Krisia Chacón Jiménez. 7 noviembre
La compañía Rappi se alió con Grin para facilitar la movilidad en las ciudades a través de patinetas tipo scooter. Foto: Sitio web Grin.
La compañía Rappi se alió con Grin para facilitar la movilidad en las ciudades a través de patinetas tipo scooter. Foto: Sitio web Grin.

Las empresas Rappi y Glovo quieren ir más allá del negocio de las entregas en Costa Rica y analizan la opción de traer patinetas tipo scooter para facilitar la movilidad en las zonas urbanas.

Este servicio ya lo incorporó la compañía Omni, en San José, con sus bicicletas de pedal electroasisitido que facilita el transporte en estos vehículos.

Las tres compañías ven en el país oportunidades de crecimiento debido al alto congestionamiento vial, la dificultad de encontrar parqueos en el centro de la capital y el beneficio que se genera para el medio ambiente.

(Video) OMNiBicis planea llegar a Alajuela, Heredia y Cartago

Rappi planea traer el servicio de movilidad ecológica con patinetas tipo scooter en unos tres meses, según dijo Mateo Albarracín, director de expansión de esta compañía colombiana.

Este servicio ya lo ofrece Rappi en alianza con la firma Grin en ciudades como São Paulo, Florianópolis, Rio de Janeiro, Curitiba, Porto Alegre, Santos, Bogotá, Santiago de Chile, Buenos Aires, Montevideo, Lima y Ciudad de México.

El usuario debe descargar la aplicación para encontrar un scooter, luego lo desbloquea al escanear el código ubicado en el vehículo.

El objetivo de este tipo de movilidad es convertir a las ciudades en lugares más eficientes, donde se cuide al ambiente y que el ciudadano tenga mejores servicios gracias a la tecnología.

“Estamos viendo las soluciones de micro movilidad, como Grin. Lo estamos estudiando porque hay situaciones en la infraestructura de San José que tenemos que analizar antes de traer los monopatines. Esto va a ayudar a la población tica a vivir mejor", explicó Albarracín.

Rappi se convirtió en un unicornio a finales del año pasado, es decir, la compañía alcanzó un valor superior a los $1.000 millones.

En tan solo cuatro años, la firma ya se estableció en nueve países y 70 ciudades.

Esta aplicación logró gran popularidad al facilitarle a los usuarios entregas de comida a domicilio, compras en supermercados, traslado de dinero en efectivo, compras de regalo y básicamente cualquier gestión que conlleve el traslado de diferentes objetos.

La inversión que hizo Rappi para entrar a Costa Rica fue de $2 millones y esperan facturar $10 millones para el 2020.

Movilidad limpia

Glovo también se suma a la iniciativa de movilidad limpia y proyecta traer el mismo servicio, sin embargo, la firma no ha precisado fechas exactas de cuándo comenzaría a funcionar.

“En movilidad estamos buscando aliados que ofrezcan el servicio de rides en carros que se puedan pedir a través de la aplicación: también vemos movilidad con patinetas para que las personas se puedan desplazar en la ciudad libremente y de forma ecológica porque sería eléctrica”, afirmó Alex Villace, director general para Centroamérica de Glovo.

La empresa también tiene entre sus planes incorporar más líneas de negocio como el de lavandería, la instalación de cocinas para alquiler, incluso la movilidad de dinero en efectivo; todos estos planes tampoco tienen fecha de lanzamiento para Costa Rica; no obstante, al consultar a Villace acerca de cuáles tienen prioridad, su respuesta fue “definitivamente los de movilidad”.

Esta compañía nació en el 2015 con la misión de convertirse en una herramienta de conveniencia para el usuario.

Glovo opera en 26 países y más de 202 ciudades en el mundo. Específicamente en Latinoamérica, tiene presencia en 10 naciones.

La plataforma está disponible en Costa Rica desde hace 17 meses, y en este periodo ha registrado más de 2 millones de pedidos, 1.300 glovers activos y 400 empresas aliadas.

Tanto Rappi como Glovo tienen el deseo de ampliar sus horizontes hacia la movilidad. Ambas firmas ven que las entregas de comidas y realizar mandados son una buena forma de ganar fidelidad entre sus clientes y así poder expandir su línea de negocio.

De momento la empresa que ya desplegó su red de bicicletas para la movilidad en San José fue Omni, quien tiene como meta llegar a los 5.000 vehículos con este fin.

La empresa quiere llevar este servicio también a Heredia, Alajuela y Cartago.

El precio de alquilar una bicicleta es de ¢600 por hora y se desbloquea con la aplicación Omni Costa Rica disponible para iOS y Android.

Uno de los pioneros de esta movilidad compartida es Lime, emprendimiento que nació en Silicon Valley, San Francisco y logró captar inversores de la talla como Google y Uber.

Josué Durán es un usuario de Omni y decidió pagar una suscripción mensual para aprovechar el servicio de las bicicletas compartidas en San José. Foto: Mayela López.
Josué Durán es un usuario de Omni y decidió pagar una suscripción mensual para aprovechar el servicio de las bicicletas compartidas en San José. Foto: Mayela López.