Óscar Rodríguez. 25 octubre, 2016
La planta Reventazón, en Siquirres, Limón, entró ayer en operación definitiva con una capacidad instalada de 305,5 MW. Posee un embalse de 118, 5 millones de metros³ y un espejo de agua de 7 km² | ALONSO TENORIO
La planta Reventazón, en Siquirres, Limón, entró ayer en operación definitiva con una capacidad instalada de 305,5 MW. Posee un embalse de 118, 5 millones de metros³ y un espejo de agua de 7 km² | ALONSO TENORIO

San José.

Costa Rica se estancó en el índice del Doing Business 2017 elaborado por el Banco Mundial, estudio global que mide la facilidad para hacer negocios.

El país obtuvo una puntación de 68,50 en una escala de 0 a 100, donde 100 es la mejor calificación. El año pasado tuvo una nota de 68,49 según se reveló este martes el organismo internacional.

Esta puntuación conocida como distancia a la frontera (DTF) muestra cuán cerca está cada economía a las mejores prácticas globales en regulación de negocios. Nueva Zelanda obtuvo la mejor puntuación con 87,01.

La nota obtenida por el país generó reubicación en el puesto 62 del ranquin global, lo cual significa un retroceso de dos lugares comparado con el informe del año pasado. En total se calificaron 190 naciones.

En Latinoamérica y el Caribe, Costa Rica fue superado por México, Colombia, Perú, Puerto Rico y Chile, países mejor posicionados en el ranquin y que tuvieron una mejor puntuación en el DTF.

Welmer Ramos, ministro de Economía, Industria y Comercio, no se refirió a la caída de dos puestos del ranquin global, pero sí aseguró que el impulso del Gobierno en la mejora del clima de negocios y los trámites se ve refleajado en los avances en otros indicadores de competitividad.

"Estar dentro del 33% de los países mejor calificados del estudio, es una señal de que se ofrece un clima favorable para la generación y atracción de inversiones", dijo Ramos.

El Doing Business 2017 utilizó este año una nueva metodología que considera el factor género en los indicadores de apertura de una empresa, cumplimiento de contratos y registro de propiedades.

Sin embargo, el Banco Mundial homologó los resultados de la clasificación y nota obtenida en el DTF del informe del 2017 y el 2016.

Desglose. Costa Rica salió mal ubicado en la apertura de negocios, donde se localizó en el lugar 125 de 190 países.

En la categoría de cumplimiento de contrato se ubicó en el lugar 125 y en la resolución de insolvencia en el 107.

"Bajar dos puestos en el índice general nunca es buena noticia. Además nuestras empresas deben tardar más para iniciar un negocio, construir o comerciar con el exterior, y tras de todo, pagar mayores impuestos, que las empresas con las que compiten en el mercado internacional y eso, nos preocupa mucho", aseguró Francisco Gamboa, director ejecutivo de la Cámara de Industrias.

Sin embargo, el país destacó en el estudio de este año en las categorías de acceso al crédito y obtención de electricidad al ubicarse en la posición siete y 27, respectivamente.

También destacó en el registro de propiedades (posición 52) y pago de impuestos (posición 62).

El informe resalta los aspectos positivos de la implementación de la Ley de Garantías Mobiliarias.

"Costa Rica es uno de los ejemplos más recientes de la introducción de un sistema de operaciones garantizadas que permite a los empresarios a aprovechar los activos movibles para un préstamo", recalca el informe.

Asimismo resalta que la digitalización para los procesos de comercio internacional han tenido un impacto singificativo en el crecimiento económico del país. En específico con la creación del sistema de ventanilla única.