Esteban Ramírez. Hace 6 días
La empresa del sector de llantas explicó que la subestación eléctrica le permitirá una mayor eficiencia en el uso de la energía y, por tanto, un ahorro.
La empresa del sector de llantas explicó que la subestación eléctrica le permitirá una mayor eficiencia en el uso de la energía y, por tanto, un ahorro.

Bridgestone Americas anuncia este lunes 23 de marzo el cierre temporal, por tres semanas, de sus plantas de manufactura en Norteamérica, y de dos semanas para las de América Latina, incluida la que posee en Costa Rica, específicamente en Belén de Heredia.

La decisión se tomó como medida de seguridad de prevención ante la situación mundial del nuevo coronavirus, en beneficio de la protección de la salud y seguridad de sus colaboradores y las comunidades, informó la compañía por medio de un comunicado de prensa.

En el caso particular de las actividades en la región de Latinoamérica Norte, Bridgestone confirmó que las plantas de manufactura de neumáticos ubicadas en Cuernavaca, Morelos, México y Belén, Costa Rica, suspenderán operaciones del 26 de marzo al 11 de abril.

Por otra parte, la planta de fabricación de productos de renovado Bandag en León, Guanajuato, México, cesará operaciones entre el 23 de marzo y el 12 de abril.

Bridgestone, que está en Costa Rica desde 1967, emplea a unas 1.000 personas y fabrica en su planta alrededor de 11.000 llantas diarias, según información brindada por la empresa, en el 2019.

Las instalaciones de manufactura en Norteamérica suspendieron operaciones el 21 de marzo y en Latinoamérica los cierres inician desde el 23 de marzo. En ambos casos, las operaciones de todas las instalaciones de la región reiniciarán a más tardar el lunes 13 de abril.

“Cada año, de manera habitual, se contempla un paro programado de nuestras plantas en la región durante el periodo de Semana Santa. En esta ocasión y por la coyuntura atípica que enfrentamos, en Bridgestone decidimos anticipar el cese de las operaciones como una medida para minimizar el riesgo de contagio, principalmente entre nuestros colaboradores”, comentó en el comunicado Alfonso Zendejas, presidente y Director General de Bridgestone Latinoamérica Norte, BS-LAN.

La empresa aclaró que actualmente cuenta con suministro suficiente de productos para satisfacer la demanda de los clientes y sus centros de distribución; por lo que los almacenes de plantas y servicios logísticos continuarán cumpliendo con los pedidos. Operarán únicamente con personal esencial, siguiendo todas las medidas preventivas y recomendaciones de higiene adecuadas.

“Bridgestone continuará monitoreando de cerca la situación en torno al COVID-19 en cada uno de los países para ajustar las actividades y planes de respuesta según sea necesario, priorizando en todo momento la continuidad del negocio y, sobre todo, la salud y la seguridad de sus colaboradores, proveedores y clientes”, manifestó la compañía.