Óscar Rodríguez. 20 abril

El Banco de Costa Rica (BCR) negocia las condiciones por las que absorberá a Bancrédito.

Entre los requisitos para realizar la fusión están que se liquide a los 198 empleados del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) y un periodo de flexibilización de indicadores bancarios por parte de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Douglas Soto, gerente general a. í. del BCR, confirmó que el objetivo es que, en un plazo de tres meses, esté aprobado el proyecto de ley para absorber la institución cartaginesa.

Debido a que tanto Bancrédito y el BCR son entidades estatales, creadas por ley, se requiere la aprobación de un proyecto en la Asamblea Legislativa.

"Vamos encaminados y nuestro objetivo es lograr la fusión por absorción. Si el proyecto de ley es aprobado con las observaciones que propusimos va a hacerse realidad (el negocio)", explicó Soto a La Nación.

Además, confirmó que, si hay luz verde al negocio, se evitaría la necesidad de aplicar la garantía estatal, pues se podría renegociar la deuda de ¢132.000 millones de Bancrédito con el Ministerio de Hacienda.

La Interventoría de Bancrédito y el BCR firmaron un convenio de cooperación con el fin de que el Banco de Costa Rica absorba a la entidad cartaginesa. Foto: Albert Marín.
La Interventoría de Bancrédito y el BCR firmaron un convenio de cooperación con el fin de que el Banco de Costa Rica absorba a la entidad cartaginesa. Foto: Albert Marín.

Con el fin de finiquitar las conversaciones, el Banco de Costa Rica firmó un convenio de cooperación con la Interventoría de Bancrédito, cuya existencia fue divulgada este viernes 20 de abril, en horas de la tarde.

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) propuso, el pasado 23 de marzo, que alguno de los bancos estatales – BCR o el Banco Nacional– se hicieran cargo de la entidad cartaginesa, pues su cierre definitivo era más costoso para el erario público.

Bancrédito fue intervenido el 22 de diciembre del 2017, luego de que la entidad cayera en cesación de pagos con Hacienda, pues no pudo cancelar la inversión hecha por el Ministerio en certificados de depósito a plazo.

La institución cartaginesa inició, desde mediados del 2016, un rápido deterioro financiero cuando la morosidad de ocho créditos empresariales golpearan sus utilidades.

Para mayo del año pasado, el Consejo de Gobierno se vio obligado a acordar la salida de la entidad de la intermediación financiera debido a una crisis de liquidez.

Condiciones del negocio

El gerente del BCR reconoció que propusieron cambios al proyecto de ley sobre la fusión, presentado por el diputado Ottón Solís, para lograr lo antes posible su aprobación en el Congreso.

En el caso de los empleados de la actual planilla resaltó que se requiere de la liquidación total, pues quienes sean contratados –no detalló cuántos– será bajo el sistema de salario único.

"Las observaciones (al proyecto) son principalmente sobre las contingencias (de la absorción), los pasivos y la situación laboral de los empleados", afirmó Soto.

El BCR está actualmente en el proceso de revisión del efecto que tendrá en sus indicadores bancarios recibir el activo y pasivo de Bancrédito.

Además, entre las observaciones está que si la absorción afecta los indicadores bancarios del BCR en forma temporal, se le tolere por un tiempo.

Actualmente, Bancrédito tiene un patrimonio de ¢38.101 millones.

Además, cuenta con un activo de ¢179.490 millones, principalmente créditos y propiedades; y un pasivo de ¢143.614 millones de los cuales el 92% es la deuda con Hacienda, según datos de Sugef.

Por su parte, el Banco de Costa Rica tiene un activo de ¢5 billones y pasivos por ¢4,4 billones.

La pronta resolución de Bancrédito fue catalogada como urgente por el interventor, Marco Hernández.

Él confirmó, desde marzo anterior, que financieramente la entidad con sede en Cartago no es viable.

Hasta el mes pasado, Bancrédito tenía una pérdida de ¢4.427 millones, según datos de Sugef.

Entrevista Douglas Soto
Gerente del BCR: 'Es una buena oportunidad de negocio'

Douglas Soto, gerente general a. í. del Banco de Costa Rica (BCR), explicó que hay mucho interés en absorber Bancrédito y que el negocio cuenta con el apoyo del Gobierno.

Douglas Soto, gerente general a.í. del Banco de Costa Rica. Foto: Cortesía BCR.
Douglas Soto, gerente general a.í. del Banco de Costa Rica. Foto: Cortesía BCR.

– ¿Qué sigue luego de la firma del convenio con el Interventor?

– Es un estudio de debida diligencia para determinar con exactitud el nivel de activos, pasivos y contingencias de Bancrédito.

"Paralelamente, ya colaboramos con el proyecto de ley dando nuestras observaciones y está en el despacho de don Ottón Solís, quien lo elevará a comisión. Esperamos que en un plazo no mayor de tres meses esté aprobada.

– ¿La fusión?

– Sí. El proyecto se llama absorción y fusión del Bancrédito por parte del Banco de Costa Rica.

– ¿Por qué decidieron dar el paso hacia la absorción?

– Sugef propone que el Banco Nacional o el Banco de Costa Rica absorban a Bancrédito. Nos interesamos y hemos ido manteniendo reuniones con la Superintendencia.

"Creemos que es una buena oportunidad de negocio para que el BCR tenga una mayor profundidad en la zona de Cartago.

"Tiene cosas buenas como el negocio de impuestos de salida, el almacén de depósitos, seguros y puntos de venta".

– ¿Hicieron los números del efecto de la fusión?

– Bancrédito tiene un patrimonio superior a los ¢35.000 millones y consideramos que es una oportunidad de negocio para el Banco (de Costa Rica).

– Por lo que explica, el negocio va muy encaminado.

– Sí. Nuestro objetivo es la fusión y absorción. Si el proyecto de ley es aprobado con nuestras observaciones se hará realidad.

– ¿Qué observaciones hicieron?

– Principalmente, relacionado con las contingencias, los pasivos y contingencias laborales.

– ¿Qué pidieron en específico?

– Principalmente, a ciertos indicadores bancarios que están establecidos en Sugef, para que no afecten los indicadores del Banco.

– ¿Pidieron que los indicadores bancarios se analicen de manera diferente por un tiempo determinado?

– Que durante un periodo transitorio, si por alguna razón al adquirir a Bancrédito, el Banco se excediera en algún indicador, que se acepte por un tiempo".

– ¿Qué pasa con los trabajadores de Bancrédito?

– El proyecto de ley establece que deben ser liquidados por el interventor. El Banco de Costa Rica decidirá a quienes contratará después.

"El BCR y Bancrédito tienen regímenes laborales distintos. Entonces lo más sano es que se haga la liquidación y se contraten, aquellos que el BCR decida, bajo sueldo nominal, sin pluses".

– ¿Casa Presidencial intervino?

– Casa Presidencial apoya el proyecto. Si la absorción se logra no será necesaria aplicar la garantía estatal.

– ¿Qué pasa con la deuda de ¢132.000 millones de Bancrédito con Hacienda?

– Vamos a renegociar. Todo va en el paquete.