Negocios

Comunidades aprovechan sus bosques, ríos y cataratas para abrirse espacios en el turismo

Con esfuerzos como “Este verano huele a montaña”, en Monteverde; y la marca “Pococí Fluye”, se llama a turistas nacionales y extranjeros a visitar zonas boscosas y ríos los primeros meses del año.

La pandemia por la covid-19 y sus efectos han acelerado los esfuerzos de varias comunidades para posicionarse como un destino turístico por excelencia para quienes residen en Costa Rica, principalmente, y para los pocos turistas extranjeros que recibe el país por el momento.

Sitios como Sarapiquí, Turrialba, Monteverde y la zona de Los Santos, caracterizados por sus montañas y afluentes, han convertido las dificultades en oportunidades para proyectar sus elementos diferenciadores y atraer visitantes, por medio de campañas mediáticas, videos promocionales y ofertas.

Mucha de la promoción ya venía dándose desde hace algunos años, pero la llegada del nuevo coronavirus a Costa Rica la aceleró. Estas zonas han trabajado en estrategias de mercadeo enfocadas en sus atractivos naturales y culturales.

Milena Ramírez, directora ejecutiva de la Cámara de Turismo de Monteverde, comentó que los cambios provocados por la aparición del virus obligaron a modificar las características del proceso de divulgación para ajustarlo al contexto por pandemia y dirigirlo a residentes en el país.

“Estuvimos vendiendo a Monteverde como un destino seguro (respecto al covid-19). Ha habido una aceleración de la promoción y ahora el turismo nacional no será minoría”, comentó Ramírez.

Por su parte, la empresaria Ida Herrera, de la Cámara de Turismo de Turrialba, explicó que en los últimos 12 meses han trabajado con mayor ahínco en construir una estrategia de mercadeo alrededor del cantón para posicionarlo como un destino turístico rural y de montaña.

“Tratamos siempre de organizarnos y, a pesar de que nos está cayendo como un aguacero encima, tratar de mirar adelante y con esperanza de que va a amanecer mejor”, dijo Herrera.

Asimismo, ese cantón cartaginés pretende colarse en la lista de destinos para deportistas por medio de la iniciativa Turrialba Ciudad Deportiva, desarrollada por el atleta olímpico de kayak Róger Madrigal, para la reactivación económica de la zona.

Alberto López, gerente general del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), señaló que en marzo del año pasado se identificó la necesidad de modificar la forma tradicional como se promocionaba el turismo en el país.

Lo que se buscó fue una promoción turística a niveles locales o comunales y dejar atrás la promoción únicamente por empresas; algunas zonas como Monteverde ya lo practicaban así.

“En lugar de decir ‘lo invito a que venga a mi empresa’ es decir ‘lo invito a que venga a mi comunidad’”, dijo el funcionario del ICT.

López señaló que el Instituto apoya con la difusión de las iniciativas comunitarias; pues el proceso de construcción de las estrategias lo lleva principalmente el sector privado a través de las cámaras de turismo y, en algunos caso,s también se cuenta con el apoyo de las municipalidades.

La zona de Los Santos también forma parte de las comunidades que se ubican dentro de los destinos que incrementaron sus esfuerzos de promoción.

“El año pasado empezamos a posicionar Los Santos como un destino alternativo de montaña, sostenible y alternativo con un producto turístico muy ligado a la naturaleza y a la cultura cafetalera. La Cámara de Turismo se conformó legalmente en el 2019, somos relativamente nuevos”, comentó Kevin Fallas, de Catursantos.

Unión de esfuerzos

Un ambiente “pura vida” y el deporte de aventura en Turrialba; una cultura cafetalera en Los Santos, el famoso bosque nuboso en Monteverde o el tropical en Sarapiquí son parte de los atractivos que se destacan en estos destinos turísticos.

Los cuatro sitios se unieron en la campaña “Este verano huele a montaña”, que se lanzó a finales de enero con diversas ofertas en conjunto.

“La unión es lo más importante que podemos rescatar, haber iniciado conversaciones de grupo y trabajar juntos. No vernos como regiones rivales, sino como parte del gremio donde todos necesitamos apoyo”, comentó Herrera, propietaria del Hotel Villa Florencia en Turrialba.

Los empresarios aseguran que quienes residen en Costa Rica han respondido al llamado del sector turismo. Aunque el nivel de visitación aún es bajo, sí se percibe una mayor recuperación que en meses anteriores.

Las dinámicas cambian: en una zona como Monteverde, en época de prepandemia, el 80% de los visitantes eran extranjeros y el 20% nacionales. Con menos turistas en general, la proporción se invirtió y ante las restricciones que aún permanecen en algunos países la cantidad de turistas extranjeros no ha vuelto a su normalidad.

Esfuerzo caribeño

Otro caso es el reciente lanzamiento de “Pococí Fluye”, que más que una campaña, pretende posicionar la nueva marca del cantón caribeño que cuenta con atractivos tanto montañosos como de playa.

Caracterizado por ser considerado como una zona de paso hacia el Caribe o a los canales de Tortuguero, Pococí ahora busca colocarse como un destino turístico en sí mismo.

Maikol Fernández, de la Municipalidad de Pococí, comentó que la marca se venía construyendo desde hace más de dos años y el trabajo no se frenó pese a la pandemia, aunque los empresarios del lugar tuvieron que reinventarse ante el recibimiento únicamente de turistas nacionales.

Similar a Monteverde, la zona recibía en su mayoría turistas extranjeros que visitaban Tortuguero.

La nueva marca del cantón fue construida tras la unión de los esfuerzos de vecinos y la Municipalidad; con el apoyo de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) y la difusión por parte del ICT.

“La intención con la marca no es solo atraer turismo nacional, es también mostrarnos a la inversión extranjera y decirles que vengan, no solo a visitar. También queremos generar identidad con la gente que vive en el cantón”, comentó Fernández.