Óscar Rodríguez. 6 enero
La banca pública prevé que el crédito para construcción de vivienda y compra de casa mantenga, durante este año, la leve recuperación mostrada en la segunda mitad del 2019. Foto: José Cordero.
La banca pública prevé que el crédito para construcción de vivienda y compra de casa mantenga, durante este año, la leve recuperación mostrada en la segunda mitad del 2019. Foto: José Cordero.

El 2020 será un año moderado en las previsiones de la colocación de créditos de la banca pública.

Las proyecciones del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), el Banco de Costa Rica (BCR) y el Banco Popular es que el saldo total de sus carteras de préstamos crezca entre 3,8% y 5%, durante este año, comparado con el cierre del 2019.

Así se detalla en los planes operativos entregados por estas instituciones financieras a la Contraloría General de la República (CGR), y de los cuales tiene copia La Nación.

La moderación en las expectativas de las entidades públicas se explica porque la tendencia del saldo total de dinero prestado se redujo durante el transcurso del año pasado, según el registro de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Pese a la baja, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) destacó, el pasado 31 de diciembre, que a partir de la segunda mitad del 2019 comenzó una leve recuperación del crédito al sector privado, aunque las tasas de crecimiento interanual aún están por debajo de las reportadas en el 2018.

“Por tipo de actividad económica, se observó que el crédito para consumo, vivienda, construcción y turismo fueron las que más contribuyeron en su expansión, compensado en parte por la caída en los préstamos para servicios y comercio”, destacó el ente emisor en su Comentario sobre la economía nacional.

Banqueros consultados por este diario confirmaron la incipiente mejora y esperan se mantenga este año, principalmente en vivienda y sector empresarial.

Hasta noviembre pasado, la banca pública reportó un saldo de ¢9,50 billones prestados al sector privado, a casi 500.000 clientes entre personas y empresas, según Sugef.

Desglose por banco

El Banco Nacional prevé que, durante este año, su cartera de crédito crezca un 4%, al cierre del presente año, frente al 2019.

La proyección de la institución es que el saldo acumulado de dinero prestado ascienda a ¢4,74 billones a diciembre del 2020, desde los ¢4,55 billones del año pasado.

La estrategia de la entidad bancaria estará centrada a banca de personas, así como los segmentos de pequeña y microempresa, se explica en el Presupuesto Ordinario 2020.

Gustavo Vargas, gerente general del BNCR, destacó que el incremento del crédito será principalmente en colones.

El 70% del dinero prestado por la institución estatal es en moneda nacional, según el registro entregado a la Contraloría.

“Vemos un crecimiento para el 2020 en sectores como vivienda, construcción, turismo y en las pymes. Ahí focalizaremos los esfuerzos”, destacó Vargas.

En el BCR, el objetivo proyectado es que el saldo total de la cartera de crédito sea, en promedio, de ¢3,32 billones lo cual significaría un aumento del 5% frente al mismo periodo del 2019.

Douglas Soto, gerente general del Banco de Costa Rica, enfatizó que las proyección de crecimiento de la producción del país es del 2,2% para este año, por lo cual la expectativa es moderada.

“Hay indicadores que ya van siendo positivos. Pero no vemos mucha demanda de crédito. En el 2019, el crecimiento de la demanda de crédito (de todo el sector financiero) fue de 0,5%. En el 2020 no se ve un cambio significativo”, recalcó Soto.

El jerarca enfatizó que las oportunidades de crecer, para el BCR, estarán en servicios, construcción y vivienda.

Soto destacó que las previsiones del incremento del crédito pueden mejorarse con una mayor confianza de los consumidores costarricenses.

“Estos dos últimos años hubo situaciones que afectaron, como la huelga (de docentes en 2018), la aprobación de la reforma fiscal y la entrada en vigencia del IVA (impuesto sobre el valor agregado) afectó mucho”, dijo el funcionario.

En el caso del Banco Popular, la institución pública tiene proyectado que el saldo de la cartera de crédito pase de ¢2,59 billones, en diciembre del 2019, a ¢2,69 billones a final del presente año, es decir una tasa de crecimiento interanual de 3,8%, se detalla en el Plan Anual Operativo 2020 remitido a la CGR.

Para fundamentar el crecimiento de la cartera de préstamos, la entidad analizó el ciclo crediticio del país, y los meses de recuperación de los recursos prestados.

“Este ejercicio demuestra que el crecimiento que se obtendrá será posterior al cuarto mes del 2020, por lo tanto, a partir de ahí se considera una tasa de crecimiento que sea consistente con lo reflejado en los ejercicios de regresiones”, se destaca en su Plan Operativo.

Evolución real

El saldo mensual del crédito colocado por la banca pública muestra que, durante el 2019, hubo una baja constante en el monto de dinero prestado. Tal fenómeno se explica por la menor demanda de crédito por parte del sector privado, es decir personas y empresas

Dicha situación afectó de manera más relevante al Banco Nacional, según la información brindada por la entidad a la Sugef.

El saldo de dinero prestado por la entidad pública, a noviembre pasado, fue ¢4,18 billones, lo cual representa ¢186.840 millones menos, frente a los ¢4,37 billones colocados al mismo mes del 2018.

Los datos incluyen el monto de operaciones de crédito al día, en mora y en cobro judicial, se detalla en el sitio web de la Superintendencia.

En el caso del BCR, el saldo de préstamos a noviembre del 2019 fue de ¢2,78 billones, de decir ¢101.176 millones menos comparado con el saldo, al mismo mes de 2018, cuando ascendió a ¢2,88 billones.

El Popular reportó la menor reducción de la cartera de crédito. Hasta noviembre pasado, la entidad tenía prestados ¢2,54 billones al sector privado, lo cual significó ¢23.493 millones por debajo de los ¢2,57 billones al mismo mes del 2018, según Sugef.