Consumo

Veganismo se vuelve más accesible dentro de restaurantes y supermercados costarricenses

En los últimos meses, se ha observado un incremento en la oferta de restaurantes y opciones en los comercios exclusivas para personas con este tipo de alimentación

Un temor recurrente cuando se quiere dar inicio al consumo de una dieta vegana es no encontrar suficientes opciones en el mercado que permitan satisfacer una alimentación completa, rica en nutrientes, vitaminas y proteínas elementales para el ser humano.

Además, otro error es pensar que al ser una dieta “exclusiva o especializada” inmediatamente hay que dirigirse a productos o sustitutos de la carne de muy alto costo. Basta con incluir leguminosas, granos enteros, cereales, soya, frutas, vegetales, nueces y semillas en las compras del supermercado para ser vegano.

“Es súper accesible acceder a los ingredientes, pero obviamente están los preparados como algunos embutidos, las carnes a base de soya —que tal vez sí tengan un poco más de costo—, pero estos pueden perfectamente no incluirse en la dieta. De hecho, se recomienda que no haya un consumo excesivo de este tipo de alimentos por el alto contenido de sodio que tienen”, explicó Daniela Salgado, nutricionista y fundadora de Be Habits.

Incluso, en los últimos meses se ha observado un incremento de restaurantes exclusivos de comida vegana o al menos que incluyan en una parte de su menú este tipo de comida, tales como Mixt Costa Rica, que nació como una necesidad de los dueños al no encontrar opciones de comida vegana en el país; y Gia Pastries, que desde su inicio, en el 2015, ofrecen postres exclusivamente de este tipo.

Por otra parte, —pero de una manera más escasa— están las opciones de comida preparada y lista para consumir de algunos supermercados del país, tales como Automercado, y otros más pequeños como Mundo Vegano y el Estanco Verde, que al dedicarse en gran parte a los alimentos veganos, ofrecen más variedad.

“Es importante que cuando vayamos a los restaurantes hay que verificar que en la cocina donde se preparan los alimentos, no sea la misma donde se preparan los otros de origen animal, porque se pueden contaminar. Y en los supermercados, hay que fijarse en la etiqueta de los ingredientes para asegurarse de consumir la comida sin problema”, dijo Noelia Montiel, nutricionista de alimentación basada en plantas.

Salgado, también resaltó que el veganismo va mucho más allá de la alimentación y que se destaca más por ser un estilo de vida.

“No solo es comer sin carnes y ya. El veganismo excluye todo lo que sea de procedencia animal y que se testea en animales también, sean estos alimentos, cosméticos o ropa”, afirmó la fundadora de BeHabits.

Las opciones

Mixt Costa Rica es un restaurante que inició sus operaciones en 2019, y desde el momento de su apertura ofrece exclusivamente comida vegana.

Chelsey Perron, propietaria de Mixt Costa Rica afirmó que la parte más desafiante de tener un restaurante solo de este tipo de alimentación es la manera de pensar de las personas, ya que muchas creen que ir a comer a estos lugares es solo para veganos, cuando en realidad es lo contrario.

“El hecho de que comas una comida hecha de vegetales o plantas no significa que tengas que ser vegano. Nos gusta preguntar a las personas que comen carne si les gustan las papas fritas, el chocolate o las galletas oreo, todos estos alimentos son veganos, pero la mayoría de las personas los disfrutan y no los etiquetan de esa forma”, expresó Perron.

Otro reto fue el precio de los platillos cuando lanzaron sus opciones al mercado, ya que notaron que la comida vegana tenía un precio similar a los platos normales que incluían carne o mariscos.

“La diferencia de platos de vegetales y de origen animal es mínima, existen sitios que se aprovechan del veganismo como moda para elevar sus precios y tener mayor ganancia. Por ejemplo, nuestras sopas caseras cuestan ¢1.900, nuestras ensaladas gigantes son de ¢4.250, son precios que se pueden ajustar dependiendo si se eligen combos también”, dijo la propietaria.

Por otra parte, expresó que un plus de Mixt es la garantía de que todas las opciones del menú son “seguras” para el consumo de la población vegana y que esperan que en algún momento existan más lugares estrictos de este tipo de alimentación, para demostrar la diversidad que se puede ofrecer.

Otra opción “segura” para la población vegana es Gia Pastries, quienes desde el 2015 ofrece pasteles, repostería dulce y salada, platillos fuertes y el estilo brunch (desayuno-almuerzo) al mercado gastronómico costarricense.

Su propietaria Yaneesha Wanchope expresó que tener un negocio exclusivo de comida vegana es realmente rentable, ya que Costa Rica tiene la ventaja de ser abundante, cómodo y variado en cuanto a ingredientes de este tipo, no obstante, afirmó que se enfrentan a dificultades de otro tipo.

“Como dueña de un restaurante vegano considero que no hay nada específicamente retador para poder tener este tipo de negocio, el reto no es la comida vegana en sí. Como emprendedora de este país, tengo los mismos retos que los otros emprendedores costarricenses pueden tener”, compartió Wanchope.

