Esteban Ramírez. 16 enero, 2015

La empresa estadounidense Apollo Endosurgery, Inc., especializada en componentes médicos, anunció este viernes que instalará en Costa Rica una nueva planta dedicada a la manufactura de dispositivos bariátricos y gastrointestinales.

La instalación de la fábrica se hará en Coyol, Alajuela, y para su operación comenzará con la contratación inmediata de los primeros 11 empleados en Costa Rica, informó la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), por medio de un comunicado.

En total, para el inicio de operaciones en el 2015, se contratará aproximadamente a 40 personas para trabajar en la planta de 1.750 metros cuadrados. Los perfiles iniciales que requiere la empresa son para puestos en aseguramiento de calidad, producción, ingeniería y materiales, explicó Cinde.

Apollo Endosurgery elaborará en Costa Rica una variedad de productos, incluyendo el Sistema LAP-BAND®, el único dispositivo aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos, para la reducción de peso en personas con al menos un problema de salud relacionado con la obesidad.

Los dispositivos bariátricos y gastrointestinales se colocan en la parta alta del estómago y reducen la cantidad de ingreso de comida por lo que la persona se llena antes, se mantiene lleno más tiempo y reduce la ansiedad de comer.

El director general de Cinde, Jorge Sequeira, afirmó que la industria de los dispositivos médicos en el país está en crecimiento y la llegada de Apollo Endosurgery viene a diversificar aún más la variedad de dispositivos producidos desde Costa Rica.

“Las exportaciones del sector de Ciencias de la Vida alcanzaron, al cierre del 2014, unos $1.900 millones, y se espera que en el 2015 los dispositivos médicos sean el principal producto de exportación del país”, concluyó.

En los últimos meses se sumaron nuevas empresas al sector exportador de Ciencias de la Vida de Costa Rica, como por ejemplo, Theragenics Corporation, que en agosto pasado anunció la instalación de una planta para la manufactura de dispositivos médicos en el área vascular, también en Coyol de Alajuela, para lo cual contrataría a 50 personas.

Bayer también eligió al país para abrir su primera fábrica de componentes médicos en el ámbito global, para elaborar un método anticonceptivo permanente llamado Essure.

Según cálculos de Cinde, las 63 empresas que componen el sector daban empleo a más de 19.000 personas al cierre del 2014.

En sintonía con la apuesta que hace el país por la manufactura de este tipo de dispositivos, el Instituto Tecnológico de Costa Rica ofrece la primera Maestría en Ingeniería en Dispositivos Médicos de latinoamérica.