Conflictos

Estados Unidos acepta hablar con Irán sobre acuerdo nuclear del 2015

Participaría en un encuentro multilateral con las otras potencias que suscribieron ese pacto

Washington. Estados Unidos dijo el jueves que estaba dispuesto a reunirse con Irán y renunció a las pretensiones del expresidente Donald Trump de imponerle nuevas sanciones en la ONU, lo que supone una apertura para impulsar la diplomacia nuclear.

Horas después de que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, habló con sus homólogos europeos, Washington acogió la propuesta de convocar conversaciones con todos los países que formaron parte del acuerdo nuclear con Irán del 2015.

El director de política exterior de la Unión Europea (UE), Enrique Mora, propuso después -a través de Twitter- una reunión informal de todos los participantes, afirmando que el acuerdo nuclear se encontraba en un “momento crítico”, antes de que se cumpla el plazo del fin de semana para que Irán restrinja algunas inspecciones nucleares de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Estados Unidos aceptaría una invitación del alto representante de la Unión Europea para asistir a una reunión del P5+1 (Washington, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) e Irán para discutir una vía diplomática sobre el programa nuclear iraní”, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Durante su mandato, Trump retiró en el 2018 a Estados Unidos del acuerdo nuclear y en su lugar impuso amplias sanciones para acorralar a Irán.

Pero el nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, apoya la vuelta a la diplomacia, argumentando que el acuerdo del 2015 fue eficaz para reducir el programa nuclear de Teherán.

Queda por ver si Irán también estará dispuesto a sentarse a la mesa con Estados Unidos.

Teherán ha insistido en que Estados Unidos levante primero las sanciones antes de volver a cumplir plenamente el pacto del 2015, lo que revertiría los pasos que dio en protesta por las medidas de Trump.

El jueves, el gobierno de Biden anunció que ya no impulsaría las nuevas sanciones contra Irán en Naciones Unidas.

En una carta, el embajador estadounidense ante la ONU, Richard Mills, indicó que las sanciones que se supone se restablecerían en agosto “continúan eliminadas”.

El exsecretario de Estado Mike Pompeo había argumentado que Estados Unidos seguía siendo técnicamente un participante en el acuerdo de 2015 y que detonaría las sanciones de la ONU por sus violaciones.

Pero incluso los aliados cercanos de Estados Unidos desestimaron el argumento y Naciones Unidas señaló que no habían entrado en vigor tales sanciones adicionales.

La administración de Biden anunció además este jueves que va a relajar las draconianas restricciones de movimiento impuestas por el gobierno de Trump a diplomáticos iraníes acreditados ante la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

“La idea es tomar medidas para eliminar obstáculos innecesarios para la diplomacia multilateral enmendando unas limitaciones a los viajes internos que han sido extremadamente restrictivas”, manifestó un funcionario del Departamento de Estado a periodistas.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.