno yemení ha reportado solo unos centenares de casos.

“covid-19 ha creado nuevas necesidades, pero es el último desafío en esta deteriorada situación”, expresó Abdulá al Rabeeah, supervisor general del Centro de Ayuda Humanitaria Rey Salmán.

Personal sanitario yemení dispersó desinfectante en un barrio en la provincia de Hajjah, el domingo 31 de mayo del 2020.
Personal sanitario yemení dispersó desinfectante en un barrio en la provincia de Hajjah, el domingo 31 de mayo del 2020.

Y mientras sigue interviniendo militarmente contra los hutíes, lo que condujo a una intensificación del conflicto, Riad asegura ser uno de los principales proveedores de ayuda humanitaria en Yemen, un país al que, asegura, consagró miles de millones de dólares en ayuda.

Sin embargo, un portavoz de los rebeldes tildó la conferencia de "intento estúpido de encubrir sus crímenes", según la televisión hutí Al-Masirah.

La guerra ha dejado decenas de miles de muertos, la mayoría civiles, y según la ONU, que califica la situación de peor catástrofe humanitaria, en torno a 24 millones de yemeníes, más de dos tercios de la población, dependen de ayuda para sobrevivir.