Por: Óscar Rodríguez.   11 enero

La compra de empresas vinculadas a las ventas al detalle e industria sobresalieron, durante el año pasado, en el negocio de fusiones y adquisiciones en Costa Rica.

Los datos de la Comisión para Promover la Competencia (Coprocom) muestran 19 de los 37 casos resueltos, en el 2017, eran de estos sectores.

La cantidad de trámites resueltos fue la misma del 2016, según Coprocom, entidad adscrita al Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

La empresa estadounidense Sysco adquirió, en noviembre del año pasado, la totalidad de la firma nacional distribuidora de alimentos Mayca. En la imagen, el centro de distribución de la compañía en El Coyol de Alajuela. Foto: Garrett Britton
La empresa estadounidense Sysco adquirió, en noviembre del año pasado, la totalidad de la firma nacional distribuidora de alimentos Mayca. En la imagen, el centro de distribución de la compañía en El Coyol de Alajuela. Foto: Garrett Britton

Entre los casos reportados hubo operaciones de carácter internacionales de compañías que operan en el país. Un ejemplo fue la compra que de Monsanto por parte de Bayer.

Desde el 2011, las adquisiciones o fusiones que superen los $15 millones deben ser aprobadas por la Coprocom. Dicha entidad puede vetar operaciones que afecten a los consumidores.

Principales casos

Entre los casos más relevantes del sector de venta al detalle estuvieron la adquisición que hizo las Farmacias Santa Lucía de Farmacias Chavarría. Por su parte, el grupo empresarial Cuestamoras adquirió las farmacias La Bomba.

Asimismo, la empresa de distribución de combustible Total vendió su red de 19 estaciones de servicio y sus actividades de comercio general a Petróleos Delta.

Además, la compañía estadounidense Sysco compró a la empresa de distribución de alimentos Mayca. Ambas estaban relacionadas, desde el 2014, cuando la firma extranjera se hizo del 50% de las acciones de la compañía nacional.

Sergio Wiernik, socio director de Capital Financial Advisors –firma que asesora a empresas en procesos de fusiones y adquisiciones–, comentó que el 2017 fue un año de mucho dinamismo.

"Nuestra interpretación con este dinamismo de adquisiciones es que los compradores e inversionistas están viendo con buenos prospectos a Costa Rica y otros países de Centroamérica como una región atractiva para hacer negocios", recalcó Wiernik.

En el área industrial destacaron los negocios del sector agrícola. Por ejemplo, Grupo Agricenter fue adquirido por AMVAC Netherlands BV.

La firma guatemalteca Duwest se hizo de la firma Cafesa de Costa Rica. Otra compañía chapina, Disagro, compró a la nacional Abonos del Pacífico.

La firma CPG Real Estate compró la IFP Holding Costa Rica, dueña de los terrenos donde están los hoteles Marriott Belén y Marriott Los Sueños. Foto: Alonso Tenorio.
La firma CPG Real Estate compró la IFP Holding Costa Rica, dueña de los terrenos donde están los hoteles Marriott Belén y Marriott Los Sueños. Foto: Alonso Tenorio.

Eduardo Videche, socio de Transacciones de EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana, resaltó que en el 2017 también hubo operaciones relevantes en el sector inmobiliario.

Por ejemplo, el fondo inmobiliario de Multifondos (Mercado de Valores de Costa Rica), compró, en $127 millones, el centro corporativo El Cafetal, ubicado en Belén.

"Es importante resaltar que la mayoría de las transacciones del país suceden en el mercado medio, de entre $20 millones y $100 millones", enfatizó Videche.

El costo de la mayoría de negocios de fusiones y adquisiciones que se efectúan en Costa Rica son privados y pocas veces trascienden.