Marvin Barquero. 23 abril
Aunque se le preguntó tanto el lunes como este martes, la empresa Destinos TV no respondió acerca de este nuevo escenario, donde se le denuncia por hacer ventas a plazo sin estar autorizada. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal.
Aunque se le preguntó tanto el lunes como este martes, la empresa Destinos TV no respondió acerca de este nuevo escenario, donde se le denuncia por hacer ventas a plazo sin estar autorizada. Foto: Alejandro Gamboa Madrigal.

La Comisión Nacional del Consumidor (CNC) acordó enviar al Ministerio Público la documentación necesaria del caso de Destinos TV, por el presunto delito de desobediencia a la autoridad.

El acuerdo en firme se tomó en la sesión de esa comisión, realizada este martes 23 de abril, tras conocer nuevos detalles aportados al expediente por el Departamento de Educación y Ventas a Plazo del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC).

La Comisión realizó la sesión 2019-30-O a partir del mediodía.

El posible delito de desobediencia se sustenta en que Destinos TV continuó con la venta de paquetes de turismo a plazo (se contrata hoy y se disfruta posteriormente), pese a que le notificó de una medida cautelar en su contra desde noviembre pasado.

La medida cautelar le indicaba que suspendiera ese tipo de ventas, porque la empresa no aparecía inscrita ante el MEIC, como demanda la ley.

El eventual delito de desobediencia a la autoridad se produce porque no acató la medida cautelar, no tramitó un eventual registro que lo autorizara a hacer ventas a plazo y siguió con dicha práctica.

Gabriel Boyd, presidente de la CNC, explicó a La Nación que el acuerdo en firme ordena a su Unidad Técnica de Apoyo: “realizar las diligencias útiles y necesarias para testimoniar piezas ante el Ministerio Público, por presunto delito de desobediencia”.

A partir de ahora, la Unidad Técnica revisará etapas del procedimiento y preparará la documentación para que la CNC la envíe al Ministerio Público.

Destinos TV está de nuevo en el ojo público desde el miércoles 17 de abril cuando un grupo de 180 turistas costarricenses denunció que llegaron a Cancún, México, a primeras horas de la mañana, y en el hotel les comunicaron que no había reservaciones para ellos.

A eso de la 1 p. m. fueron reubicados en habitaciones de otros hoteles de la cadena Oasis.

El grupo debía regresar en la madrugada del domingo y su vuelo también se retrasó. Finalmente llegaron al aeropuerto Juan Santamaría este martes a las 5 a. m.

Este caso de Cancún no tiene relación directa con la elevación del caso ante el Ministerio Público, pero es una indicio de incumplimiento, pues es una venta a plazos.

En vista de este nuevo escenario, se le enviaron consultas, el pasado 22 de abril, mediante correo electrónico, a la periodista de Destinos TV, pero a las 4:00 p. m. de este martes aún no se habían recibido las respuestas.