Marvin Barquero. 10 octubre
Mike Mussallem, presidente y director ejecutivo de Edwards Lifesciences. Foto: José Cordero
Mike Mussallem, presidente y director ejecutivo de Edwards Lifesciences. Foto: José Cordero

Durante una rápida visita a Costa Rica, con motivo de la inauguración de la nueva planta de producción de válvulas cardíacas de Edwards Lifesciences, el presidente y director ejecutivo de esa compañía estadounidense, Mike Mussallem, manifestó que el clima de negocios, la seguridad jurídica y la mano de obra en el país pesaron para entrar aquí en el 2016, y ahora ampliar sus operaciones.

A continuación un extracto de la entrevista que La Nación hizo a Mussallen.

– ¿Cuáles elementos pesaron para invertir en Costa Rica, y ahora, ampliar operaciones?

– Hay una gran cantidad de trabajo avanzado que lo hizo Cinde (Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo) para ayudar a nuestra compañía a entender las fortalezas de Costa Rica. Obviamente, al pensar en el país, el clima de negocios positivo y el clima político. También resaltan la gente fuerte que vive en Costa Rica, que sean parte de nuestro equipo. Y también explica que ya hay una gran experiencia, que fue positiva, en tecnología médica en Costa Rica.

”Creemos en ellos y empezamos con la visión de construir las instalaciones más sofisticadas de válvulas del corazón del mundo, aquí en Cartago.

”Empezamos a mover tierra hace tres años y hemos estado extremadamente satisfechos con el progreso hasta el momento.

”Ahora tenemos 600 empleados y esperamos hacer nuestro primer envío de válvulas de corazón el próximo año. Ya para finales del 2020 esperamos que hayan en esta planta 1.100 empleados.

”Una de las sorpresas más agradables fue la calidad y la pasión de los empleados. Ellos han aceptado la responsabilidad de hacer un producto de muy alta calidad que, saben, ayuda a los pacientes alrededor del mundo. Para nosotros, lo número uno entre nuestro equipo es la cultura y la cultura en estas instalaciones bellísimas ya es que aceptan nuestra idea y nuestro propósito para nuestro trabajo: ayudar a los pacientes y salvar vidas".

– Llama la atención que ustedes contraten personal con noveno año de colegio. ¿Cómo se llega a esa decisión?

– Muchos de los trabajos en la compañía son muy difíciles, no es para todo el mundo, en particular la gente que hace válvula de corazón, se toman más de mil suturas para cada válvula de corazón, hechas a mano. La calidad debe ser perfecta todas las veces.

”Lo que ha sido maravilloso es el trabajo avanzado que ha hecho el equipo el INA (Instituto Nacional de Aprendizaje). Por su programa, los ciudadanos de Costa Rica ya tienen capacitación que ayudará mucho a tener un trabajo dentro de la empresa como cosedor de válvulas. Hemos visto la cantidad de personas que han tenido éxito para tener trabajo y van surgiendo a raíz de este programa. Ha sido una alianza muy bonita".

– ¿Qué prevé del futuro de la operación en Costa Rica?

– Esta será una de las pocas operaciones alrededor del mundo que haga válvulas de corazón. Esperamos que sea una operación crítica para suministrar válvulas de ese tipo alrededor del planeta.

”Estamos muy optimistas del futuro de Edwards Lifesciences en Costa Rica, para continuar creciendo. Hoy en día la demanda de válvulas del corazón alrededor del mundo está creciendo muy rápidamente y entonces esta es un área muy importante para el futuro".

– ¿A dónde se exportan los productos terminados en Costa Rica?

– Hoy en día damos válvulas de corazón a más de 100 países alrededor del mundo. Válvulas hechas en Costas rica pueden ir a cualquiera de todos estos 100 países.

10/10/2019. Cartago, zona franca La Lima. Inauguración de la segunda planta en Costa Rica de la empresa Edwards Lifescienses, en la cual se invirtieron $100 millones y albergará a 500 trabajadores. Fotografía José Cordero.
10/10/2019. Cartago, zona franca La Lima. Inauguración de la segunda planta en Costa Rica de la empresa Edwards Lifescienses, en la cual se invirtieron $100 millones y albergará a 500 trabajadores. Fotografía José Cordero.

– Para Costa Rica es un gran avance que se haga producto terminado del sector médico. ¿Qué más se prevé para la empresa aquí; se irá a investigación y desarrollo de productos?

– Habrá mucha ingeniería que apoya esta instalación desde ya. Los productos de aquí son terminados, son válvulas de corazón que mantengan la vida de los pacientes. Las válvulas exactas que se implantan.

”En cuanto al futuro, yo siento que sí hay oportunidades para trabajos más profesionales en Costa Rica. Podrían ser relacionados con algún desarrollo de un proceso, podría ser investigación y desarrollo, podría ser relacionado con tecnología digital".

– Usted habló de un buen ambiente de negocios en Costa Rica. ¿Qué destaca al respecto?

– Nosotros vemos dos elementos importantes. Uno es el nivel de estabilidad y predictividad en el clima de negocios y también una alianza muy positiva y favorable con el gobierno. Nosotros tenemos la impresión de que la gente está tratando de ayudarnos a ser exitosos. No vemos esto en todo lado.

– ¿Se puede pensar en más inversión en el futuro en Costa Rica?

– Estamos viendo hacia delante y decimos que tenemos un trabajo muy grande para el próximo año y medio. Si esto va bien, por supuesto eso es muy positivo, y como una compañía en crecimiento habrá más potencial.

– ¿Qué tipo de profesionales destaca en la operación en Costa Rica?

– Tenemos una serie de profesionales involucrados en ingeniería en procesos, de calidad, en salud ambiental y seguridad y, por supuesto, capacitación y educación que es muy importante.