Empleo

Empresa Wind River anuncia la ampliación de sus servicios de desarrollo ‘software’ en Costa Rica

Compañía estadounidense dedicada a la producción de sistemas inteligentes contratará personal en recursos humanos, finanzas y desarrolladores de aplicaciones para web.

Wind River trabaja en la producción de software para sistemas inteligentes. Foto: Captura de pantalla.

La empresa Wind River, especializada en el desarrollo de software, anunció que expandirá los servicios que ofrece desde Costa Rica en los próximos meses.

La compañía estadounidense se dedica al desarrollo de sistemas inteligentes, específicamente, en servicios en la nube y de Inteligencia Artificial (IA).

Para el proceso de ampliación de su operación, la firma aumentará su planilla en un 20%, durante los próximos meses, pero no detalló la cantidad de personas.

La empresa contratará personal en el área de desarrollo de aplicaciones en web, recursos humanos y finanzas.

Para obtener más información sobre los diferentes puestos de trabajo disponibles puede visitar el sitio de empleos de la compañía estadounidense.

Wind River se instaló en Costa Rica en 2018 y desde entonces la compañía se ha triplicado, por lo que se espera que haya más contrataciones en los próximos meses.

Recientemente introdujo un nuevo servicio denominado “Wind River Studio”. Se trata de una plataforma nativa de la nube para el desarrollo, la implementación, las operaciones y el mantenimiento de sistemas inteligentes de importancia crítica en los bordes donde se requiere seguridad, protección y confiabilidad.

“Para prosperar en un mundo digital y de IA de primer orden, las empresas están acelerando sus planes de transformación digital de años a meses. Wind River tiene el compromiso de volver realidad el futuro digital de nuestros clientes en todos los sectores de la industria a los que servimos”, dijo Kevin Dallas, presidente y director general de Wind River.

Agregó: “Wind River Studio es la primera y única empresa de su tipo en entregar un ambiente unificado para sistemas inteligentes de importancia crítica en todo el ciclo de vida del producto. Esta nueva plataforma ofrece mejoras dramáticas en productividad, agilidad y tiempo de comercialización con integración tecnológica sin contratiempos que incluye computación en la nube en el borde extremo, analítica de datos, seguridad a nivel del sistema, 5G, además de IA y aprendizaje automático”.

Talento técnico

Dallas dijo que la compañía ha construido fuertes cimientos en Costa Rica con talento técnico de clase mundial.

“Hemos modernizado aún más nuestra oferta de Studio; estamos deseosos de promover el crecimiento continuo en una región que cuenta con una fuente de talento muy calificado y diverso”, recalcó.

Estas tecnologías se implementaron en la red 5G de Verizon y permitieron activar la primera sesión virtualizada de datos 5G de punto a punto en el mundo, detalló la empresa.

Andrés Valenciano, ministro de Comercio Exterior, señaló que el país se ha convertido en un centro clave para las empresas de innovación y tecnología, tal como Wind River.

“Desde su establecimiento en el país en el 2018, la compañía ha visto un crecimiento continuo demostrando su compromiso con la región. Esta expansión también es un ejemplo claro de cómo el sector de tecnología continúa creciendo y demostrando que es un componente crítico de la economía costarricense”, recalcó Valenciano.

En tanto, Jorge Sequeira, director general de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), comentó que la industria de tecnología ha ayudado a Costa Rica a ser parte de una industria que mueve $5,2 billones en todo el mundo.

“El crecimiento de Wind River en la región permitirá que más talento costarricense contribuya en áreas y megatendencias tales como la computación en la nube, el análisis de datos y la IA”, enfatizó Siquiera.

El director de Cinde agregó que es una muestra del avance del país hacia la economía del conocimiento.

Óscar Rodríguez

Óscar Rodríguez

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur. Redactor del año La Nación en 2017.