Marvin Barquero. Hace 6 días
La decisión del Senasa permitirá a las carnicerías que se les vence el certificado de operación seguir comercializando en los próximos dos meses. Foto: Marcela Bertozzi
La decisión del Senasa permitirá a las carnicerías que se les vence el certificado de operación seguir comercializando en los próximos dos meses. Foto: Marcela Bertozzi

Durante dos meses calendario, a partir del 20 de marzo, los establecimientos que elaboran y comercializan alimentos de origen animal no tendrán que renovar el Certificado Veterinario de Operación (CVO), de acuerdo con un medida puesta en vigencia por el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

Este documento es incluso requisito para transportar animales y se renueva anualmente. La medida de posponer temporalmente su renovación se tomó ante la emergencia por el nuevo coronavirus covid-19, explicó la directora del Senasa, Silvia Niño.

De esta manera, para quienes se vence el documento en el periodo establecido no tendrán la obligación de renovarlo o actualizarlo. Por tanto, podrán seguir operando con el CVO anterior, detalló el Senasa.

Luego de transcurridos los dos meses, quienes estén en necesidad de renovar el CVO deberán cumplir con el requisito ante el Senasa.

En estos dos meses se mantendrá la emisión de certificados nuevos, por lo cual quien busque abrir un negocio de comercialización de productos de origen animal tendrá abierto el servicio.

La entidad informó de que hay 42.000 establecimientos registrados, pero no dijo a cuántos se les vence el permiso en estos dos meses. El negocio más conocido entre los que deben tener el CVO son las carnicerías.

Niño recordó que en el Reglamento General para el Otorgamiento del Certificado Veterinario de Operación se especifican los requisitos generales en el ámbito sanitario, como la ubicación, condiciones físicas y respeto ambiental. Estos se deben seguir cumpliendo tal como se solicitan.