Carlos Cordero Pérez. 29 diciembre, 2019
Los productores esperan que un tren de carga que llegue hasta Muelle y un aeropuerto en Altamira, ambos en San Carlos, tenga el mismo impacto para los distintos sectores que la reciente construcción del tramo de carretera que va de Vuelta de Kopper (San Carlos) a Bajos de Chilamate (Sarapiquí). (Foto Rafael Pacheco /Archivo)
Los productores esperan que un tren de carga que llegue hasta Muelle y un aeropuerto en Altamira, ambos en San Carlos, tenga el mismo impacto para los distintos sectores que la reciente construcción del tramo de carretera que va de Vuelta de Kopper (San Carlos) a Bajos de Chilamate (Sarapiquí). (Foto Rafael Pacheco /Archivo)

Las empresas de turismo, agroindustria, salud y tecnologías del cantón de San Carlos, en la provincia de Alajuela, están adoptando un radical proceso de transformación, enfocado en incrementar la productividad, el valor agregado y la calidad, por medio de la renovación de su oferta de productos y servicios.

Los sectores esperan que proyectos como el aeropuerto en el cantón y la ampliación hasta la localidad de Muelle, del tren eléctrico de carga del Caribe, originalmente pensado para cubrir de Limón a Sarapiquí, serán determinantes para explotar más el potencial existente.

“Se siguen habilitando las condiciones para fortalecer el clima de inversión. Esta es una región donde hay innovación”, manifestó Alfredo Aguilar, director ejecutivo de la Agencia de Desarrollo de la Zona Norte (ADEzn).

La ADEzn tiene 18 años de haber sido formada por la cámara de comercio, la academia, la Municipalidad y otras instituciones y sectores para impulsar iniciativas ante las entidades gubernamentales claves para el crecimiento de la economía y el empleo de la región.

La Dirección General de Aviación Civil indicó que ya se realizó un estudio sobre el aeropuerto en Altamira de San Carlos, el cual se utilizará en el plan de desarrollo aeropuertario internacional y regional de esta entidad.

Las exportaciones de la zona norte también crecieron y el año pasado superaron los $2.000 millones, según datos de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

Establecer alianzas

Buena parte del cambio de la oferta de productos y servicios viene de la mano de esfuerzos para mejorar la preparación de recurso humano bilingüe y de conexión entre empresas y firmas tecnológicas de la zona.

“Apostamos por la calidad de la enseñanza del inglés, aumentando la preparación de los 1.200 docentes que hay en la zona”, dijo Patricia López, coordinadora general del Congreso de Enseñanza del Inglés.

El evento ya se ha realizado en tres ocasiones en la localidad (2013, 2016 y 2019). En la última edición, alcanzó a más de 600 personas.

Otra actividad que se ha consolidado es el San Carlos Technology Summit, que reúne, cada año, hasta 500 personas, incluyendo encargados de carreras, desarrolladoras y responsables de tecnologías de información y comunicación (TIC) de las empresas de la zona, entre otros.

Denis Umaña, directivo de la Cámara de Empresas de TIC de la Zona Norte, destacó las sinergias que se han demostrado tanto entre las mismas empresas como entre los sectores, la academia, las instituciones, la municipalidad y la ADEzn.

“El mercado es enorme y se trabaja en conjunto para potenciar fortalezas”, expresó Umaña, quien también es gerente general de la firma NCQ Solutions.

El San Carlos Technology Summit se realiza desde el año 2012 en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Costa Rica, en Santa Clara. (Foto archivo GN)
El San Carlos Technology Summit se realiza desde el año 2012 en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Costa Rica, en Santa Clara. (Foto archivo GN)
Evolución de la oferta

La transformación que experimenta el parque empresarial en San Carlos se advierte en diversas actividades productivas.

Hace 15 años Nortek (hoy parte de Avantica) era la única desarrolladora de soluciones informáticas en la zona, pues la mayoría de empresas de tecnología eran proveedores de equipos y redes.

Actualmente, existe un dinámico grupo de firmas TIC que brindan este tipo de herramientas y que incluso incorporan nuevas tecnologías como inteligencia artificial y cadena de bloques (blockchain), empujados por la demanda existente en el mercado local e internacional.

La disponibilidad de talento también ha crecido a más de 350 ingenieros informáticos, con el regreso de profesionales oriundos de la región desde el Valle Central, además de los egresados de las universidades presentes en el cantón.

En el sector de raíces y tubérculos (donde se sumaron ayote y plátanos) los esfuerzos se dirigen a tener una oferta de mayor valor agregado, incrementar la productividad, aplicar buenas prácticas y responder a la demanda de producción carbono neutral y libre de gluten existente en Estados Unidos y Europa.

Rocío Valerio, del consorcio Magic Roots, indicó que se capacitó a más de 200 productores, se están elaborando los manuales, se cuenta con un proyecto de semillas de yuca limpias y se implementa una estrategia de promoción.

Valerio añadió que la construcción del tramo Vuelta Kopper-Chilamate, permitió reducir los tiempos de transporte hasta Moín (Limón) y los costos, en un sector donde este factor es determinante para competir con otros países.

No es el único sector beneficiado. Juan Sauma, de la firma Pelletis (fabrica combustible a base de desechos de madera), señaló que la habilitación de ese tramo está ayudando en la recolección de residuos y para sus exportaciones al Caribe, por medio de Moín.

La empresa produce combustible carbono neutro a partir de residuos forestales y agrícolas para uso en industrias, hotelería y en hogares. Actualmente, ofrece productos para barbacoas en Amazon y comercializa arena ecológica para literas de mascotas en supermercados, tiendas de conveniencia y ferreterías.

En la zona también se impulsan dos parques empresariales. Uno de ellos está ubicado en Muelle y su director de operaciones, Víctor Perera, confirmó que cuenta con permisos para establecerse como zona franca, tiene contratos con cuatro compañías y avanzan en las obras internas y de acceso.

FUENTE: ADEzn y representantes de sectores y empresas.    || créditos / LA NACIÓN.

Nuevo enfoque

Los sectores de salud y turismo también están dando pasos de cambio desde dos de los principales atractivos de la zona norte: las aguas termales y las actividades de aventura.

La Clínica Balance, ubicada en Florencia y fundada en el 2013 para servicios estéticos, explora incorporarse al turismo médico junto con otras empresas locales de salud, aprovechando la abundancia de aguas termales en la zona.

Brenda Delgadillo, propietaria de la Clínica Balance, informó de que se realizan los estudios químicos, con el apoyo de la sede del Instituto Tecnológico de Costa Rica, en Santa Clara, que comprueben los resultados de las aguas termales en los campos de la fisioterapia y la medicina.

“De aquí a tres meses esperamos ver avances”, dijo Delgadillo.

Las empresas de turismo de La Fortuna también están orientándose del turismo de entretenimiento al turismo de bienestar, aprovechando el atractivo de las aguas termales, y fortaleciendo los servicios y la infraestructura en turismo de aventura.

Tadeo Morales, vicepresidente de Arenal Cámara de Turismo y Comercio y gerente de Mistico Park, explicó que la idea es promocionarse como un destino para ambos tipos de viajeros.

En este campo, el proyecto más importante será la construcción de una ciclovía con una inversión de unos $50 millones que da vuelta al volcán Arenal para que los visitantes disfruten la belleza escénica y realicen ejercicio en bicicleta, caminando o trotando.

Morales también destacó el impacto de la construcción en Vuelta Kopper-Chilamate para el sector, al facilitar el traslado de turistas desde el Valle Central y el Caribe, a la zona norte.