Política Económica

Disputa comercial entre Estados Unidos y China repercute fuertemente en empresas

Nuevas amenazas del presidente Trump causan reveses bursátiles a compañías

Washington. Numerosas empresas multinacionales sufrieron aparatosos reveses bursátiles este lunes 6 de mayo, luego que el presidente estadounidense Donald Trump amenazó con imponer más aranceles a los productos chinos, agravando las probabilidades de una guerra comercial que podría desembocar en mayores precios al consumidor.

Las tensiones podrían afectar a todo el que compre un refrigerador, un automóvil, un iPhone o cualquier producto que dependa de un chip electrónico. Es posible que las empresas que importan materiales de China le pasen la carga al consumidor, es posible que no, pero lo seguro es que algo harán para compensar por sus mayores costos, quizás incluso eliminando empleos.

Goldman Sachs duplicó sus probabilidades de que Estados Unidos impondrá aranceles a las importaciones de vehículos este año y disminuyó su pronóstico de que habrá un nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

“La disposición del presidente de causar inestabilidad en el mercado, al amenazar con un inesperado aumento de los aranceles, indica que posiblemente está también dispuesto a crear la inestabilidad que conllevarían nuevos aranceles a los vehículos o una decisión de retirarse del Nafta” , dijo Goldman Sachs en un estudio publicado el fin de semana.

El sector más afectado es el de la tecnología, particularmente las compañías fabricantes de chips de computadora. Micron Technology Inc., Advance Micro Devices Inc. y Applied Materials Inc. perdieron 4% en la apertura de la Bolsa de Valores de Nueva York. Otros fabricantes de chips corrieron suerte parecida.

Según la firma especializada FactSet, el 64,7% de los ingresos de Qualcomm vienen de China y el 48% de los ingresos de Broadcom también.

Perdían terreno en la bolsa gigantes de la tecnología como Apple Inc., Amazon.com y Alphabet. Apple recibe una quinta parte de sus ingresos de China.

Pero todos los sectores sufrieron las repercusiones, desde las compañías industriales hasta las cadenas minoristas.

Wynn Resorts, dueño de una cadena de casinos y hoteles en Macao, recibe el 75% de sus ingresos de China, según FactSet. Las acciones de Wynn se desplomaron en un 5%.

Incluso las empresas chinas no eran inmunes a la turbulencia.

Las acciones de Alibaba caían casi 5% y las de Weibo (versión china de Twitter) bajaban 6%.

El domingo, el presidente Trump tuiteó que a partir del viernes próximo incrementaría los aranceles sobre $200.000 millones en productos chinos, del 10% al 25%.

Ello sería encima de los aranceles de 25% ya impuestos sobre $50.000 millones de productos chinos. Pekín ha impuesto penalidades sobre $110.000 millones en productos estadounidenses.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.