AFP. 18 mayo
Antonia Urrejola, relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para Nicaragua, dio declaraciones a la prensa, en Managua, el 18 de mayo del 2018. Foto: AFP
Antonia Urrejola, relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para Nicaragua, dio declaraciones a la prensa, en Managua, el 18 de mayo del 2018. Foto: AFP

Managua. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) inició este viernes una misión en Nicaragua con un llamado al gobierno del presidente Daniel Ortega a “cesar de inmediato” la represión contra los manifestantes y tomar medidas “urgentes” para garantizar las libertades públicas.

“Llamamos al estado de Nicaragua al cese inmediato de la represión de las protestas”, exhortó la relatora para el país centroamericano de la CIDH, la chilena Antonia Urrejola, en una declaración leída en rueda de prensa.

La CIDH reiteró en el inicio de su visita su condena a “las muertes, desapariciones y detenciones arbitrarias de manifestantes, activistas y periodistas que se han registrado en el país desde el inicio de las protestas” el pasado 18 de abril.

“Instamos a las autoridades a investigar diligentemente estos hechos, juzgar y sancionar a los responsables y reparar a las víctimas”, pidió la comisión, ente de la Organización .

Mientras la CIDH desplegaba su trabajo en Nicaragua se registraron enfrentamientos entre antimotines y manifestantes en la norteña ciudad de Jinotega.

La misión de la CIDH llegó la tarde del jueves a Managua tras obtener la anuencia del gobierno para realizar una visita de campo de cuatro días para observar la situación de derechos humanos en el contexto de las protestas ciudadanas, que han dejado 63 muertos y más de 500 heridos tras casi un mes de protestas, según organismos humanitarios.

La entidad autónoma de la Organización de Estados Americanos (OEA) conminó al gobierno a adoptar medidas de carácter urgente para garantizar el libre ejercicio de la libertad de expresión, la reunión pacífica y la participación política de todas las personas.

“Se le recuerda (al Estado de Nicaragua) que el marco jurídico interamericano protege el derecho a la protesta pacífica y sin armas”, indicó.

La CIDH también expresó su “preocupación” por los desaparecidos y manifestó que “es obligación del Estado poner todos los medios a su alcance hasta dar con su paradero”.

La misión de la CIDH tiene programado entrevistarse este viernes con autoridades del Estado nicaragüense, la sociedad civil y las personas que han sido víctimas de la represión.

“La CIDH recabará testimonio de estudiantes, personas y familiares que han resultado afectadas” por las protestas en Managua, las ciudades de Masaya, León y Matagalpa, precisó la comisionada.

“Sera una visita totalmente abierta e inclusiva”, aseguro Urrejola, quien preside la delegación que está integrada por cinco relatores especiales de la CIDH.

La Comisión informó que tienen “una reunión no confirmada con el presidente” Ortega y que también se entrevistarán con los obispos de la Conferencia Episcopal que median en el diálogo que ha iniciado entre el gobierno y sus opositores para resolver la crisis.

La CIDH aclaró que la visita persigue determinar si el Estado nicaragüense está cumpliendo con la obligación de “garantizar los derechos humanos” y emitir recomendaciones, que serán anunciadas el lunes.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) registra cerca de 60 desaparecidos, “pero (ya) no es posible tener un número exacto” debido a que algunas personas aparecieron en cárceles, hospitales o en la morgue, según un informe emitido a finales de abril.