Indicadores

Aumentos en materias primas y el dólar generan alzas hasta de 55% en materiales de construcción

Solo ocho de los 54 productos que componen el Índice de Precios de la Construcción del sector edificios disminuyeron o mantuvieron su costo en el último año, según las mediciones del INEC

Múltiples distorsiones en los mercados de las materias primas, la mayor parte provocadas por la pandemia del nuevo coronavirus, y el aumento en el tipo de cambio en Costa Rica ocasionan un elevado efecto alcista en los precios de los insumos de la construcción.

Como resultado, 11 productos relacionados con la construcción aumentaron su precio en más de un 30% durante el último año e incluso uno de ellos, el tubo de cobre, experimentó una variación interanual del 55% entre abril de 2020 y abril de 2021.

Los datos son de la medición más reciente del Índice de Precios de la Construcción del sector edificios, el cual actualiza mensualmente el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

El índice lo componen 54 elementos, cuyos precios crecieron en un 16,48% (en conjunto) en el último año, y de los cuales 23 experimentaron aumentos superiores a ese promedio.

Los factores que explican este comportamiento son múltiples, según quienes miden, venden o consumen los productos.

Una mayor demanda de los productos en países que buscan reactivar sus economías tras el mayor impacto de la pandemia; incremento en el precio de las materias primas como el cobre, el acero o el petróleo —por cuestiones arancelarias o reducción en las capacidades internacionales de producción—; y las complejidades logísticas suscitadas por la covid-19 son parte de la mezcla que explicarían el comportamiento que se mantiene en los últimos ocho meses.

También influye el tipo de cambio, cuyo promedio en Monex, creció en un 6% en la misma comparación interanual.

Los precios con un crecimiento más marcados son los del tubo de cobre (55%), el tubo de presión de PVC (41,5%), el perfil para cielo suspendido (41,5%), el perfil para cielo de gypsum (41,1%), el cable de cobre (36,8%), la estructura de techo (34,1%), las láminas de hierro (32,6%), la varilla de grado 60 (31,4%), la cubierta HG (31,4%), la varilla de grado 40 (30,6%) y el tubo de PVC (30%).

Sin embargo, otros 12 productos, incluido el equipo y la maquinaria (22,5%), también aumentaron su costo por encima del promedio, y solo las cerámicas, las particiones de fiberrock, la vigueta y los impermeabilizantes redujeron su precio.

Mercado convulso

El aumento de más de dos cifras en el Índice de Precios de la Construcción de Edificios responde a una combinación de muchos factores: una mayor demanda internacional de productos, producción insuficiente, materias primas limitadas y hasta el tipo de cambio son algunos de ellos.

Esteban Acón, presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), aseguró a La Nación que son múltiples los factores y dependen de cada material o materia prima, pero resaltó especialmente los casos de los derivados del acero, el cobre, y los tubos de PVC.

En el caso del acero y el cobre, señaló la paralización de muchos molinos o minas por efectos de la pandemia; mientras que en el caso del PVC apuntó a factores como el elevado consumo de plástico por parte de la industria médica y el aumento en el precio del petróleo.

“Esto se suma a que, una vez que los gobiernos comprenden que la única forma de reactivar un país es a través de la construcción, empiezan a meter millones de dólares en infraestructura. Esto hace que haya una demanda que no va de la mano con la oferta actual, tomando en cuenta que aún hoy hay molinos y minas que no se han reactivado por varias razones”, aseguró.

Otros factores que mencionó son los relacionados con impuestos y tarifas, como la eliminación de subvenciones para molinos en China, lo cual dijo tendría un efecto de ráfaga en el resto de los mercados. También mencionó los aumentos en servicios complementarios como los fletes internacionales, por una reducción de la flota marina.

“Esto hace que los fletes de China suban de $2.500 a precios de $11.000, hoy día, por contenedor de 40 pies”, aseguró.

Si bien el INEC no hace análisis detallados sobre las cifras, sino que únicamente las reporta, la coordinadora de Estadísticas Continuas del Instituto, Odette Navarro, aseguró a La Nación que de las entrevistas a los oferentes se desprenden eventuales explicaciones.

Los choques de oferta y demanda están entre esas razones, pero también mencionó que existe una gran influencia del comportamiento del valor del dólar en el país. “Algunos elementos se venden en dólares y tenemos que aplicar el tipo de cambio”, explicó sobre la metodología del Índice.

El Índice de Precios de la Construcción se mide a través de consultas periódicas a distintos oferentes de los productos. Estos fueron seleccionados desde 2012 con base en presupuestos de obras en construcción como hoteles, centros comerciales, restaurantes, hospitales y condominios.

Golpe a comerciantes

El aumento en los precios de los productos se percibe como un golpe “brusco”, según Dayana Rodríguez, gerente de Materiales para la Construcción de Grupo El Lagar. No obstante, señaló que la empresa espera una estabilización de los costos a partir del segundo semestre de 2021, una vez que el mercado asimile los cambios a los que se ha visto expuesto últimamente.

“Esto nos da un panorama de cierre de año similar al año anterior, donde los productos han tenido una sobredemanda y con capacidades de producción reducidas”, aseguró.

Sin embargo, el golpe en el consumo ha ocurrido. Luis Darcia, gerente comercial de la empresa, aseguró que importadores redujeron sus compras y apenas empezaron a retomar actividad a partir de octubre de 2020, lo que ha implicado la necesidad de crecer en inventarios sin todavía tener una capacidad total de abastecimiento.

El impacto en el precio de las materias primas ya lo había advertido el Banco Central (BCCR) en su más reciente Informe de Política Monetaria, publicado en abril. Según redactó la entidad emisora, la recuperación de la demanda mundial presionó al alza el precio de las materias, lo cual impactó negativamente a la economía nacional.

El nivel medio del índice agregado de materias primas importadas por el país, indicó en ese entonces, aumentó 19,2% (hasta el 14 de abril) con respecto al nivel medio de diciembre del 2020, especialmente por “choques de demanda” internacional.

El entorno también golpea fuertemente el índice de la construcción de viviendas de interés social. El indicador general de ese sector incrementó un 11,5% en el último año.

Por su parte, los índices de precios de servicios especiales —que habitualmente se utilizan para ajustar los contratos de construcción y mantenimiento de obra pública— también crecieron, especialmente los de tuberías de plástico (53%), cable eléctrico (38,6%), acero estructural (35,2%) acero de refuerzo (30,5%), asfálticos (25,6%) y combustibles (23%).

Josué Alfaro

Josué Alfaro

Periodista de la sección de Economía y Política de El Financiero. Graduado de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica.