Marvin Barquero. 10 abril
Playa Cocles, en el Caribe Sur, es una de las tres primeras en tener más guardavidas, mediante un convenio con la Cruz Roja Costarricense. Las otras dos son Manuel Antonio y Ballena. El plan se extenderá durante los próximos tres años a más lugares. Foto: Reyner Montero.
Playa Cocles, en el Caribe Sur, es una de las tres primeras en tener más guardavidas, mediante un convenio con la Cruz Roja Costarricense. Las otras dos son Manuel Antonio y Ballena. El plan se extenderá durante los próximos tres años a más lugares. Foto: Reyner Montero.

El Instituto Costarricense de Turismo (ICT), en coordinación con la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Comisión Nacional de Atención Riesgos y Prevención de Emergencias, lanzó una nueva aplicación con el fin de monitorear el oleaje y las corrientes de resaca y prevenir accidentes en las playas del país.

El sistema funciona mediante la aplicación Miocimar (disponible en Play Store para Android o App Store para iOS), en inglés y español, de acuerdo con la información que divulgó el ICT este miércoles 10 de abril.

La entidad agregó que la aplicación contiene pronósticos de siete días sobre las corrientes de resaca, las condiciones del oleaje y del mar. Estos pronósticos están divididos en categorías y con colores (verde, amarillo y rojo) que comunican los niveles de precaución que los bañistas deben tener. Además, los pronósticos se actualizan cada seis horas.

La puesta en marcha de esa aplicación se combina con otras dos medidas: un convenio para contratar guardavidas y una campaña publicitaria digital. Las tres medidas pretenden prevenir en una primera etapa los ahogamientos en las playas.

En el caso de la app, el ICT se alió con la UCR para potenciar el alcance de la versión 3.0 Miocimar, desarrollada por la empresa costarricense Imactus. La entidad rectora del turismo adelantó que esa aplicación se enlazará con la del ICT sobre seguridad turística, que se anunciará en junio próximo.

“Esta es una herramienta que facilita el hábito de revisar las condiciones del estado del mar desde el celular, llevando al siglo XXI la información preventiva”, declaró la ministra de Turismo, María Amalia Revelo, según un comunicado que circuló el ICT.

Para el caso de los guardavidas, se firmó un convenio este miércoles con la Cruz Roja Costarricense, por ¢150 millones, que permitirá contratar al menos 20 especialistas en ese campo en el segundo semestre del 2019 para tres playas con alta incidencia de ahogamientos por sumersión: Manuel Antonio, Ballena y Cocles-Manzanillo.

Adicionalmente, el ICT incluirá en su presupuesto de 2020, 2021 y 2022, la suma de $500.000 anuales ($1,5 millones en total) con el fin de establecer un programa de guardavidas en las playas más peligrosas del país, las cuales se definirán a partir de estadísticas del Organismo de Investigación Judicial, estudios académicos, la experiencia de la Cruz Roja y esfuerzos puntuales de gobiernos locales por buscar una solución a este riesgo.

Y la campaña de seguridad en playas se completa con una campaña publicitaria digital que tiene como propósito salvaguardar vidas llamando a la prevención y particularmente antes de la Semana Santa cuando aumenta la afluencia a las playas.

La campaña se denomina Regresemos a salvo a la orilla y tiene como base el testimonio de Pablo Madrigal, quien estuvo a segundos de ahogarse en Playa Grande, Guanacaste, en enero pasado. Esta campaña publicitaria se mantendrá desde hoy 10 de abril y hasta finales de julio próximo, divulgándose en plataformas digitales; en vallas cercanas a las playas; en buses y medios impresos, incluyendo una invitación a descargar el app Miocimar.