María Esther Abissi. 13 marzo
En el 2019 la tasa básica ha oscilado entre 6% y 6,25%, especialmente por el incremento en los bancos privados, que subieron a 6,01% y las cooperativas, que subieron su tasa de captación en colones a 8,18%.
En el 2019 la tasa básica ha oscilado entre 6% y 6,25%, especialmente por el incremento en los bancos privados, que subieron a 6,01% y las cooperativas, que subieron su tasa de captación en colones a 8,18%.

Los acreedores de préstamos en colones con tasa variable han experimentado aumentos en las cuotas que pagan debido al incremento en la tasa básica pasiva (TBP) en los últimos tres meses. El indicador, que estaba en 5,85% a inicios de diciembre pasado, llega a 6,20% este jueves 14 de marzo.

Dicha tasa de interés sirve como referencia en operaciones crediticias y en inversiones, en moneda nacional. Su recorrido comenzó al alza desde diciembre pasado, y el aumento ha sido especialmente notorio en bancos públicos y privados.

Vista por tipo de entidad, la tasa pasiva promedio de los bancos públicos se ubicaba, en diciembre del 2019, en 5,13% y esta semana llegó a 5,62%; en los bancos privados pasaron de 5,73% a 6,14% y en las cooperativas, de 7,82% a 8,01%, en ese mismo periodo, de acuerdo con la información que publica el Banco Central.

El aumento ha sido de entre 0,13 de punto porcentual (en cooperativas) y 0,45 de punto (en bancos privados.

Según los especialistas del sector financiero, el incremento es producto de mayores necesidades de fondeo para otorgar créditos en colones, una preferencia de los inversionistas por recursos en moneda extranjera (que los ha obligado a incrementar los rendimientos en moneda nacional para mantener su atractivo) y la menor liquidez de colones en el mercado.

Razones del incremento

Para Adrián Álvarez, subgerente de Coopenae, varios factores mantienen las tasas pasivas, en colones, al alza.

Por un lado, han observado inversionistas migrando a un horizonte de mayor plazo. Eso, aunado a la necesidad de recursos del Gobierno Central, que dado su riesgo ofrecen rendimientos muy atractivos para los inversionistas, ha presionado el incremento.

“En diciembre, Hacienda participó en el mercado de forma agresiva. Además, siguen teniendo un déficit importante y los nuevos recursos a partir de impuestos van a estar disponibles después de julio. Todo eso tiene efecto en las tasas locales”, admitió Álvarez.

Rossy Durán, gerenta de Finanzas del Banco de Costa Rica, aseguró que uno de los principales motivos en el movimiento de la tasa básica obedece a mayores requerimientos de captación de los diferentes intermediarios del sistema financiero, y particularmente por una tendencia reciente del traslado de la riqueza hacia inversiones en dólares.

Esto último hace que sea necesario incrementar las tasas en colones para ofrecer un mayor premio que haga que el traspaso de las inversiones a moneda extranjera merme.

Otro factor importante es que en los primeros tres meses del año más entidades están ofreciendo créditos en moneda local, incluso las que naturalmente colocan más créditos en dólares, como los bancos privados.

Esta necesidad hace que crezcan los requerimientos de fondeo en colones.

El crédito en moneda nacional es el único que ha tenido una tasa de crecimiento en los meses recientes.

“Las entidades privadas que están ofreciendo crédito en colones, tienen que competir en el mercado de captación en colones, que es menos líquido que el de dólares, por lo que las tasas tienden a ser más altas. Además de esto, el (Banco) Central ha intervenido en el mercado vendiendo dólares y retirando colones en circulación, esto sin duda ha hecho que se estruje el mercado”, admitió Hernán Varela, gerente de Administración de Portafolios de Banco Lafise.

Sin embargo, no todos los actores del mercado están de acuerdo con este criterio.

Para Alejandro Gómez, director de Tesorería de Scotiabank, los bancos privados no presionan esta alza.

“Estas entidades también tienen portafolios significativos de préstamos en colones que deben ser fondeados en el mismo mercado donde participan el Gobierno y el Banco Central. Además, la percepción de riesgo ha cambiado y las personas demandan mejores rendimientos por sus ahorros”, admitió Gómez.

Gómez afirmó que en dólares también hay presiones al alza por parte del Gobierno, con lo que el premio debería ajustarse.

La tasa efectiva en dólares, tuvo un movimiento al alza de 0,15 puntos entre enero y marzo de este año.

Perspectiva al alza

En el 2019, lo que se espera es que las tasas pasivas en colones sigan en aumento.

Sin embargo, no se espera que los incrementos sean importantes, especialmente por la lenta recuperación del crédito y, para la segunda mitad del año, cuando entren los nuevos impuestos, sería de esperar que las personas accionen con más cautela sobre sus inversiones, lo que quitaría presión a las tasas.

A pesar de esto, es importante notar que la TBP tiene un rezago aproximado de seis meses, por lo que lo que pasa hoy en la economía se evidenciará en el próximo semestre.

Esto quiere decir que, es de esperar, que la tasa incorpore completamente el incremento por el mayor déficit fiscal y la situación de la economía, en los últimos meses del 2019.