Fue llevado a la cárcel por alterar el orden público en el 2013, tras apoyar manifestaciones de periodistas censurados.

 5 abril, 2015

Pekín

El activista chino Guo Feixiong ha denunciado que las autoridades han abusado sexualmente de compañeros de su celda en la prisión del sur del país en la que está encarcelado.

Guo, que lleva veinte meses bajo detención esperando la sentencia de su juicio, ha desvelado detalles de supuestos abusos a través de su abogado, Li Jinxing, que pudo visitarle la pasada semana en una cárcel de la ciudad sureña de Cantón, confirmaron a Efe desde la organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD), que pide que se investigue el caso.

El 16 de setiembre del 2014, la Comisión Plena Tercera de la Asamblea Legislativa aprobó la ley que avala el uso del brazalete como alternativa a la cárcel para reos no peligrosos. Esta medida permitirá reducir los niveles de hacinamiento, pero inicialmente solo los usarán presidiarios a quienes les dicten prisión preventiva. | ARCHIVO / MARCELA BERTOZZI
El 16 de setiembre del 2014, la Comisión Plena Tercera de la Asamblea Legislativa aprobó la ley que avala el uso del brazalete como alternativa a la cárcel para reos no peligrosos. Esta medida permitirá reducir los niveles de hacinamiento, pero inicialmente solo los usarán presidiarios a quienes les dicten prisión preventiva. | ARCHIVO / MARCELA BERTOZZI

De acuerdo al comunicado, Guo contó que el 25 de marzo tres oficiales de policía entraron en su celda y pidieron a todos los presos que se quitaran los pantalones. Cuando él se negó a hacerlo, fue expulsado de la celda.

Entonces, escuchó gritos y, cuando pudo volver a la misma, un compañero apellidado Wu le contó que los tres policías le "tocaron bruscamente" los genitales y le pegaron en las nalgas.

"Él (Wu) sintió que había sido víctima de un grave abuso sexual", recoge el comunicado.

El activista también cuenta que a otro compañero de celda apellidado Gao los policías le ordenaron desnudarse y saltar, mientras otro agente le amenazaba con matarle.

Abogados de derechos humanos han denunciado en numerosas ocasiones los abusos que se cometen en las cárceles chinas -incluso, provocando la muerte de los encarcelados-, si bien el letrado de Guo rechazó conocer casos anteriores de abusos sexuales.

El abogado consideró que Guo estaba poniéndose en peligro al desvelar lo ocurrido con el objetivo de que se investigara y se mostró seguro de que será "torturado" por esto.

Frances Eve, de CHRD, consideró urgente que el Gobierno del país asiático investigue lo ocurrido y tome medidas.

"Cualquier culpable (de lo ocurrido) tiene que enfrentarse a la ley, y las autoridades deben asegurar que Guo no es víctima de represalias por haber desvelado los abusos en el centro (de detención)", señaló a Efe.

Guo fue detenido en 2013 y finalmente juzgado en noviembre del año pasado acusado de "alterar el orden público", después de haber apoyado las protestas que impulsaron los periodistas del semanario "Southern Weekly" cuando las autoridades trataron de censurarles un editorial en enero en 2013.

Guo es uno de los defensores de los derechos humanos más combativos del sur de China y comenzó a ser conocido en 2005 cuando ayudó a ciudadanos a organizarse para protestar por problemas ligados a la corrupción en sus localidades y conflictos de tierra.

El activista fue ya encarcelado en 2007 por sus publicaciones acusado de "actividades comerciales ilegales", pero a su salida, en 2011, volvió a su trabajo a favor de las libertades políticas.

Otros abogados que han podido ver en este tiempo a Guo han denunciado que sufre de malnutrición y que no le permiten salir de su celda para hacer ejercicio ni recibir visitas o cartas de sus familiares.

Etiquetado como: