Óscar Rodríguez. 18 diciembre, 2019
El impuesto a las ‘casas de lujo’ se iniciará el próximo 1. ° de enero. Hacienda actualizó los rangos del tributo cuyo pago se iniciará a partir de ¢133,1 millones. Foto: Albert Marín.
El impuesto a las ‘casas de lujo’ se iniciará el próximo 1. ° de enero. Hacienda actualizó los rangos del tributo cuyo pago se iniciará a partir de ¢133,1 millones. Foto: Albert Marín.

Los propietarios de viviendas cuyo valor de construcción superen los ¢133,1 millones deberán declarar y pagar el impuesto de casas de lujo a partir del próximo 1. ° de enero.

El Gobierno actualizó, mediante un decreto ejecutivo, los tramos del impuestos solidario (popularmente conocido como de “casas de lujo”), según una alerta enviada este miércoles 18 de diciembre por la firma Grant Thornton.

En la primera escala, los inmuebles con un valor entre ¢133,1 millones y ¢334 millones cancelarán un tributo equivalente al 0,25% del valor de la propiedad.

Los inmuebles cuyo valor esté por debajo del rango inicial quedarán automáticamente exentas del pago del tributo.

Antes de la actualización aplicada en el decreto ejecutivo, el primer tramo era de ¢131 millones hasta ¢329 millones. En total, el impuesto cuenta con seis rangos.

German Morales, socio director de Grant Thornton manifestó que la declaración se presenta cada tres años, en este caso fue en el 2019, por lo tanto, solo se tiene que pagar en el 2020, 2021 y se vuelve a declarar en el 2022.

El plazo para pagar sin multa es del 1.° al 15 de enero del 2020, como es un día hábil se mantiene como fecha máxima el 15 de enero del 2020, resaltó este especialista.

Para calcular el tributo, primero se define el valor de la construcción principal y accesoria (ranchos, piscinas y muros, entre otros), para lo cual el Ministerio de Hacienda tiene el Manual de valores base unitarios por tipología constructiva.

Si el valor de la construcción supera el monto mínimo exento (menos de ¢133,1 millones), entonces el contribuyente calcula el valor del terreno. La suma de los dos montos compone el valor total de la unidad habitacional y, sobre este, se aplica la tarifa escalonada del impuesto.

Hasta octubre pasado, Hacienda reportó ingresos por ¢4.570 millones por este tributo, es decir, un incremento del 6% respecto a los ¢4.372 millones al mismo periodo del 2018.

El dinero recaudado se utiliza para fortalecer los programas de vivienda social, se detalla en el decreto ejecutivo del pasado 9 de diciembre.

La ley que creó el impuesto especial establece que el tributo solidario recae sobre el valor de los bienes inmuebles de uso habitacional, utilizados en forma habitual, ocasional o de recreo, incluyendo las instalaciones fijas y las permanentes.

La actualización de los montos del tributo, así como la exoneración, se realiza utilizando como base el índice de precios al consumidor.

Las estimaciones anuales de Hacienda son que un poco más de 4.000 propietarios deberán cancelar el impuesto.