Marvin Barquero. Hace 4 días

(Video) Ministra explicó plan piloto para resolver situación del transporte comercial

Costa Rica presentará a los demás países centroamericanos un plan para permitir el ingreso de choferes extranjeros a territorio nacional, con el seguimiento de su recorrido mediante la tecnología GPS y con ruta controlada hacia almacenes fiscales, con el fin de levantar el bloqueo al paso de carga en las fronteras.

La medida, según las autoridades y sector privado nacionales, mantiene los controles sanitarios necesarios para evitar una eventual propagación de la covid-19 y, a la vez, es adecuada para facilitar el ingreso y salida de mercancías.

El trasiego de carga en Peñas Blancas y Tablillas (frontera norte) está frenado desde el domingo 17 de mayo por acciones de los transportistas, y desde el lunes 18 de mayo por un cierre ordenado por el gobierno de Nicaragua.

La fila de camiones a las 11:30 a.m. del 21 de mayo en Paso Canoas. Los transportistas panameños se niegan a mover alrededor de 100 unidades, pues no aceptan el acuerdo entre los gobiernos de su país y Costa Rica. Foto: Freddy Parrales
La fila de camiones a las 11:30 a.m. del 21 de mayo en Paso Canoas. Los transportistas panameños se niegan a mover alrededor de 100 unidades, pues no aceptan el acuerdo entre los gobiernos de su país y Costa Rica. Foto: Freddy Parrales

En Paso Canoas (frontera sur) tampoco hay movimiento de carga porque los transportistas no aceptaban las medidas de Costa Rica para limitar el ingreso de choferes extranjeros, como norma de control contra el nuevo coronavirus.

La nueva propuesta de Costa Rica, que incluye el control GPS, fue aceptada por el gobierno panameño en un acuerdo binacional, pero el resto de centroamericanos no la había aprobado hasta este jueves 21 de mayo.

En el caso de Panamá, el planteamiento se aplicó esta tarde, en el puesto de Sixaola, pero en Paso Canoas unos 100 transportistas no se mueven porque no lo reconocen. En la comunidad de Sixaola, cantón de Talamanca, se presentaron a negociar con los transportistas el ministro Seguridad Pública, Michael Soto Rojas, y el viceministro de Comercio Exterior (Comex), Duayner Salas, según informó la oficina de prensa del primer despacho.

La ministra del Comex, Dyalá Jiménez, comentó que se trata de un plan piloto, que puede ser revisado, y que espera sirva de insumo para que otros países se sumen y la región comience a construir un protocolo sanitario regional.

"En relación con Nicaragua, y los demás países de la región, el diálogo permanece abierto. Hemos presentado este plan, el ministro Salud, Daniel Salas, y yo, ayer miércoles, en sesiones de trabajo, a jerarcas de diferentes entidades en la región.

“Este jueves, en horas de la tarde, estaré presentándolo por escrito a la Sieca (Secretaría de Integración Económica Centroamericana) y al Comieco (Consejo de Ministros de Integración Económica), para que todavía puedan analizarlo más, analizarlo con sus sectores privados”, aseveró Jiménez.

Pasos a seguir

La ministra Jiménez explicó que la nueva opción consiste en utilizar el dispositivo GPS de los camiones, mediante el cual se controla su ruta, previamente determinada, hacia un almacén fiscal específico.

Cada uno de los vehículos está dotado con un GPS el cual será registrado en la frontera donde el conductor proporciona el enlace de su equipo de localización y permite a las autoridades costarricenses demarcar una ruta sanitaria.

Esa “ruta fiscal” de la unidad será vigilada y controlada desde el centro de comunicaciones de Ministerio de Seguridad Pública (MSP).

Dicho control tendrá un “espejo” en la central de comunicaciones del Cuerpo de Bomberos y en la de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Alexánder Solís, presidente de la CNE, detalló que no solo se vigilará la ruta seguida por el chofer con su unidad sino que también cualquier eventualidad, para brindarle asistencia.

El operador del equipo identifica las áreas y rutas donde se puede movilizar el transporte, la ubicación en tiempo real de las unidades, los tiempos de desplazamiento y permanencia en Costa Rica y emite alertas cuando el chofer incumpla alguno de estos parámetros, lo cual activa la movilización de las autoridades.

Según Solís, el sistema de control mediante GPS fue ofrecido por el sector privado y no implica erogaciones del Gobierno. La empresa Satgeo, especializada en tecnología para flotas, prestará este servicio.

Eso sí, habrá control de autoridades públicas en los almacenes fiscales donde se recibe y descarga la mercancía y en lugares preterminados donde los choferes pueden realizar paradas.

La ministra Jiménez, en tanto, detalló que los conductores tendrán 72 horas para realizar su procedimiento de transporte, descarga y carga.

Al respecto, Francisco Quirós, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transportistas de Carga (Canatrac), informó de que algunos afiliados ya tienen ese servicio y que el sector privado nacional aprobó la opción, pues urge desentrabar el paso comercial en las fronteras.

La primera aplicación de esta modalidad de tránsito con vigilancia GPS se realiza la tarde de este jueves en dos camiones que viajan desde Sixaola a Moín, manifestó la ministra Jiménez.

Sin embargo, según detalló, el sistema se aplicará a plenitud a primera hora del viernes 22 de mayo, sobre la base del acuerdo binacional con Panamá.

Por su parte, los transportistas en Paso Canoas siguen sin reconocer el plan, mientras que el gobierno de Nicaragua se mantiene en su posición de volver a las condiciones previas a la pandemia. “Eso no es posible”, enfatizó Jiménez.

Esta nueva opción presentada por la autoridades costarricenses sería adicional a las creadas por un decreto ejecutivo publicado el sábado 16 de mayo, donde se exige que los conductores de transporte de carga lleguen hasta la zona primaria aduanera, en la cual desenganchan los furgones y se retiran con el cabezal.

Un conductor costarricense o domiciliado aquí recoge la carga y la ingresa en suelo tico.

Colaboró el periodista Esteban Ramírez