25 noviembre, 2015

Damasco, Siria

Un piloto militar ruso cuyo avión fue derribado por aviones turcos, este martes en la frontera entre Turquía y Siria, llegó el miércoles a una base aérea en la provincia de Latakia tras ser rescatado por un comando del ejército de Damasco, dijeron funcionarios sirios y rusos.

El ministro ruso de Defensa, Sergei Shoigu, contó a agencias de noticias rusas que el hombre, rescatado en una operación que duró 12 horas y terminó en la madrugada del miércoles, está sano y salvo en una base aérea rusa en territorio controlado por el gobierno del presidente Bashar al-Asad.

El presidente ruso, Vladimir Putin confirmó también el rescate del segundo comandante.

En una nota publicada por la agencia oficial de noticias siria, SANA, el ejército explicó que fuerzas sirias y rusas se adentraron en una zona controlada por terroristas para rescatar al piloto.

Turquía derribó el avión militar ruso el martes, alegando que ignoró las repetidas advertencias de que había entrado en su espacio aéreo desde Siria. Uno de los pilotos fue capturado y asesinado por rebeldes sirios, que dijeron en ese momento que estaban buscando al otro tripulante de la aeronave.

El incidente avivó las tensiones entre Ankara y Moscú, el presidente ruso advirtió que habría "consecuencias importantes".

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo también el miércoles que su país no quiere una escalada de las tensiones con Moscú por el derribo del caza.

En una intervención en una reunión de la Organización de Cooperación Islámica en Estambul, Erdogan dijo que Turquía está a favor de la "paz, el diálogo y la diplomacia".

El mandatario defendió sin embargo la decisión de su país para derribar el avión diciendo que "nadie debería esperar que Turquía se mantenga en silencio ante incursiones fronterizas o la violación de sus derechos".

Etiquetado como: