Manuel Avendaño A.. 2 abril

Hace unas décadas era difícil pensar en una relación comercial entre Costa Rica y Emiratos Árabes Unidos (EAU). Le lejanía entre ambos países, los altos costos para exportar y los trámites, ponían una verdadera barrera. Con el tiempo todo cambió.

El 11 de marzo del 2010, los dos países establecieron relaciones diplomáticas, pero fue hasta en 2017, cuando Costa Rica se lanzó a explorar con ímpetu las oportunidades que ofrece este país árabe, convertido en un importante centro de comercio internacional y turismo en el Medio Oriente.

Manuel González, ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, durante el anuncio de que se eliminarán las visas para los turistas de Emiratos Árabes Unidos. La medida también aplica para que los ticos ingresen a ese país árabe. Fotografía: Cortesía del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
Manuel González, ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, durante el anuncio de que se eliminarán las visas para los turistas de Emiratos Árabes Unidos. La medida también aplica para que los ticos ingresen a ese país árabe. Fotografía: Cortesía del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

Las señales son claras. En noviembre del 2017, Costa Rica abrió su primera embajada en Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos. A inicios de este año, anunció la apertura de una Oficina de Promoción en Dubái, el emirato que ofrece mayores oportunidades comerciales en la región.

Manuel González, ministro de Relaciones Exteriores y Culto, indicó que, a partir del próximo 16 de mayo, los costarricenses no necesitarán visa para ingresar a EAU. El acuerdo también elimina esa barrera legal para que los emiratíes visiten Costa Rica.

Otra señal de la estrecha relación que se teje entre los dos países se dio el año anterior cuando Emiratos Árabes donó $10 millones para mitigar los efectos del huracán Otto en el territorio tico.

Este país árabe es el mayor donante del mundo, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En 2016, EAU giró ayudas por $4.240 millones que representan el 1,21% de su producto interno bruto (PIB).

Lo cierto es que el Gobierno de Costa Rica inició una exploración que busca abrir oportunidades de exportaciones, turismo y atracción de inversiones de los siete emiratos.

Relación comercial

EAU es el tercer destino comercial de Costa Rica en el Medio Oriente por detrás de Iraq e Israel, pero por encima de Arabia Saudita y Marruecos.

Las exportaciones nacionales a Emiratos Árabes aumentaron de $2,3 millones a $3,7 millones entre 2016 y 2017. La venta de productos costarricenses a ese país pasó en ese periodo.

Aunque el monto exportado es pequeño, la balanza comercial es favorable para EAU, ya que en el 2017 Costa Rica importó $3,9 millones en productos provenientes de ese país.

Actualmente 51 empresas costarricenses exportan 15 productos diferentes a Emiratos Árabes.

El 68% de las exportaciones costarricenses ingresaron a por vía marítima y el 32% por vía aérea. Dentro del porcentaje de productos que viajaron por barco, el 88% arribó a los puertos de Dubái y Jebel Ali, en el emirato de Dubái.

La Cancillería de Costa Rica invitó a representantes de las cámaras de comercio e industria de Dubái y Sharjah a visitar el país entre 2017 y 2018 para generar acercamientos comerciales.

Alexander Mora, ministro de Comercio Exterior, destacó que la apertura de la Oficina de Promoción Comercial en Dubái permitirá al país cumplir con un doble propósito en esta importante ciudad comercial del Medio Oriente.

"Con esta oficina vamos a poder trabajar en el fomento de las exportaciones y la atracción de inversiones de los países del Golfo Pérsico", agregó Mora.

Empresas costarricenses como Alimentos Kamuk y Tabacos de Costa Rica ya exportan sus productos a Emiratos Árabes. Aunque inicialmente enfrentaron trabas para obtener permisos, ahora ven un potencial mercado para desarrollar nuevos bienes y venderlos en el Medio Oriente.

Andrés León, gerente de operaciones de Tabacos de Costa Rica, relató que la compañía tiene 15 años de llevar sus puros a EAU donde tienen una relación comercial con un cliente que le encarga la fabricación específica del cigarro y lo coloca en diferentes puntos de venta.

Otra experiencia más reciente es la de Alimentos Kamuk. Rodrigo Román, gerente comercial de la fábrica de salsas picantes, aseguró que la incursión en el mercado de Medio Oriente ha sido una experiencia positiva para su empresa.

"Al inicio tuvimos muchos atrasos con permisos y trámites, pero luego de varios meses de espera, logramos llevar un primer cargamento de salsas picantes combinadas con frutas tradicionales de Costa Rica, ya que a los clientes de Emiratos Árabes les gustan los productos importados que ofrezcan valor", puntualizó Román.

Datos de la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer), muestran que los principales productos de exportación hacia el Medio Oriente son banano, café oro, piña seca, cables eléctricos y muebles.

Inversión y turismo

La exploración costarricense hacia el Medio Oriente no solo busca generar exportaciones, también tiene como objetivo atraer inversión extranjera directa (IED) y promover el turismo.

El Ministro de Comercio Exterior destacó que en este país del oriente medio se encuentran los fondos soberanos con mayos recursos en el mundo, por eso Costa Rica tiene una excelente oportunidad para atraer inversión privada.

Mora comentó que existen conversaciones con inversionistas que están interesados en financiar proyectos de obra pública y otros de naturaleza privada, aunque no ofreció más detalles.

El proyecto
El proyecto "Toro Verde" es una coinversión costarricense que opera en Jabel Jais, en Emiratos Árabes Unidos. Se trata del canopy más largo del mundo con una distancia de 2,8 kilómetros. Fotografía: Cortesía del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

También un grupo de empresarios costarricenses participó como inversionista en la construcción del canopy más alto y largo del mundo que opera en el emirato de Ras Al-Khaimah. Se trata de una atracción llamada "Toro Verde" que mide 2,8 kilómetros de largo y 1,6 kilómetros de alto y alcanza velocidades que superan los 150 kilómetros por hora.

Este proyecto se desarrolló en Emiratos Árabes Unidos bajo el formato de coinversión ecoturística y se complementará con la construcción de pequeños hoteles y restaurantes en las montañas de Jebel Jais, un territorio cercano a la frontera con Omán.

El proyecto
El proyecto "Toro Verde" es una coinversión costarricense que opera en Jabel Jais, en Emiratos Árabes Unidos. Se trata del canopy más largo del mundo con una distancia de 2,8 kilómetros. Fotografía: Cortesía del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

A nivel de turismo, la eliminación de las visas entre Costa Rica y EAU abre la puerta a un mercado de 9,9 millones de emiratíes con un ingreso per cápita de $68.000 y con necesidades de importación del 90% de los alimentos que consumen.

Lo más interesante es que en Emiratos Árabes se mueven cerca de 14 millones de turistas por año, lo que permite al mercado costarricense proyectarse a personas de todo el mundo con presencia en Dubái y Abu Dabi.

El martes 20 de marzo, la aerolínea Emirates anunció que operará un vuelo diario entre EAU y México con una escala en Barcelona. El ministro Mora dijo que en los próximos meses se podría abrir una conexión de México a Costa Rica que facilite la llegada de turistas.

La relación bilateral entre Costa Rica y Emiratos Árabes Unidos cuenta con nueve acuerdos de diferente naturaleza firmados entre 2016 y 2017.