Óscar Rodríguez. 23 octubre
Hacienda tuvo un menor resultado, en el tercer “megacanje“ de este año, cuando se compara con los dos procesos previos. Foto: Rafael Pacheco
Hacienda tuvo un menor resultado, en el tercer “megacanje“ de este año, cuando se compara con los dos procesos previos. Foto: Rafael Pacheco

El Ministerio de Hacienda declaró desierto el “megacanje“ de dólares de deuda interna por $1.400 millones, después de que solo recibiera ofertas por $540.000.

Mientras que en colones refinanció ¢52.769 millones de los ¢1,3 billones previsto en la subasta, es decir el 4%.

Así lo informó la Tesorería Nacional en un hecho relevante publicado este 22 de octubre, remitido a la Superintendencia General de Valores (Sugeval).

Este fue el tercer “megacanje“ convocado este año y es el que menor resultado ha dado a Hacienda.

En el primer proceso, en agosto anterior, se refinanciaron ¢80.000 millones. En el segundo, en setiembre pasado, la institución pública pudo efectuar el recambio de ¢215.000 millones y de $103 millones.

Hacienda informó, en un comunicado este 23 de octubre, que durante este año han logrado canjes de deuda interna y subastas inversas por un monto de ¢621.802 millones. Dicho monto incluye emisiones en colones y en dólares.

“Estos canjes tienen un impacto en los vencimientos de 2021, del cual ya se han canjeado ¢792.000 millones (32%) y ¢289.000 millones (14%) para el 2022”, explicó la entidad.

Elian Villegas, jerarca de Hacienda detalló que los resultados han permitido al Gobierno una mejora en el perfil de vencimientos de deuda y reduce la presión del pago de intereses.

El canje es un mecanismo que permite a los emisores e inversionistas –de previo al vencimiento de un título– la renegociación de sus condiciones, considerando para ello bonos que están en circulación en el mercado de valores costarricense.

En dicho proceso, la Tesorería Nacional primero efectúa la compra de los bonos en circulación a los participantes y, posteriormente, hace la venta de los títulos nuevos a los inversionistas. Ambas gestiones se convocaron por medio de la Bolsa Nacional de Valores.

Los resultados

La entidad pública convocó, para este miércoles 21 de octubre y jueves 22 de octubre, al recambio de bonos en moneda extranjera con vencimiento entre el próximo 18 de noviembre y el 10 de diciembre del 2021.

Para los tenedores de dichos títulos, Hacienda ofreció emisiones con vencimiento entre el 2025 y 2036. El rendimiento bruto ofrecido para dichas emisiones fue entre el 7% y 8,60%.

Al final de la dos subastas convocadas, los inversionistas no realizaron ofertas por la mayoría de las emisiones.

Tesorería solo recibió solicitudes, por $540.000, para la emisión con vencimiento al 2025.

“El canje no era competitivo y no se justificaba para ningún inversionista cambiar los bonos de corto plazo, del 2021 y 2022, por bonos de largo plazo que rindieran mucho menos que la deuda externa”. Freddy Quesada, gerente de INS Valores.

Sin embargo, al cierre de dichas jornadas Hacienda no asignó títulos valores a ninguna de la ofertas recibidas, se detalla en el hecho relevante.

Para Freddy Quesada, gerente del INS Valores, el resultado de la subasta en dólares se explica porque los rendimientos ofrecidos por Hacienda fueron inferiores a los exigidos por el mercado internacional por los eurobonos, entre el 8% y por encima del 9%.

“El canje no era competitivo y no se justificaba para ningún inversionista cambiar los bonos de corto plazo, del 2021 y 2022, por bonos de largo plazo que rindieran mucho menos que la deuda externa”, afirmó Quesada.

El especialista consideró que la volatilidad de la deuda externa afecte la gestión de pasivos que Hacienda intenta hacer a lo interno del país.

El economista Vidal Villalobos destacó que el resultado no fue positivo para la Tesorería Nacional, pues el objetivo era reducir la presión en el flujo de caja del Gobierno para los próximos meses, por vencimiento de deuda interna.

“Hay que tener en cuenta que los inversionistas colocan sus bonos, con vencimientos específicos, para poder pagar aguinaldos, salarios e impuestos. Entonces difícilmente tienen la posibilidad de pasar el dinero a un plazo mayor porque lo requieren“, afirmó el analista económico de Prival Bank.

Villalobos consideró que Hacienda envió una señal positiva al no ofrecer un rendimiento mayor en los títulos de deuda interna en dólares.

“A pesar de la condición fiscal, el Gobierno no está dispuesto a que se deteriore aún más la condición con un incremento en los costos”, afirmó el economista.

En el caso de la moneda nacional, Hacienda pretendía adquirir títulos de deuda interna con vencimientos entre este año y el 2022, por un saldo de más de ¢1,3 billones.

Al cierre de las dos subastas, hechas este lunes 19 y martes 20 de octubre, la solo consiguió asignar bonos a emisiones con vencimiento en 2024, 2025, 2026, 2028 y 2031, se detalla en el hecho relevante enviado al mercado bursátil.

El 64%, es decir ¢34.010 millones se asignó a títulos con vencimiento en 2025, con un rendimiento del 7,75%.

En tanto que el 33%, o sea ¢17.539 millones, a una emisión al 2028 a una tasa de 8,88%, informó la Tesorería.

Melvin Garita, de BN Valores, catalogó de positivo el resultado en colones, pues Hacienda asignó el 95% del monto ofrecido por los inversionistas locales.

Agregó que el mercado en moneda nacional no se presta para arbitrajes, como en los dólares, porque los inversionistas no tienen muchas opciones más que el Ministerio de Hacienda o el Banco Central.