Carlos Cordero Pérez. 12 mayo
Las personas deben analizar el mercado laboral, los requerimientos de empleo y sus competencias para emprender cursos de actualización y capacitación. Foto cortesía de Cinde.
Las personas deben analizar el mercado laboral, los requerimientos de empleo y sus competencias para emprender cursos de actualización y capacitación. Foto cortesía de Cinde.

Los cambios en el empleo que desfavorecen a quienes tienen profesiones u oficios de baja demanda se combinaron este 2020 con la crisis económica causada por el coronavirus: una mezcla que obliga con mayor urgencia a que las personas reconsideren una reconversión laboral con alta dosis de adaptabilidad.

“Posterior a esta pandemia nada volverá a ser normal. Más bien, avecinamos un bucle interminable de cambios en todo sentido”, advirtió Sofía Calderón, socia líder de consultoría en Capital Humano para Latinoamérica de Deloitte.

Hacerlo implica planificar e implementar un proceso que considere las alternativas de más demanda, así como las habilidades blandas y técnicas actuales y las que deben adquirirse.

“Debe investigar y conocer para prepararse ante el cambio”, recomendó Doris Peters, presidenta de la firma Doris Peters & Asociados (DPA).

La tasa de desocupación fue de 12,5% en Costa Rica, en el primer trimestre del 2020, pero las autoridades de gobierno advierten de que este porcentaje se podría duplicar este año por causa de la covid-19.

Las multinacionales presentes en Costa Rica encabezan la disponibilidad de vacantes, pues sus operaciones y giros de negocios no han sido impactados gravemente por la crisis.

Ahí la demanda se concentra en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) y con capacidad de transformarse en forma constante.

“Adicionalmente, requieren talento multilingüe”, insistió Vanessa Gibson, directora de Clima de Inversión de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

El Foro Económico Mundial publicó, en enero pasado, un informe que indica que en los próximos años surgirán siete nuevos grupos de profesiones y 96 nuevos tipos de trabajos.

En tres años, el 37% de las oportunidades laborales estarán en las nuevas áreas: economía verde, datos e inteligencia artificial, ingeniería y computación en la nube, desarrollo de productos, ventas, mercadeo y contenido digital, cuidado de personas y cultura.

Las especialistas indican que en este entorno las empresas también pueden implementar programas de actualización, capacitación y reconversión laboral en nuevas áreas para su personal.

Menores perspectivas
Reconvertir o fortalecer el perfil profesional cuando se está en las áreas de menor demanda laboral requiere de acciones a corto y mediano plazo
Ciencias sociales: psicología, sociología, antropología, derecho, secretariado profesional, ciencias políticas, orientación, trabajo social, derechos humanos, periodismo, relaciones internacionales, relaciones públicas, publicidad.
Ciencias de la salud: nutrición, fisioterapia, terapia ocupacional, audiología y terapia respiratoria.
Recursos naturales: biología, geografía, ciencias forestales, turismo, geología y derecho ambiental, agronomía.
Artes y letras: fotografía, danza, artes dramáticas, producción de televisión y cine, artes musicales, diseño de interiores, diseño gráfico, artes plásticas.
Educación: estudios de género, filosofía, historia, educación religiosa, educación para el hogar, literatura y lingüística, bibliotecología, educación preescolar, educación especial y artes industriales.
Arquitectura.
Fuente: Observatorio Laboral de Profesiones del Conare, Cinde, DPA, Lead University y UCenfotec.
¿Qué pueden hacer las personas?

Las personas con perfiles menos apetecidos deben considerar la actualización y la reconversión profesional en el corto y mediano plazo. Los especialistas consultados por La Nación, recomiendan:

Analice el mercado. Identifique cuál es el área que le interesa y cuál tiene alta demanda laboral en la actualidad para desarrollar una nueva carrera.

Laura Centeno, directora de desarrollo profesional de Lead University, recalcó que las personas deben aprender nuevas áreas de conocimiento en otras industrias, sin dejarse llevar por creencias sobre su capacidad que los limiten o frenen.

Actualícese. Para actualizarse analice las habilidades que posee y cuáles demandan las empresas a las que aspira. Investigue los perfiles y requerimientos de los puestos (en la red social LinkedIn, por ejemplo).

Luego, determine en qué capacitarse, incluyendo idiomas y certificaciones técnicas.

Cambio de actitud. Desarrolle habilidades de innovación, sentido de urgencia, capacidad analítica, enfoque al cliente, comunicación asertiva, manejo de al menos dos idiomas, rápida ejecución en procesos de cambio, estrategia y pensamiento analítico.

