Marvin Barquero. 30 mayo, 2019
La inversión hotelera de los últimos años tiene la influencia de las construcciones en el Golfo de Papagayo y en Guanacaste, en general. En el 2017 al menos dos proyectos en ese lugar influyeron las cifras al alza. Aquí el hotel W Costa Rica en su fase de construcción. Foto: Archivo
La inversión hotelera de los últimos años tiene la influencia de las construcciones en el Golfo de Papagayo y en Guanacaste, en general. En el 2017 al menos dos proyectos en ese lugar influyeron las cifras al alza. Aquí el hotel W Costa Rica en su fase de construcción. Foto: Archivo

El sector turismo costarricense padece una fuerte volatilidad en la inversión extranjera directa (IED), al menos en el lapso entre el 2009 y el 2018, de acuerdo con las cifras reportadas por el Banco Central de Costa Rica.

Tales son las fluctuaciones que en el 2016 se registró inversión en ese sector por un monto de $102,6 millones, cifra que al 2017 se incrementó fuertemente hasta los $443,3 millones, es decir, un avance del 332%.

Empero, al 2018 las inversiones de ese tipo, en especial en el sector hotelero, cayeron a $23,2 millones. Esto significa una merma del 95% respecto al fuerte pico del 2017, el más alto desde el 2009, de acuerdo con el reporte obtenido de la página web del Banco Central.

Desde el 2009 hasta el año pasado y tras el pico de $443 millones del 2017, la cifra que se ubica como segunda se logró en el 2009 precisamente, con $253,5 millones de inversiones en turismo.

El reporte de inversiones en turismo para el 2018 es el más bajo desde el 2009, lo cual llamó a preocupación a ese sector, en especial a la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH). La cifra más baja luego de la del 2018 se presentó en el 2014, con un total de $34 millones.

Por su parte, cifras solicitadas al Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) acerca de la intención de construcción también indican volatilidad. En el 2016 se tramitaron 46.397 metros cuadrados (m²) de intención de construcción para hoteles en nuevos proyectos; en el 2017 fueron 68.487 m² y el año pasado la cifra fue de 20.487 m².

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT) explicó que el registro de la inversión en IED contempla el origen y participación de capital, las etapas de planificación y ejecución de los proyectos, así como las fechas de presentación de las solicitudes, lo que incide en las fluctuaciones del registro de la inversión.

Empero, la entidad también reiteró su preocupación por incrementar la atracción de IED al sector, luego de la caída en el 2018 al nivel más bajo desde el 2009.

“Se han implementado estrategias para la atracción de nuevas inversiones; esto ha permitido la firma de un Convenio con Cinde (Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo) que permitirá un mayor acompañamiento al inversionista en la implementación y puesta en operación de su propuesta de inversión de proyectos futuros”, declaró Gustavo Alvarado, director de Gestión Turística del ICT.

Registro

Alvarado explicó, en respuesta a un correo electrónico, que durante el 2017 el pico de inversiones se dio especialmente por el registro de cuatro grandes proyectos.

Se trata, detalló, del Hotel Hard Rock (hoy, Hotel Planet Hollywood); Hotel Azura Sámara Beach Resort; Hotel Danta Inn (hoy, Hotel Sanarena) y el Hotel Holyday Inn Express San José-Forum (Santa Ana). A eso se une, agregó, el registro de $200 millones del proyecto Parque Temático Discovery, que se anunció para desarrollarse en la provincia de Guanacaste.

En este punto, aclaró, que en el registro de la IED se resaltan y diferencian las etapas de planificación y ejecución de los proyectos.

En el 2018, según el informe solicitado al ICT, se registra en el indicador de IED un monto de inversión de $22,8 millones, representado, principalmente, por dos establecimientos turísticos que brindan el servicio de hospedaje y de restaurante. Tales son los casos del Hotel Playa Kativo y el Restaurante Starbucks Visitor Center.

Flora Ayub, directora ejecutiva de la CCH, declaró que efectivamente hay preocupación por la merma en la IED del turismo. Explicó que fueron llamados a participar en una comisión para atender el caso y que esperan la estrategia que empleará Cinde para reactivar la atracción de inversionistas. Esa estrategia se presentaría a finales de junio.

Añadió que la CCH está disponible para colaborar con esa estrategia en todo lo que les soliciten.

El convenio entre el ICT y Cinde permite que la primera institución aporte recursos económicos y la segunda toda su experiencia para negociar con potenciales inversionistas. Se firmó a finales de febrero pasado.

Por su parte, Alvarado señaló que en el 2017 se reportaron planes por un valor de $198,8 millones por concepto de inversión planeada en proyectos y empresas en operación que optaron por el reconocimiento de la Declaratoria Turística. El año pasado, proyectos por un valor de $193 millones tramitaron la obtención de ese certificado, lo cual también refleja variabilidad en las cifras.

El reconocimiento de Declaratoria Turística es una opción voluntaria. Así que las empresas la pueden solicitar o no. También puede tramitarla, por lo tanto, en un año diferente al que iniciaron operaciones.