AFP. 24 mayo, 2019
Vladimir Zaiomski, embajador ruso, en entrevista con AFP en Moscú.
Vladimir Zaiomski, embajador ruso, en entrevista con AFP en Moscú.

Moscú. Las tropas rusas que llegaron a Venezuela en marzo ayudan al Ejército del país latinoamericano a prepararse frente a las amenazas estadounidenses “de uso de fuerza”, declaró el embajador ruso en Venezuela, Vladimir Zaiomski, quien –no obstante– defendió el “diálogo”.

"El gobierno venezolano está en estado de alarma desde principios de año, pues Estados Unidos continúa con sus amenazas de uso de fuerza contra Venezuela. En tales condiciones, deben estar seguros de que las armas que poseen están en estado de funcionamiento", declaró en una entrevista a la AFP en Moscú.

“Nuestros especialistas están allí para formar a nuestros colegas venezolanos a mantener su material militar disponible y, al mismo tiempo, les enseñan la mejor manera de utilizarlo”, agregó Zaiomski, quien precisó que los militares se encuentran en el país en virtud de un acuerdo firmado en el 2001.

Rusia, aliada del presidente chavista Nicolás Maduro, envió en marzo a un centenar de soldados al país suramericano, que enfrenta una importante crisis política desde que el titular del Parlamento, Juan Guaidó, asumió como mandatario interino del país. En la actualidad, lo reconocen una cincuentena de países, incluido Estados Unidos.

Esta crisis provocó una nueva confrontación entre Moscú y Washington, que se acusan mutuamente de desestabilizar Venezuela. El presidente estadounidense, Donald Trump, instó a Rusia a abandonar el país, mientras que Moscú acusó a Washington de querer llevar a cabo un golpe de Estado en detrimento del derecho internacional.

“Estamos en contra de cualquier intento de injerencia”, reiteró el embajador ruso, en el cargo desde el 2009 en Caracas. “La salida de la crisis se encuentra en la vía del diálogo y la búsqueda del compromiso”, añadió.

"En la actualidad, ese diálogo, que debería ser sistemático, no existe", añadió, y responsabilizó de ello a Juan Guaidó y a la oposición, "influidos por los radicales y los marginales".

Asimismo, elogió la mediación emprendida por Noruega, donde representantes del gobierno de Nicolás Maduro y de la oposición venezolana iniciaron un tímido diálogo la semana pasada. “Está muy bien que esos diálogos tengan lugar”, declaró, y afirmó esperar que “esas reuniones continúen”.

Desde enero, Juan Guaidó trata de expulsar a Nicolás Maduro del gobierno, tildándolo de “ursurpador” a causa de unas elecciones presidenciales “fraudulentas” celebradas el año pasado, que permitieron al jefe del Estado continuar en el poder.

Asunto de venezolanos

Preguntado sobre las posibilidades de Rusia y Estados Unidos de hallar una salida a la crisis venezolana, Vladimir Zaiomski consideró que “no les corresponde a Estados Unidos y Rusia entenderse”.

“Esto les corresponde a los chavistas y a la oposición, porque es una crisis venezolana y solo los venezolanos pueden encontrar la solución”, expresó.

Vladimir Zaiomski negó que Rusia haya jugado ningún papel para mantener a Nicolás Maduro en el poder durante el intento de levantamiento del 30 de abril de Juan Guaidó. Según el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, el dirigente chavista estaba dispuesto a abandonar el país ese día, pero Moscú se lo impidió.

“No hubo ningún contacto” entre Rusia y Venezuela, sostuvo el embajador ruso, quien denunció una “nueva mentira”.

Personal de la Fuerza Aérea de Rusia permanecían enfrente de un avión bombardero Tupolev Tu-160 que aterrizó el 10 de diciembre del 2018 en el aeropuerto internacional de Maiquetía, al norte de Caracas.
Personal de la Fuerza Aérea de Rusia permanecían enfrente de un avión bombardero Tupolev Tu-160 que aterrizó el 10 de diciembre del 2018 en el aeropuerto internacional de Maiquetía, al norte de Caracas.

“Al parecer, nuestros colegas estadounidenses pensaban que sus esfuerzos para derrocar al poder de Venezuela se coronaría con éxito rápidamente. El tiempo muestra (...) que esas esperanzas no tenían ningún fundamento serio. Pero, parece ser, esa falta de resultado causó irritación y ahora empiezan a buscar culpables”, declaró el embajador.

La crisis venezolana solo es uno de los numerosos puntos de disputa entre Moscú y Washington. El tema fue abordado por Mike Pompeo y el presidente ruso, Vladimir Putin, durante su reunión en Sochi, Rusia, el 14 de mayo, sin que se produjeran avances destacables.

Ambos países, sumidos en una profunda crisis diplomática, también están enfrentados en otros asuntos internacionales como la política nuclear iraní, la guerra en Siria y las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el 2016.