Marvin Barquero. 18 septiembre
El último bloqueo en protesta por las medidas de Costa Rica, realizado por los transportistas en Paso Canoas, terminó el 29 de agosto, cuando el Gobierno flexibilizó el sistema de tránsito en convoyes. Foto: Suministrada por CCTU
El último bloqueo en protesta por las medidas de Costa Rica, realizado por los transportistas en Paso Canoas, terminó el 29 de agosto, cuando el Gobierno flexibilizó el sistema de tránsito en convoyes. Foto: Suministrada por CCTU

A partir del 24 de setiembre, los transportistas de carga centroamericanos podrán llegar a descargar y cargar en almacenes fiscales y en empresas sin necesidad de obtener una autorización previa, en una nueva flexibilización de los controles para este tipo de actividad.

Hasta ahora solo pueden hacerlo en almacenes fiscales y empresas autorizadas por el Gobierno.

La medida fue comunicada al finalizar la tarde de este viernes 18 de setiembre por el Ministerio de Comercio Exterior (Comex), encargado de vigilar por los intercambios internacionales de mercancías.

Además, se eliminarán las operaciones de enganche, desenganche y relevo de conductores en las zonas aduaneras primarias, en este caso, a partir del 29 de setiembre.

Se mantendrán los estrictos controles sanitarios en los pasos fronterizos, en las empresas y en los almacenes fiscales, así como la trazabilidad de los transportistas, es decir, deben alquilar una unidad GPS para transitar por el territorio nacional.

El ministro en ejercicio del Comex, Duayner Salas, resaltó esta flexibilización de las medidas para el tránsito de carga y dijo que se ajustan a la estrategia “Costa Rica trabaja y se cuida”, que procura un balance entre la salud y la reactivación económica.

Las dos cámaras locales del sector celebraron el anuncio de esta flexibilización y felicitaron al Comex por las gestiones en ese sentido.

Marjorie Lizano, presidenta de la Cámara Costarricense de Transportistas Unitarios (CCTU), dijo que es de esperar una respuesta de los demás países de América Central, para permitir a las placas costarricenses descargar y cargar en sus territorios en las empresas y en los almacenes fiscales.

Por su lado, Francisco Quirós, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transportistas de Carga (Canatrac), dijo que con esto se vuelve prácticamente a las medidas de antes de la pandemia, pues lo que queda son requisitos estrictamente sanitarios.

“Celebramos lo positivo de esta noticia, que se toma a pesar de la condición sanitaria que tiene el país en este momento, que no es la óptima”, declaró Quirós.

Para Lizano, aún es necesario realizar un esfuerzo para abrir el servicio a más empresas que ofrezcan las unidades GPS con el fin de abaratar los costos.

En mayo pasado, Costa Rica puso en vigencia medidas para controlar una eventual expansión del coronavirus, las cuales afectaron el ingreso al país de los transportistas de carga.

Entre ellas, la descarga y carga solo en almacenes fiscales autorizados, el control mediante el uso de los GPS y para quienes solo iban en tránsito, sin descargar en el territorio nacional, el sistema de tránsito en convoyes vigilados por la Fuerza Pública; también el enganche y desenganche de camiones y el relevo de conductores en los puestos fronterizos.

Esas decisiones desataron las protestas en la región, lo cual llevó al cierre del paso por Peñas Blancas, por parte de las autoridades nicaragüenses, durante tres semanas, lo cual paralizó el transporte regional de mercancías.

Del lado de Panamá, las medidas de Costa Rica llevaron al bloqueo durante tres ocasiones, desde mayo, del paso de carga por Paso Canoas. El último evento en ese punto de la frontera se terminó el 29 de agosto pasado, luego de que Costa Rica aceptó suprimir la modalidad de convoyes para los camiones que van en tránsito.