Jéssica I. Montero Soto. 22 diciembre, 2017
El pavo es uno de las opciones que compiten con la pierna de cerdo en las cenas de Navidad y Año Nuevo. Foto: Carnes Don Fernando.
El pavo es uno de las opciones que compiten con la pierna de cerdo en las cenas de Navidad y Año Nuevo. Foto: Carnes Don Fernando.

En la temporada de fiestas de fin y principio de año el consumo de carne de cerdo puede aumentar entre 30% y 50%, de acuerdo con proveedores del producto, pero este fenómeno también comienza a alcanzar otros tipos de carne y cortes, además de la pierna tradicional.

Entre los principales competidores está el pavo, cuyas ventas se concentran (y en algunos casos se limitan) a la época festiva, desde finales de noviembre. También cortes de res para parrilladas, pollo, jamones y cordero nacional.

También el tamal hace que otros cortes de carne de cerdo aumenten sus ventas, pero en este caso no es la proteína la protagonista. En los demás, se trata del plato principal para actividades y cenas familiares.

Mariela Pacheco, subgerenta de Asuntos Corporativos de Walmart, aseguró que cerdo y res comparten los primeros lugares en el gusto de los consumidores.

“La mayor cantidad de las ventas es carne de cerdo y productos para la parrilla. Respecto a los meses normales, los productos de temporada crecen hasta un 50%. En pollo puede aumentar 8%. Y en pavo, prácticamente solo se vende en esta temporada”, puntualizó Pacheco.

La pierna de cerdo se puede encontrar en supermercados a partir de los ¢2.650 el kilo; la carne de res para parrilladas desde ¢4.295 el kilo, el pavo congelado desde ¢2.600 el kilo y el pollo entero a partir de los ¢2.200 por kilo.

Marco Torres, gerente de País PriceSmart Costa Rica, comentó que en esta temporada las carnes representan hasta 15% de las ganancias de la cadena.

“Durante esta época existen carnes preparadas, como la costilla de cerdo con un costo de ¢3,872 y el jamón serrano en ¢3,795, aproximadamente, en los cuales el consumo aumenta en un 20%", manifestó Torres.

Además de las opciones frescas para cocinar en casa, los comercios ofrecen productos preparados o con características especiales.

José Carlo Jiménez, jefe de Mercadeo de Carnes Don Fernando, mencionó que la oferta de productos debe mantener los cortes tradicionales pero los clientes también presionan por la innovación.

“El aumento del consumo de carne de cerdo es predominante en diciembre, generalmente aumenta un 30% el consumo. Sin embargo, cada vez más clientes quieren opciones diferentes para sus festividades, ya que el público desea mayor variedad en cortes para diciembre”, resaltó Jiménez.

Estas solicitudes las cubren con presentaciones como lomo de cerdo asado, lomo hawaiano, pavo asado, roast beef y jamón virginia. Esto responde, también, a la necesidad de facilitar la preparación de la cena.

Innovación

La oferta cárnica de temporada también ha incorporado otras variables. Carnes Don Fernando incursionó en la producción y empaque de presentaciones libres de gluten, para atender a las personas con problemas de salud relacionados al consumo de este componente.

La carne de cordero nacional ya se puede encontrar en supermercados, carnicerías gourmet y restaurantes. Foto: Asovico.
La carne de cordero nacional ya se puede encontrar en supermercados, carnicerías gourmet y restaurantes. Foto: Asovico.

“Para ofrecer esta línea de alimentos, la compañía debe cumplir con una serie de normas que aseguran y certifican su consumo”, subrayó Jiménez.

Esta temporada, también está disponible el cordero de producción nacional, criado con pasto. Para Carlos Sánchez, presidente de la Asociación Ovina Costarricense (Asovico), este producto apela a un consumidor que quiere preparaciones similares a las de cortes tradicionales (parrilladas, por ejemplo), pero con carnes más magras.

“En ese segmento de la población tenemos un nicho de mercado muy importante porque se trata de gente que se preocupa por tener acceso a productos que aporten elementos de alto valor nutritivo”, indicó Sánchez.

El precio del cordero en bandeja puede comenzar entre los ¢10.000 a ¢12.000 el kilo, hasta las líneas importadas que pueden superar los ¢25 mil por kilo. Se puede encontrar en cadenas como Más x Menos, Automercado y carnicerías gourmet, entre otros.