Los productos en los supermercados

Desde hace más de cinco años, AutoMercado incorporó a su inventario de productos la comida de tipo vegana. Actualmente, manejan 25 productos entre yogures y quesos; y en comidas congeladas, los preparados para consumir como sustitutos de tortas de carne, sustituto de pescado, pollo, pizza y postres, son aproximadamente 42.

“La preferencia cada vez mayor por parte de nuestros clientes de seguir una dieta vegana es lo que ha impulsado nuestro interés por ofrecer más opciones en nuestro surtido”, afirmó Alejandra Masís, gerente comercial de Secos de Auto Mercado.

Masís también destacó, que algunos de los alimentos del supermercado son importados y otros provienen de pymes que los apoyan ofreciendo sus propios productos.

También, existen en el país mercados más pequeños que ofrecen productos listos para consumir y que funcionan como reemplazo de las carnes. Por ejemplo, Mundo Vegano, el cual, según su presidente Gustavo Pacheco, son pioneros en la importación de sustitutos y sus productos se venden en el mercado nacional desde inicios del 2017.

Su enfoque es la industria Plant Based, la cual ofrece sustitutos de res en tortas para hamburguesa, “carne” molida, fajitas y albóndigas, pollo y cerdo. Además de embutidos, quesos, leche, mayonesas, helados y huevo. Y también productos listos para comer como pizza, pasteles y pastas.

“Nuestra misión es promover el estilo de vida vegano en Costa Rica. Y creemos que una manera es facilitar el proceso de transición de una dieta omnívora a una basada en plantas, ofreciendo productos sustitutos deliciosos, nutritivos, saludables, sin transgénicos y elaborados responsablemente”, precisó Pacheco.

El presidente de Mundo Vegano, explicó que la demanda crece todos los días, debido a la presión mundial sobre la industria basada en plantas, y donde el país no es una excepción.

“La única condición que hace más compleja la logística de importación, es la cadena de frío, porque nuestros productos requieren refrigeración, ya que no contienen preservantes. De ahí en fuera, todo es similar al resto de la industria de alimentos”, añadió.

Lo que más buscan los veganos en los supermercadosPorcentaje
Sustitutos de carne de res21%
Sustitutos de pollo4%
Embutidos19%
Quesos32%
Helados8%
Margarinas11%
Mayonesa y aderezos5%
Huevos0,5%
Fuente: Mundo Vegano.

Laura Arce, directora culinaria del Estanco Verde, indicó que en el negocio tienen la categoría de venta a granel y disponen de varios productos como premezclas para pasteles y pizza, semillas, condimentos, granos, mermeladas, galletas, polvo para refrescos, infusiones, salsas y aderezos. Además, de comidas preparadas como el espagueti de palmito, lasaña de palmito y las mieles.

En cuanto a precio, las premezclas rondan los ¢11.000, pero tienen productos desde los ¢100.

“Somos una tienda inclusiva, nacimos para ser parte del cambio con productos naturales y sanos, alternativas al plástico y al estereofón con materiales que no contaminan y son biodegradables. Queremos ser la solución para todas aquellas personas que andan buscando una alternativa sostenible”, expresó Arce.

Por otra parte, la compañía de Galletas Pozuelo lanzó en marzo de este año su nueva marca “Kibo”, para la población interesada en acceder a alternativas de alimentación basadas en vegetales que sustituyan la carne, y cuyas emisiones de gases de efecto invernadero sean menores a las de la industria tradicional.

Los productos son a base de soya, grasa vegetal y sabores naturales a carne de res, libres de colesterol y grasas trans. Por ejemplo, la Kibo Veggie Burger y la Kibo Veggie Bites.

“Los productos de nuestra nueva marca apuntan al cambio de estilo de vida en consumidores que cada vez se ocupan mejor de su bienestar integral, siendo personas mucho más conscientes de la necesidad de acceder a una nutrición de alta calidad, respetuosa del ambiente y mucho más enfocada en aprovechar los beneficios de consumir vegetales en su dieta ordinaria”, mencionó Aurora Marlasca, nutricionista de compañía de Galletas Pozuelo.

Beneficios

De acuerdo con las anteriores nutricionistas consultadas, lo que más ha aumentado en la población es la alimentación sostenible. Ya que las personas están buscando no tanto un estilo de vida 100% vegano, pero sí la conciencia en cuanto a la alimentación.

Asimismo, hay que tomar en cuenta que la comida vegana no implica necesariamente comida sana. Ya que si la persona consume únicamente papas fritas o galletas y deja de lado los alimentos integrales no está llevando una dieta saludable. De ahí, la importancia de ser guiado por un experto en el tema.

Por otra parte, el llevar este tipo de dieta ha demostrado fortalecer el sistema inmune, ya que se aumentan los alimentos ricos en antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales.

“Se obtienen beneficios a nivel cardiovascular, gastrointestinal, da más energía y los estados de hidratación mejoran mucho. Así como la tranquilidad de las personas al consumir alimentos libres de crueldad. La relación con la comida mejora”, indicó Salgado.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.