Finanzas

Alzas en inflación y tasas de interés provocan caída en rendimientos de fondos de pensión

Rentabilidad de las inversiones del ROP cayeron entre 7,9 y 11,4 puntos porcentuales en el primer cuatrimestre del 2022

El aumento de la inflación y de las tasas de interés, en el extranjero y en Costa Rica, provocaron una fuerte caída en los rendimientos reales de los fondos de pensiones complementarias, durante los primeros cuatro meses del 2022.

Hasta abril pasado, los distintos fondos administrados por las operadoras de pensiones complementarias (OPC) registraron rentabilidades reales (descuenta el efecto de la inflación) de entre 5,61% y 2,73%, es decir, una baja de entre 7,9 y 11,4 puntos porcentuales (p. p.) comparado con el resultado de diciembre del 2021, según datos de la Superintendencia de Pensiones (Supén).

La fuerte desaceleración de los rendimientos durante este año, provocó una contracción en el dinero ahorrado por los 2,9 millones de trabajadores registrados en el Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROP). El monto de la minusvalía, informada en los estados de cuenta individuales, solo se materializa si el afiliado solicita el traslado de una OPC a otra, o si la jubilación de la persona ocurre en este momento.

“Los periodos de rentabilidades atípicas, sean positivas o incluso negativas, responden a eventos externos de corto plazo. Los resultados adversos durante estos meses, son normales en el mercado financiero y la experiencia sobre estos elementos es que el mercado tenderá a una recuperación paulatina que permitirá en el mediano y largo plazo, alcanzar los niveles normales de rentabilidad”, comentó Roger Porras, gerente general de Popular Pensiones.

Este ejecutivo, quien dirige la OPC con mayor cantidad de afiliados y dinero administrado, comentó que las operadoras han registrado altos rendimientos en los últimos años.

Las seis OPC autorizadas en Costa Rica tenían invertidos, a abril pasado, ¢9.326.292 millones del ROP en títulos valores emitidos en el mercado local e internacional. Fuera de Costa Rica está el 31% del monto total, es decir, ¢2.900.100 millones, muestran los datos de Supén.

Los rendimientos de las inversiones del ROP comenzaron, a partir de setiembre del 2021, un proceso de desaceleración como consecuencia de los efectos adversos provocados por la pandemia de la covid-19 en los mercados internacionales, entre ellos, la crisis de los contenedores. Sin embargo, los factores adversos en la economía global y la costarricense se incrementaron, durante este año, lo cual impacta el rendimiento de las inversiones de los fondos de pensiones.

La inflación externa y local comenzó a acelerarse rápidamente por el encarecimiento del precio de las materias primas, como los combustibles. Como la mayoría de las operadoras tienen inversiones en el extranjero, esos efectos inflacionarios afectan sus rendimientos, explicó Hermes Alvarado, gerente de BN Vital.

En Estados Unidos, la inflación interanual alcanzó los 8,5% en abril anterior. Mientras que en Costa Rica fue del 7,15%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

“En el mercado internacional se mantuvieron las presiones inflacionarias, especialmente en los Estados Unidos, que se vieron reforzadas por los impactos de la guerra entre Rusia y Ucrania; los mercados mostraron volatilidad durante todo el mes de abril, la cual fue agravada por la situación de los nuevos confinamientos por la pandemia en Asia”, explicó Alvarado.

Cuando la inflación sube, los rendimientos reales de las inversiones bajan porque se debe descontar el efecto de esta variable. En el caso de las OPC, la repercusión ocurre en las inversiones tanto en los mercados internacionales como en Costa Rica.

A raíz de las mayores presiones inflacionarias, la Reserva Federal de Estados Unidos (la FED) y el Banco Central de Costa Rica (BCCR) elevaron sus tasas de interés de referencia para contrarrestar la demanda de bienes y servicios. Esta decisión generó que una baja en el precio de los bonos adquiridos por las operadoras, dada la relación inversa al elevarse los intereses.

La FED elevó, a comienzo de mayo, sus tasas de interés de referencia en 0,5 puntos porcentuales para ubicarlas en un rango de 0,75% a 1%. Mientras que el BCCR llevó su tasa de política monetaria al 4% a finales de abril.

“Se ha generado una tormenta perfecta. Primero aumento en los precios, es decir inflación. Pero se debe sumar el alza de las tasas de interés lo cual implicará disminuciones para los instrumentos emitidos a tasa fija. Ahora, si estos instrumentos de renta fija estar a largo plazo, en montos importantes, significará minusvalías importantes. Entonces todo va en la misma dirección, es decir a la baja”, comentó Alejandro Solórzano, gerente de Vida Plena, OPC del Magisterio Nacional.

Solórzano enfatizó que esta es la situación actual de las inversiones, pero la coyuntura cambiará, y las inversiones de los fondos mejorarán su rendimiento, pues ya ha pasado en otras ocasiones.

El mensaje de las operadoras a sus afiliados, a raíz de la coyuntura actual, es mantener la calma y no tomar decisiones precipitadas. Laura Moreno, vicepresidenta de Relaciones Corporativa de BAC Credomatic, destacó que la guerra, la inflación y expectativas de ajustes adicionales en las tasas generarán tendencias a la baja en los rendimientos. Pero cuando haya una estabilización en los mercados habrá una recuperación.

“Hemos reiterado a los afiliados que deben conservar la calma (...) las estrategias que siguen nuestros fondos están diseñadas para pasar por periodos de alta volatilidad, como los actuales, sin que se desvíen del cumplimiento de sus objetivos en el largo plazo, como es que disfruten de una adecuada salud financiera futura en su etapa de jubilación”, dijo Moreno en referencia a los fondos administrados por BAC Pensiones.

Por su parte, José Manuel Ávila, gerente Comercial de BCR Pensiones, reiteró que las fluctuaciones actuales son de corto plazo, pero las estrategias de las OPC responden a plazos de inversión de largo plazo.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.