Marvin Barquero. 17 enero

La Cámara de Empresarios del Combustible enfatizó que una liberalización del mercado de gasolineras en Costa Rica solo beneficiaría a las estaciones en cadenas y, eventualmente, a la zona central del país, y afectaría muy fuerte a las regiones alejadas, pues las gasolinas y el diésel se encarecerían en sitios rurales.

El director general de ese gremio, José Miguel Masís, se refirió así a la propuesta de liberalizar ese mercado, que emana de un estudio contratado como parte del proceso de adhesión de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

– ¿Qué opinan de la propuesta de abrir el mercado minorista de combustibles, lanzada en un estudio hecho a solicitud de la OCDE?

– En el tema de estaciones de servicio la liberación del precio realmente no le conviene al país, por una simple razón: capacidades en venta, donde probablemente las estaciones en grupos tengan mayor posibilidad de gestionar con Recope mejores condiciones de precio. Pero en Costa Rica el distribuidor no tiene una posibilidad de decirle a Recope: usted me vende a tanto, yo le compro a tanto, pues si no me vende así yo le compro a la distribuidora equis, porque no existe.

Pero se propone un precio diferenciado según zona y costos de operación y no basado en una estación “modelo”.

– Lo que se está poniendo es una estructura base, costos operativos contra un techo que lo va a fijar normalmente Recope. Muy probablemente por ello no exista mayor rango de movilidad. Hace unos años atrás, hablábamos de que en ese rango de movimiento, con suerte las empresas con mayores posibilidades de recursos podrían generar hacia abajo no más de ¢5 (por litro).

– ¿En qué perjudica eso a las estaciones de servicio?

– Implicaría un perjuicio para los pequeños capitales, porque no es lo mismo una empresa que esté vendiendo millones de litros que una que no llegue al promedio del país. La pequeña va a sufrir un impacto importantísimo, porque no es lo mismo. Eso implica destrucción de la pequeña y mediana empresa, situación que obviamente, como gremio, no apoyamos para nada.

- ¿Esos ¢5 beneficiarían al consumidor?

- No se genera porque esos ¢5 bailan, hoy son cinco, mañana cero, luego vas a pagar más. Eso sin tomar en cuenta que normalmente donde se genera esa posibilidad de marginar un poco menos es en San José, en la Gran Área Metropolitana, pero en zonas alejadas, donde el costo no necesariamente es la operación de la estación, sino el transporte.