Finanzas

Premio por invertir en colones pierde terreno frente a los dólares

En el mercado bursátil, los rendimientos a corto plazo de bonos soberanos en moneda extranjera superan a los de los instrumentos en colones, mientras que en la banca, el diferencial de tasas para ahorro se estrechó este año.

El incentivo para invertir en colones a corto plazo se redujo, durante este año, cuando se compara con las tasas de interés en dólares ofrecidas en el mercado bursátil y en las entidades financieras.

Desde marzo pasado, la diferencia entre el rendimiento de los bonos soberanos de Costa Rica, en moneda nacional, está en terreno negativo cuando se compara con los títulos valores en moneda extranjera.

En el caso del mercado bancario, la diferencia entre las tasas de captación en colones y las de dólares de certificados y depósitos a plazo comenzó a reducirse a partir del segundo trimestre del 2019.

El premio por invertir en colones aún es positivo, pero la disparidad comenzó a estrecharse por la baja en los rendimientos en moneda nacional, según los datos del promedio de tasas pasivas negociadas en el sistema financiero elaborado por el Banco Central de Costa Rica (BCCR).

El mayor atractivo para invertir en moneda extranjera provoca que haya una dolarización en el ahorro de las familias y las empresas, coincidieron economistas consultados por La Nación.

La reducción en las tasas en colones se debe a que, entre marzo de 2019 y julio de este año, la Junta Directiva del BCCR disminuyó en 10 ocasiones la tasa de política monetaria (TPM). En dicho periodo, la TPM pasó de 5,25% a 0,75%, nivel en que aún se mantiene.

La disminución aplicada a la tasa de política fue de 4,5 puntos porcentuales (p.p.) en un periodo de 16 meses.

Mercado de valores

Según un análisis elaborado por BN Valores, el premio por invertir en títulos en colones en el mercado secundario está en terreno negativo, a partir del marzo anterior, para aquellas emisiones con vencimiento de tres años y menos.

Por ejemplo, el 2 de diciembre, los bonos soberanos con vencimiento a un año reportaban un diferencial de -4 puntos, entre la diferencia del rendimiento en moneda nacional frente un título en dólares. A dos años era de -1 p.p. y, a tres años, de -0,6 puntos.

En el caso de los bonos con vencimientos entre cinco y 10 años el diferencial de tasas entre colones y dólares aún es positivo para la moneda tica. Pero muestra una tendencia a la desaceleración.

En estas emisiones, el premio por invertir en bonos en colones era de 0,5 puntos y un punto porcentual, muestran los datos de BN Valores.

“Un inversionistas se encuentra que cuando compara la diferencia de una tasa en colones con la de dólares en el mercado secundario, a menos de tres años, hay un desincentivo para invertir en colones”, explicó Melvin Garita, gerente general de BN Valores.

El economista enfatizó que, eventualmente, dicha diferencia se traduce en una dolarización del ahorro y una presión en el tipo de cambio.

La economista Adriana Rodríguez explicó que la subida en la curva de rendimientos de la deuda externa costarricense impacta a la deuda interna y mueve los intereses en dólares hacia arriba.

“El fenómeno contrasta con la política monetaria del Banco Central, que en su esfuerzo por apoyar el crecimiento económico, tiene a sus instrumentos de política apuntando hacia mantener tasas de referencias en mínimos y altos niveles de liquidez, aseguró Rodríguez.

Para realizar el análisis del premio de invertir en una moneda y otra, BN Valores con datos de Pipca (proveedor de precios del mercado financiero) hace una comparación de la curva soberana de Costa Rica en colones y en dólares. Esta es una representación de las tasas y el plazo al vencimiento que tienen diferentes bonos de deuda.

Esta medición de tasas de interés toma en cuenta los bonos de deuda en colones, emitidos por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central de Costa Rica (BCCR), que son negociados en el mercado de valores costarricense.

En moneda extranjera se analizan los títulos valores colocados dentro del país y los eurobonos emitidos en el mercado internacional.

Mercado bancario

En el caso de las tasas de interés del sistema financiero, para los depósitos y certificados a plazo, se reporta una reducción en el precio que pagan las entidades por captar en colones durante este año, frente a los intereses de instrumentos en dólares.

A inicio de año, por una captación a un plazo de dos años, la tasa en colones promedio del sistema era de 9,29%, frente a 5,28% en moneda extranjera es decir una diferencia de 4,01 p.p.

Para la segunda quincena de noviembre, al mismo plazo, la tasa promedio de las entidades fue de 6,97% en moneda nacional y de 4,06% en dólares, con lo cual el diferencial se redujo a 2,91 p.p.

“El tema no es que los bancos están pagando un poco más en dólares de forma deliberada. El tema fundamental es que las tasas en colones han caído mucho”, explicó el economista Felix Delgado.

El exgerente del Banco Central de Costa Rica (BCCR) enfatizó que al caerse la demanda del crédito, a raíz de la pandemia de la covid-19, los bancos no están presionados por captar colones y prestarle al sector privado.

El movimiento descrito por Delgado se evidencia en el incremento del ahorro del sector privado en dólares en el sistema financiero.

Hasta octubre anterior, el saldo en moneda extranjera en cuentas corrientes y de ahorro; y depósitos y certificados a plazo ascendió a $14.509 millones, es decir $1.221 millones más comparado con los $13.288 millones al mismo mes del 2019, según datos del BCCR.

“El mayor premio a favor de los dólares junto con la expectativa de una mayor depreciación del colón, y el consecuente incremento del tipo de cambio, produce que se genere una mayor demanda de dólares para fines de ahorro y precaución”, afirmó el economista Vidal Villalobos.

El especialista destacó que la incertidumbre sobre el fuerte desequilibrio en las finanzas públicas pesa en la preferencia de una moneda más fuerte sobre el colón.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.