AFP. 27 agosto
El líder de la oposición rusa Alexei Navalni habla durante una entrevista con la AFP, en Moscú, el 16 de enero del 2018. Foto: AFP
El líder de la oposición rusa Alexei Navalni habla durante una entrevista con la AFP, en Moscú, el 16 de enero del 2018. Foto: AFP

Moscú. La Policía rusa anunció este jueves que ha comenzado un “examen preliminar” del caso del líder opositor Alexéi Navalni, probable víctima de un envenenamiento hace una semana según sus médicos alemanes y sus allegados, algo rechazado hasta ahora por Moscú.

Los investigadores iniciaron “exámenes preliminares vinculados con la hospitalización de Alexéi Navalni el 20 de agosto en Omsk”, una ciudad de Siberia, y recogieron objetos que pueden convertirse en pruebas, anunció en un comunicado la sección regional del Ministerio del Interior de Rusia.

Agrega que los lugares por donde Navalni pasó han sido inspeccionados y que se han incautado “más de 100 objetos que pueden tener valor de prueba”.

"La habitación de hotel en la que estuvo" en Tomsk, ciudad en la que fue envenenado, según sus allegados, fue también registrada, así como "las imágenes de las cámaras de vigilancia", según el comunicado.

El director del Fondo de lucha contra la corrupción de Alexei Navalni consideró "muy extraño" que estas verificaciones se produzcan tan tardíamente. "Inicien una investigación criminal" insta en Twitter Ivan Jdanov.

Paralelamente, la Fiscalía rusa pidió a la alemana “explicaciones, informaciones y pruebas de diagnósticos preliminares hechas por ella, así como los documentos con informaciones médicas de los especialistas alemanes”.

Navalni, de 44 años, muy conocido por investigar la corrupción de la élite rusa y en el entorno de Putin, sintió un fuerte malestar la semana pasada cuando viajaba en avión desde Tomsk, en Siberia, a Moscú. El aparato realizó un aterrizaje de emergencia para que el activista pudiera ser internado urgentemente en un hospital de Omsk.

Su entorno denunció de inmediato un envenenamiento y abogó por un traslado medicalizado a Alemania. Nalvani fue finalmente trasladado a Berlín, después de fuertes tensiones con el gobierno ruso y está en estado grave y sumido en un coma artificial aunque su vida ya no corre peligro.

Los médicos alemanes aseguraron que había sido intoxicado por "una sustancia del grupo de los inhibidores de la colinesterasa", pero sin precisar cuál.

Estos productos son susceptibles de ser utilizados, en dosis bajas, contra la enfermedad de Alzheimer. Pero, en función de la dosis, pueden ser muy peligrosos y producir también poderosos agentes neurotóxicos, del tipo de Novichok.

Entrevista de Putin

El Kremlin ha rechazado el término envenenamiento y consideró “apresuradas” las conclusiones de los médicos alemanes.

“¿Cómo se puede hablar de envenenamiento si no hay veneno?” declaró el vocero del presidente Vladimir Putin, Dmitri Peskov.

Peskov afirmó no obstante que Rusia "tiene claramente interés en que se comprenda lo que ha sumido en el coma al paciente que está siendo tratado en una clínica berlinesa".

Alemania, Francia y Reino Unido, además de Estados Unidos, pidieron a Moscú que investigue este supuesto envenenamiento.

El presidente Putin fue entrevistado este jueves por la cadena pública Rossiya-24 sobre los "temas de actualidad". El jerarca del Kremlin, que nunca menciona a Navalni por su nombre, no abordó ni fue preguntado por el caso.

Según el Fondo de lucha contra la corrupción de Navalni, son sus investigaciones sobre el entorno del Kremlin lo que le han valido ser envenenado.