Marvin Barquero, Cristina Fallas Villalobos. Hace 6 días
En Multiplaza Escazú, los clientes se aglomeraron en algunas tiendas, en particular, la tarde de este viernes 29 de noviembre. La expectativa de los empresarios es lograr un aumento moderado de las ventas respecto al último viernes de noviembre del 2019. Foto: John Durán
En Multiplaza Escazú, los clientes se aglomeraron en algunas tiendas, en particular, la tarde de este viernes 29 de noviembre. La expectativa de los empresarios es lograr un aumento moderado de las ventas respecto al último viernes de noviembre del 2019. Foto: John Durán

Filas moderadas en las cajas de los comercios y expectativas de ventas moderadas por parte de los empresarios marcaron la fecha comercial de ‘viernes negro’, donde los establecimientos ofrecen rebajas y promociones.

Representantes de la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR) y de las cadenas Aliss, Ekono, Universal y Walmart, pronosticaron que las ventas apenas igualarían a las del año pasado, o cuando mucho habría una ligera alza.

En esta fecha comercial del año pasado, las ventas se incrementaron, en promedio del 10%, respecto al 2017, pero el sector comercial no oculta el impacto que este 2019 ha tenido la situación económica. Por eso, los comerciantes estiman que igualar los resultados del 2018 ya sería un buen resultado, dado el contexto en el cual se desenvuelve el país.

Durante una visita al centro comercial Mutiplaza, en Escazú, la tarde de este viernes, se observó que el flujo de compradores se mantenía constante, y comenzó a aumentar después de las 3 p. m. Su gerenta de Mercadeo, Elisa Rojas, consideró en declaraciones a eso de las 2:30 p. m. que la cantidad de clientes era bastante parecida a la del año pasado, medido desde la apertura de las tiendas, a las 8 a. m.

En Walmart de Escazú, en tanto, había clientes en tránsito en la tienda y en las cajas, pero sin la existencia de filas. En el Paseo de las Flores, en Heredia, la llegada de clientes fue constante, aunque también sin aglomeraciones. Un fenómeno particular fue la fila de unas 30 personas desde las 4 a. m. en la tienda Etafashion, en San José centro (antiguo edificio Lehmann), en vista de que este comercio anunció el obsequio de una tarjeta de regalo a los 120 primeros clientes.

Igual que en años anteriores, el denominado “viernes negro” en el país no quedará solo para el último viernes de noviembre, sino que, prácticamente todo el sector comercial, lo extenderá durante el fin de semana, es decir, hasta este 1.° de diciembre.

Además, la práctica comercial en Costa Rica es ahora de un “mes negro” en lugar de centralizar las promociones en un solo día.

Según los comerciantes, eso conlleva ventajas no solo para el punto de venta sino también para los consumidores. En el primer caso se reducen las aglomeraciones, evita que los procesos de revisión de mercancías sean menos eficientes y reduce la exigencia de seguridad, mientras que el consumidor tiene opciones de descuentos durante mucho más tiempo.

El “viernes negro” nació en Estados Unidos como un día de descuentos inmediatamente después del Día de Acción de Gracias y con el cual se abre, oficialmente, la temporada de ventas navideñas.

En Costa Rica se adoptó, primero, con ese formato de un día de descuentos; posteriormente se modificó al fin de semana completo y ahora es prácticamente el mes de noviembre. Además, algunas cadenas han puesto en vigencia sus propias opciones de días o fines de semana de descuentos.

Previsión optimista
Las pantallas, en especial las de más de 50 pulgadas, fueron de nuevo el producto preferido en la cadena Walmart. Foto: John Durán
Las pantallas, en especial las de más de 50 pulgadas, fueron de nuevo el producto preferido en la cadena Walmart. Foto: John Durán

La presidenta de la Cámara de Comercio de Costa Rica, Yolanda Fernández, dijo que el gremio está optimista con el fin de semana de promociones, pues el “viernes negro” que se desarrolla este 29 de noviembre se extenderá hasta el domingo.

Empero, señaló, la esperanza es mantener un comportamiento parecido al del 2018 respecto al 2017, cuando se estimó un incremento del 10% en las ventas.

Consultada acerca de la prolongación de la fecha comercial a más días, aseguró que eso refleja la necesidad del empresario de recurrir a más posibilidades y por un periodo más extenso en su intento de resarcirse del mal año. “El comerciante tiene que recuperar lo que ha perdido en el año”, enfatizó, para luego recordar que cifras del 2019 de la empresa Colliers revelan el cierre del 15% de los negocios en Costa Rica.

La subgerenta de Asuntos Corporativo de Walmart, Mariela Pacheco, explicó cómo esa cadena, y todo el comercio, se ha adaptado para aprovechar la época de ventas. Los establecimientos pasaron de ofrecer descuentos en electrodomésticos, electrónica y ropa especial (como la de cama) a incluir otros productos como víveres, artículos de limpieza, para autos, comidas en restaurantes y muchos otros.

Según Pacheco, la realización de otros días de ofertas permite a los consumidores prepararse con más tiempo y ahorro durante el año para aprovechar los descuentos. “La gente ya se prepara para aprovechar los días, porque ya no es solo uno, en los cuales hay promociones", consideró.

Precisamente en Walmart de Escazú, Carlos Fernández, adquirió una pantalla, un licuadora personal y una familiar. Aseguró que la intención de compra surgió de manera espontánea, pero dijo que el televisor es una regalo para la mamá. En este mismo local, personas adquirieron pantallas y otros artículos para gimnasios u otros negocios, para aprovechar los descuentos.

Urik Cáceres, gerenta de operaciones de la cadena Aliss, consideró lógicas las expectativas moderadas en vista del año difícil, de tanta incertidumbre y de un poquito de estancamiento de la economía. La cadena, detalló, se reinventa constantemente para mantener el atractivo a los consumidores. “Creemos que nos vamos a mantener muy estables en las ventas; no vamos a retroceder” estimó.

Para Natalia Reyes, directora comercial de Ekono, la expectativa es muy positiva, pues vienen cumpliendo las metas que se fijaron al iniciar en noviembre los días de descuentos. Consideró, empero, que el crecimiento no llegará a dos dígitos, pese a que esta año esta cadena puso toda la tienda con descuentos y no algunas categorías como en años anteriores.

Esteban Devoto, gerente de Operaciones de Universal, comentó cómo esa cadena le ha dado creciente importancia a otras categorías de productos (como hogar y electrodomésticos) aparte de los tradicionales de Navidad, juguetería y oficinas. “Entendemos que la realidad país no está para pretender, en una línea de trabajo relativamente similar, un desempeño demasiado diferenciado”, enfatizó.