Óscar Rodríguez. 17 septiembre

(Video) ¿Qué es la renta global?

La posibilidad de modificar el actual el impuesto sobre la renta ha rondado la discusión tributaria costarricense en los últimos 18 años.

Ahora, en el marco de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en busca de la sostenibilidad de las finanzas públicas, la opción de transformar el actual sistema territorial cedular vuelve a estar sobre la mesa, según anunció Elian Villegas, ministro de Hacienda, este jueves 17 de setiembre.

“Renta global estaría incorporándose dentro del sistema tributario costarricense y nuestra propuesta es que se aplique a partir del 2023”, detalló Villegas.

Este esquema tributario es un viejo conocido dentro de la extensa discusión fiscal de Costa Rica.

“Renta global es cuando sumo todos mis ingresos, para entender mi nivel de ingreso bruto, y dependiendo de ese ingreso se me ubica en una categoría de pago tributario, ya sea más baja o más alta”. Francisco Villalobos, exdirector de Tributación.

Hace 18 años, en el gobierno de Abel Pacheco, se planteó por primera vez la opción de migrar a la renta global en el seno de una Comisión ad hoc de exministros de Hacienda, recuerda Francisco Villalobos, director de Tributación en esa Administración.

“Renta global es cuando sumo todos mis ingresos, para entender mi nivel de ingreso bruto, y dependiendo de este se me ubica en una categoría de pago tributario, ya sea más baja o más alta”, explica Villalobos, hoy socio director de ICS Abogados.

El especialista destacó que la renta global le hace pagar más a quien gana más y menos a quienes tienen menos ingresos.

Por el contrario, el actual sistema de renta del país es territorial cedular, pues grava de manera diferente y a diferentes tasas los diversos ingresos del contribuyente.

El Gobierno propuso que para el pago del impuesto sobre la renta se pague de manera global, es decir que tome en cuenta todos los ingresos del contribuyente, en vez de verlos de manera separada como es hoy. Foto: Rafael Pacheco
El Gobierno propuso que para el pago del impuesto sobre la renta se pague de manera global, es decir que tome en cuenta todos los ingresos del contribuyente, en vez de verlos de manera separada como es hoy. Foto: Rafael Pacheco

“De un lado están todas las empresas que tienen activos en explotación, donde tienen ingresos, costos y gastos; genera una utilidad neta y paga una tarifa del 30%”, explicó German Morales, socio director de la firma Grant Thornton especializada en temas tributarios.

Morales añadió que si ese mismo contribuyente tiene un certificado a plazo en una entidad financiera, los intereses de esa inversión tienen una tasa de renta del 15%, cuya retención del tributo se hace por una única vez.

“En el concepto de renta global, se toma el interés del título y lo sumo con los ingresos de las ventas de la empresa. Entonces se tendrá un solo total de ingresos, de costos, gastos y una sola utilidad neta. Si hubo adelanto del pago de renta, el monto se resta”, estacó el especialista.

En tanto, Carla Coghi, socia directora de Deloitte, comentó que en algunos países, como Chile y Argentina, se hace una diferenciación entre contribuyentes cuando se aplica la renta global.

“En algunos países el sistema de renta global funciona solo para las personas físicas. En esta oportunidad, el Gobierno no dio mayor detalle de hacia dónde se migraría, si será renta global para las personas físicas y jurídicas, o solo para las empresas”, destacó Coghi.

Efecto del cambio

El paso a la renta global significará que el contribuyente, sea una empresa o persona, pague más tributos al fisco.

“La intención de hacer el cambio es que el contribuyente con diferente tipo de ingresos, los sume todos, y pague un tipo más alto de lo que actualmente se paga. Sí debería haber un aumento en la recaudación”, recalcó Villalobos.

“Al ser el (actual) sistema de renta cedular, probablemente, Hacienda no tienen control sobre todo porque una misma persona física presenta diferentes declaraciones. Al pasar el sistema de renta a global, todos los ingresos de una persona estarán resumidos en un solo documento”. Carla Coghi, socia directora de Deloitte.

Morales destacó que con el cambio Hacienda tendrá un aumento muy significativo en el cobro de impuestos, porque al contribuyente se le suman todas sus diferentes formas de ingresos y pagará renta con una tasa mayor.

Para la Directora de Deloitte, la intención de Hacienda no es simplemente elevar la recaudación, pues el cambio del sistema sí permitiría un mayor control tributario.

“Al ser un sistema de renta cedular, probablemente, Hacienda no tienen control sobre todo porque una misma persona física presenta diferentes declaraciones. Al pasar el sistema de renta global, todos los ingresos de una persona estarán resumidos en un solo documento”, explicó Coghi.

De cara al contribuyente

El cambio en el sistema de renta implicará un cambio en la forma en que actualmente el contribuyente efectúa su declaración de impuestos.

Hoy, la legislación costarricense estipula que cada persona o empresa debe presentar una declaración para cada una de sus diferentes ganancias percibidas en un año, sea por una actividad productiva, un título valor o un certificado a plazo.

“Para el contribuyente sería sencillo porque no tendría que preocuparse por los diferentes plazos que tenemos ahora, sino que se presentaría un solo formulario. Tendría que verse cómo se establecería, si serían formularios mensuales o será anual con una única liquidación”, destacó la vocera de Deloitte.

Coghi destacó que Tributación debería facilitar el proceso de la declaración del impuesto sobre la renta para el contribuyente.

Añadió que la iniciativa de migrar a la Hacienda Digital, una de las metas del Gobierno, permitiría que la administración tributaria cuente con la información sobre las rentas de la persona o la empresa.

“Esperaría que en el país suceda, como en otros lugares, que muchas casillas de la declaración del renta vienen llenas por Hacienda y al contribuyente solo le reste llenar algunos datos adicionales”, afirmó la especialista.

En junio pasado, Hacienda presentó en el Congreso la solicitud de aprobación de un crédito por $156 millones para financiar modernizar su plataforma tecnológica.