Contactos se extendieron por España y diversas partes de América

 1 marzo, 2014

México. EFE. El narcotraficante mexicano Joaquín el Chapo Guzmán montó un emporio criminal que se valió de 288 empresas repartidas por más de una decena de países para desviar fondos y ganancias generadas por delitos.

El diario El Universal publicó una línea de tiempo facilitada por la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros estadounidense (OFAC) que describe cómo el cabecilla criminal y aliados se valieron de hoteles, inmobiliarias, mineras, gasolineras e incluso de negocios de crianza de avestruces en su ingeniería financiera .

Fotos dadas a conocer por la Procuraduría General de México muestran las mediciones del rostro del Chapo Guzmán en 1993 y el 2014. | AP.
Fotos dadas a conocer por la Procuraduría General de México muestran las mediciones del rostro del Chapo Guzmán en 1993 y el 2014. | AP.

El análisis comienza en el 2007 y liga a Guzmán, arrestado el 22 de febrero en Mazatlán, estado de Sinaloa (noroeste de México), con Ismael el Mayo Zambada, quien es dueño de seis empresas.

Con el cartel de Sinaloa se vincula también a 19 negocios entre los que hay inmobiliarias, comercializadoras y restaurantes en los estados de Jalisco, Baja California y Sinaloa, incluyendo en este último el autódromo Race Park de Culiacán, indicó el diario.

En el 2009, los investigadores estadounidenses ligaron al cartel de Sinaloa con negocios en México, pero también con empresas de Colombia, entre ellas, presuntamente, el Criadero Las Cabañas y Agropecuaria La Cruz.

En el 2010 se hallaron 19 empresas más, una en Colombia y varias en México, entre ellas tres aeronáuticas y un club deportivo.

Empresas farmacéuticas como Geofarma y Distribuidora Médica Hospitalaria están también ligadas presuntamente con el cartel de Sinaloa, al que se le encuentran los primeros contactos en Panamá.

Ese mismo año aparecieron rastros de 12 compañías ligadas con Juan José Esparragoza Moreno, alias “el Azul , y con sus hijos.

En los años siguientes, hasta 2014, la OFAC identificó además al empresario mexicano-colombiano Hugo Cuéllar Hurtado con 11 empresas “ fachada”, entre las que hay criaderos de caballos y avestruces, repartidas por México y Colombia.

El entorno de Rafael Caro Quintero , prófugo desde agosto del pasado año, también tendría nexos con el Chapo por medio de 37 empresas ubicadas en Jalisco y Sinaloa, en el oeste y el noroeste de México.

Entre estas había gasolineras, inmobiliarias y la empresa Minerales Nueva Generación.

Poderoso emporio. Según estos mismos datos, en Colombia el socio de Guzmán sería supuestamente Jorge Milton Cifuentes Villa, que al parecer gestiona 54 empresas que incluyen una red financiera con filiales en ciudad de México, Miami, Madrid, Panamá, y con una línea aérea en Quito.

En Guatemala, la OFAC identificó como supuestos aliados de Guzmán Loera a Marllory Dadiana Chacón Rossell, al frente de 28 empresas, algunas de las cuales tendrían presencia en Panamá.

Además, las autoridades encontraron vínculos en Belice y Honudras.

Etiquetado como: