Ricardo González. 5 marzo

A partir del mes de enero pasado, inició la implementación del sistema obligatorio de facturas y comprobantes electrónicos para los diversos sectores que brindan servicios profesionales en forma independiente o por cuenta propia.

La obligación de utilizar la factura electrónica inició con el sector salud en el mes de enero, el sector contable-financiero-administrativo en el mes de febrero y en sector legal en el mes de marzo.

A partir de abril dicha obligación se extenderá al sector ingeniería-arquitectura-informática y en el mes de mayo se incluirán otros sectores como meteorología por cuenta propia, servicios de consultoría de mantenimiento industrial y mecánico, asesoramiento técnico en construcciones y obras de ingeniería civil, químicos, geólogos, geógrafos y biólogos que trabajen por cuenta propia, profesionales en tecnología de alimentos, servicios de publicidad, servicios de bibliotecología, profesores por cuenta propia, profesionales en salud ocupacional, profesionales en educación especial y periodistas por cuenta propia.

La factura electrónica es un comprobante que respalda la venta de bienes y servicios, el cual debe ser generado en formato electrónico, en el mismo acto de la compra-venta o prestación del servicio. Los comprobantes electrónicos son archivos XML, los cuales, una vez generados, deben enviarse al Ministerio de Hacienda para su respectiva validación. Esta validación requiere un visto bueno, ello con el propósito de que el comprobante pueda ser utilizado como respaldo de la contabilidad.

Para emitir comprobantes electrónicos es necesario que el contribuyente cuente con un mecanismo de seguridad. Puede ser la llave criptográfica emitida por el Ministerio de Hacienda, que es un método de seguridad que garantiza la integridad, autenticidad y autoría de los comprobantes electrónicos; o bien puede ser la firma digital que permite identificar al firmante.

El Ministerio de Hacienda puso a disposición desde enero del presente año, el software Facturador Electrónico Gratuito, para aquellos contribuyentes que deseen utilizarlo en la elaboración de los comprobantes electrónicos.

El incumplimiento de la obligación de emitir facturas y comprobantes electrónicos conlleva fuertes sanciones, las cuales analizaremos en la próxima columna.

Ricargo González, abogado y columinista de Economía -- La Nación.
Ricargo González, abogado y columinista de Economía -- La Nación.