Las empresas también valoran la capacidad para trabajar por objetivos, facilidad de aprendizaje, certificaciones y actualización técnica y adaptación al cambio constante.

Alta demanda
Áreas laborales de mayor demanda:
Tecnología: ingeniería en sistemas de información, ciencia de datos, ciberseguridad, telemática, gestión de la tecnología, desarrolladores de software, análisis de datos y Business Analytics, pruebas de calidad (QA), infraestructura (redes, cloud y servidores), Agile Coach y gestión.
Producción: zootecnia, gerencia de proyectos, ingenierías (industrial, en producción, mecánica, electromecánica, electrónica, mantenimiento industrial, materiales, y química), mecánica de precisión, metrología, electrotécnica, electrónica, transformación de plásticos, y dibujo técnico y arquitectónico.
Ciencias de la salud: electromedicina, laboratorista químico, biotecnología, optometría, imagenología, farmacia y algunas especialidades en medicina como anestesiología y geriatría.
Ciencias empresariales: administración de negocios, mercadeo y ventas, economía, estadística, finanzas, contabilidad, logística, derecho empresarial o corporativo, recursos humanos, administración de seguros, gerencia comercial, calidad, administración de proyectos, diseño gráfico, mercadeo digital, administradores de redes sociales y comunicación, y secretaria ejecutiva.
Ciencias exactas: física y matemática.
Fuente: Observatorio Laboral de Profesiones del Conare, Cinde, DPA, Lead University y UCenfotec.

Capacítese. Realice cursos de capacitación (carrera universitaria, postgrados o cursos) para tener un conocimiento teórico y técnico básico.

“La necesidad de profesionales con capacitación tecnológica para abordar los procesos de digitalización de las empresas es urgente y difícil de satisfacer”, recordó Paula Brenes, directora de Mercadeo y Admisiones de Universidad Cenfotec.

Usted debe trabajar en el desarrollo y fortalecimiento de aquellas competencias que le van a permitir adaptarse de una forma más rápida y eficaz a esta nueva etapa.

Revise opciones. Estudie la oferta académica, los contenidos y la calidad de los docentes y enfóquese en programas que permitan el cambio laboral y profesional en el corto o mediano plazo, la duración, la inversión y las modalidades (presencial, virtual o mixta).

Las universidades públicas y privadas ofrecen cursos, carreras y postgrados en estas áreas, que usted debe considerar.

Perfil exponencial. Ante la coyuntura de cambio constante, procure un perfil exponencial, que combine conocimientos técnicos con habilidades humanas y otras competencias.

Entre las habilidades por adquirir se incluyen: agilidad y flexibilidad, colaboración, audacia tecnológica y para asimilar nuevas forma de trabajar, consciencia de la diversidad, gestión de datos y pensamiento crítico, creatividad y emprendedurismo, y “liderazgo sin título”.

Revise cursos técnicos y programas profesionales considerando el cambio laboral en el corto plazo y su carrera ocupacional en el largo plazo. (Foto cortesía de Cinde).
Revise cursos técnicos y programas profesionales considerando el cambio laboral en el corto plazo y su carrera ocupacional en el largo plazo. (Foto cortesía de Cinde).

Pasantías o voluntariados. Realice pasantías o voluntariados y participe en eventos para obtener contactos y demostrar su capacidad de transformación, trabajo en equipo, comunicación y valores.

Prepare su currículo. Mantenga su hoja de vida actualizada y resalte los conocimientos, experiencias y logros más relevantes.

Cuando le interese una oferta laboral ajústelo a los requerimientos para el puesto específico.

Cursos técnicos
Certificaciones de más demanda por las empresas que operan en Costa Rica:
ASQ, Autocad, Cisco, CPIM (APICS), ISO (1900, 13485, 9001, 14000 y 14001), Lean y Six Sigma, Precision Mechanics, SAP y Solidworks.
CQE, Lab View, Food Safety BRC, IAFT, Scrum, SQL, ITIL, CPA, CCNA, Project Management (PMP, PMI, PMO) y Visual Basics.
Fuente: Cinde

Redes sociales y plataformas. Incluya la información personal en las distintas redes y plataformas de reclutamiento. Asegúrese que los datos más relevantes se mantienen.

Asesórese. Recurra a especialistas y agencias que ofrecen diversos servicios como asesoría para potenciar la carrera profesional, la reinserción o cambio laboral, y desarrollo de estrategias de búsqueda en el mercado laboral.

“El autoconocimiento es fundamental, así como el entendimiento de los comportamientos tanto a nivel de compensación y beneficios como a nivel de la demanda laboral”, recalcó Doris Peters, de DPA.