4 septiembre, 2015

Bicske

Hungría informó que enviará una flota de autobuses a la estación ferroviaria principal de Keleti en Budapest y a la autopista M1 que conduce a Viena después de que cientos de migrantes decidieron dejar de esperar a tener permiso para abordar trenes y se dirigieron a pie hacia Austria.

En escenas impactantes, más de 1.200 migrantes caminaron todo el día hasta el anochecer a lo largo de la autopista, en ocasiones interrumpiendo el tráfico debido a su enorme cantidad. En una estación de tren en el poblado de Bicske, en el norte del país, varios cientos de migrantes más se negaron a obedecer la orden de la policía de que se dirigieran a un campamento, rompieron el acordonamiento policial y se dirigieron a la frontera austriaca.

infografia
Janos Lazar, jefe de personal del primer ministro Viktor Orban, dijo que "esta es una oportunidad. Los migrantes tienen que decidir si quieren aprovecharla. Estamos tomando esta medida para que el transporte de Hungría no se paralice durante las próximas veinticuatro horas".

infografia
Señaló que los autobuses llevarán a los migrantes a Hegyeshalom, principal cruce con Austria. No está claro, sin embargo, si los migrantes confiarán en las autoridades y abordarán los autobuses.

infografia
Ellos fueron engañados a principios de la semana para que abordaran un tren que no partió hacia territorio austriaco. Además, Austria no ha respondido todavía si permitirá el ingreso de los migrantes.

infografia

Etiquetado como: