Jéssica I. Montero Soto. 9 abril
Mario Hernández es CEO de Impesa, fintech que desarrolló la plataforma Kipo, en alianza con PayPal. Foto: Alonso Tenorio
Mario Hernández es CEO de Impesa, fintech que desarrolló la plataforma Kipo, en alianza con PayPal. Foto: Alonso Tenorio

Con la promesa de mejorar el tiempo y la seguridad en el recibo y procesamiento de pagos desde el extranjero, la empresa nacional Impesa lanzó este martes la plataforma Kipo, dirigida a empresas, emprendimientos y profesionales independientes.

Kipo es un portal de Internet que reúne una alianza operativa entre Impesa y la transnacional de pagos en línea PayPal. Lo que hace es proporcionar una conexión segura y rápida entre el dinero que recibe el comercio fuera del país y la plataforma bancaria de Costa Rica. PayPal provee la estructura de pagos, aplicable en más de 200 mercados.

Impesa es una fintech, es decir, una empresa de tecnología dedicada a las finanzas. En su caso, los productos que desarrolla se especializan en medios de pago. PayPal es la plataforma líder del mundo para pagos en línea, según datos de Javelin Strategy & Research, firma investigadora especializada en finanzas.

Mario Hernández, CEO de Impesa, aseguró que la negociación entre la empresa local y la transnacional se extendió durante al menos siete meses, que incluyen el desarrollo del sitio. Una de las claves fue la seguridad, pues PayPal exige que sus socios alcancen sus estándares de protección de datos y dinero, a lo largo de todo el trámite.

Patricia Salaverry, jefa de Desarrollo de negocios en Latinoamérica para PayPal, relató que la empresa ha desarrollado acuerdos similares con fintechs en Argentina, Chile y el año pasado en Colombia. Además, considera a Costa Rica uno de sus cinco mercados prioritarios en Latinoamérica.

“Este tipo de alianzas con fintechs las venimos haciendo desde hace unos tres años en distintos países. Nuestro producto en la región es transfronterizo, es decir, un producto que ayude a comercios locales a vender fuera. Es así que Costa Rica, con el segmento turismo y el segmento servicios tiene muchísimo potencial que todavía no ha llegado a su potencial total”, explicó Salaverry.

El sitio web de Kipo se adapta a los dispositivos del usuario para que realice las transferencias. (Reproducción EF)
El sitio web de Kipo se adapta a los dispositivos del usuario para que realice las transferencias. (Reproducción EF)
Así funciona

Para que una empresa utilice Kipo, debe tener dos requisitos previos: cuenta de PayPal y al menos una cuenta en dólares en una entidad bancaria de Costa Rica, registrada en el Sistema Nacional de Pagos Electrónicos (SINPE).

Con estos elementos, la persona –física o jurídica– abre una cuenta en el sitio web www.getkipo.com, donde enlaza su monedero de PayPal con las cuentas bancarias. Puede incluir tantas cuentas en dólares como desee, siempre que estén a nombre de la misma persona usuaria de Kipo y de PayPal. Por seguridad, la plataforma excluyó la opción de enviar dinero a terceros.

El costo del servicio es una tarifa fija de $4 más el 0,5% del monto transferido. Los pagos de los compradores se acreditan a la cuenta de PayPal en menos de 24 horas y las transferencias de la cuenta a los bancos se hacen en tiempo real.

Kipo comenzó a recibir usuarios el 1 de abril y el lanzamiento oficial fue el martes 9 de abril. En esos días superó las 250 cuentas activas, con un total de transacciones superior a los $50.000. Entre los primeros clientes están la empresa Calypso Tours, la firma legal Invicta Legal y la pyme Hotelquest.com.

La meta para Impesa es reunir un mínimo de 1.000 cuentas activas este año.