AFP. 8 octubre
El huracán Delta ingresó la madrugada del miércoles 7 de octubre a la costa caribeña de México. Foto: AFP
El huracán Delta ingresó la madrugada del miércoles 7 de octubre a la costa caribeña de México. Foto: AFP

Lake Charles. El huracán Delta volvió a ganar fuerza este jueves en su paso por el Golfo de México rumbo a las costas de Estados Unidos, después de golpear la mexicana península de Yucatán.

Delta se convirtió en ciclón categoría 3 en una escala de 5 y se ubica 555 kilómetros al sur de Luisiana avanzando con vientos de 185 km/h, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Este estado sufre todavía los daños causados por el huracán Laura, uno de los más violentos de los que se tenga registro en la región.

En Lake Charles, donde pedazos de maderas, árboles caídos y basura dejados por Laura todavía se encuentran en las calles, Shannon Fuselier, de 56 años, vino a tapiar las ventanas de la casa de un amigo, que ya fue dañada por Laura.

“Las ramas y las hojas no hacen tanto daño. Son los pedazos de metal, los marcos de ventanas de otras casas” que vuelan y que provocan destrozos, explicó Fuselier, taladro en mano.

Muchas personas evacuaban este jueves la ciudad conocida por sus refinerías de petróleo.

“Es agotador. Estoy cansada de tener que pasar otro desastre”, admitió Terry Lebine al subir a un bus acompañando a su madre en silla de ruedas.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, pidió a los habitantes prudencia y anunció la movilización de 2.400 miembros de la Guardia Nacional para ayudar a la población.

‘Peligro de muerte’

El NHC alertó que el viernes se esperan fuertes tormentas que pueden representar “peligro de muerte” en partes de la costa norte del Golfo, donde se espera que el huracán toque tierra por la tarde o noche.

Delta impactó el miércoles de madrugada la Península de Yucatán, en el sureste de México, como un meteoro categoría 2, dejando a su paso árboles tirados y las líneas de electricidad rotas.

Comerciantes y pescadores del puerto Juárez sufrieron afectaciones en sus negocios y bodegas tras el paso del huracán Delta por Cancún, Quintana Roo. Foto: EL Universal
Comerciantes y pescadores del puerto Juárez sufrieron afectaciones en sus negocios y bodegas tras el paso del huracán Delta por Cancún, Quintana Roo. Foto: EL Universal

El huracán se debilitó al cruzar el continente, pero volvió a ganar fuerza en las aguas abiertas del Golfo.

La península de Yucatán parece haber evitado una gran destrucción y no se reportaron muertes por Delta.

Sin embargo, los fuertes vientos azotaron Cancún, uno de los destinos turísticos más populares de México, donde muchos automóviles quedaron aplastados por la caída de árboles, en tanto el viento arrancó señales viales y las tiendas sufrieron daños.

Delta es la vigesimosexta tormenta de esta temporada en el Atlántico, en la que se han batido varios récords, entre ellos que se agotó la lista de nombres previstos para los ciclones y los meteorólogos comenzaron a identificarlos con el alfabeto griego.

Con el calentamiento de la superficie de los océanos los huracanes se vuelven más potentes, según los científicos, que prevén un aumento de la proporción de ciclones de categorías 4 y 5, las más altas.