Negocios

Pandemia sanitaria provocó la pérdida de 3.500 empresas formales en Costa Rica

País reportó 69.412 compañías registradas ante la Caja al tercer trimestre de este año; eran 72.953 al mismo periodo del 2019. Turismo y comercio fueron los sectores más golpeados.

La crisis generada por la pandemia de la covid-19 provocó la pérdida de 3.541 empresas formales de todos los sectores en Costa Rica en el tercer trimestre de este año, cuando se compara con el mismo periodo del 2019.

Así lo informó la Cámara de Comercio, este martes 15 de diciembre, con base en datos de compañías inscritas ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Al tercer trimestre de este año, la CCSS reportó 69.412 compañías registradas y cotizantes, mientras que al mismo periodo del 2019 eran 72.953, es decir hubo una reducción del 5% del total de compañías formales.

La Cámara de Comercio informó que es urgente promover reformas legales para ayudar a muchas compañías a volver a la formalidad.

“Tenemos que ver cómo hacemos para que las empresas que cayeron a la informalidad vuelvan a la formalidad porque, al final se genera una competencia desleal y el Gobierno tiene menos ingresos”, destacó Julio Castilla, presidente de la Cámara de Comercio.

En el caso del sector comercial, la pérdida de empresas formales fue de 887 en el último año.

Al tercer trimestre se registraron 17.422 compañías, frente a las 18.309 al mismo periodo del 2019, muestran los datos de la Caja.

Sin embargo, el golpe más fuerte se lo llevaron las empresas formales del sector turístico.

Costa Rica contaba con 5.036 hoteles y restaurantes inscritos ante la CCSS entre julio y setiembre del 2020. Pero eran 6.252 al mismo periodo del año pasado, es decir se perdieron 1.216 empresas formales en esta industria.

Jairo Mena, asesor económico de la Cámara de Comercio, explicó que, a nivel de empleo, el sector comercial pasó de casi 370.000 puestos de trabajo, en el primer trimestre de este año previo a la pandemia, a 288.000 al tercer trimestre.

Mena reconoció que el proceso de reapertura provocó una leve recuperación de empleos entre julio y setiembre.

Sin embargo, los nuevos trabajos se generan en empleo informal, mientras que el formal mantiene la tendencia de pérdida.

A octubre pasado, el índice mensual de actividad comercial, elaborado por el Banco Central, mostró una caída interanual del 14%, frente al mismo mes del 2019.

Por tipo de actividad, la mayor caída la reporta el área de materiales para la construcción con -28%, vehículos con -26%, venta de aparatos eléctricos y del hogar con -21%, productos farmacéuticos con -6% y alimentos y bebidas con -0,2%.

“En el sector comercial no hay ganadores. Tenemos sectores que cayeron más frente a otros que lo hicieron menos”, dijo Mena.

Microempresas, las más golpeadas

El reporte de la Caja muestra que las microempresas, es decir aquellas con uno a cinco empleados, fueron las compañías formales más afectadas a raíz de la pandemia.

Entre julio y setiembre de este año, había 51.728 empresas con estas características, lo cual significó una caída de 2.001 frente a las 53.729 el mismo periodo del 2019.

En el caso de las empresas pequeñas, de seis a 30 empleados, se registraron 13.766 en el tercer trimestre de este año, frente a las 14.944 del mismo periodo del 2019, es 1.178 menos, muestran los datos de la CCSS.

En las compañías medianas (de 31 a 100 empleados) la institución autónoma registró 2.672 entre julio y setiembre, 253 menos en el último año.

Mientras que las grandes, es decir con más de 100 empleados, había 1.246 empresas, 109 menos frente al tercer trimestre del 2019.

“Tenemos un reto como país de cómo colaboramos para que estas empresas (las que cerraron) vuelva a formalizarse”, dijo el presidente de la Cámara de Comercio.

La organización empresarial destacó que a partir del 2021 se enfrentará una recuperación lenta, inclusive después de la apertura total.

“Sin las condiciones adecuadas, en el 2021 difícilmente las 73.000 empresas formales previas a la pandemia se recuperarán”, señaló Castilla.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.